Internacional

Fernández podría ser alcanzada por presunto lavado de dinero

La expresidenta argentina Cristina Fernández podría ser alcanzada en una causa judicial por presunto lavado de dinero en la que fue detenido un poderoso empresario cercano a su Gobierno, señaló el miércoles el fiscal Guillermo Marijuán.

Por Buenos Aires/DPA

Crisitna Fernández , expresidenta de Argentina. (AP).
Crisitna Fernández , expresidenta de Argentina. (AP).

"Después de más de 30 años en el Ministerio Público, si hay algo que aprendí, es que cuando empezamos una investigación no descartamos ninguna línea de investigación, ni ningún nombre de otra persona", respondió Marijuán a la pregunta del canal Todo Noticias sobre si la causa podría "salpicar" a los Kirchner.

El empresario Lázaro Báez, cercano a Fernández  (2007-2015) y a su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner (2003-2007), fue detenido el martes por orden de la Justicia en un operativo policial con gran impacto mediático.

Báez recibió millonarios contratos de obra pública durante los gobiernos kirchneristas y, a su vez, se investigan diferentes vínculos comerciales que podría haber tenido con el matrimonio de los Kirchner. Es ​investigado por presunto lavado de dinero a través de una compañía financiera.

El fiscal Marijuan aseguró que la causa por la que quedó detenido Báez es "muy grande y voluminosa", y sostuvo que hay "un montón de hechos" que se sumaron a la investigación en el último tiempo.

En declaraciones a radio Continental, añadió que existen "una numerosa cantidad de pruebas" y advirtió que "hay un montón de causas que guardan algún tipo de relación".

Marijuán no descartó que alguna "línea de investigación" llegue hasta Fernández, cuya presentación ante la Justicia el próximo miércoles por otra causa genera creciente expectativa. Báez prestaba declaración este mediodía ante el juez Sebastián Casanello. ​

El empresario es señalado en diversas denuncias como testaferro de Fernández, junto con quien quedó registrado en varias imágenes durante una visita al Mausoleo que construyó Austral Construcciones -propiedad de Báez- en el cementerio de Río Gallegos, en homenaje al fallecido ex presidente Kirchner.

Esta no es la primera detención vinculada al kirchnerismo desde que Mauricio Macri asumió el Gobierno el pasado 10 de diciembre. El último sábado fue apresado el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime en una causa que investiga sobreprecios en la compra de material ferroviario a España y Portugal.

Jaime estuvo a cargo del área de Transporte entre 2003 y 2009, durante todo el Gobierno de Néstor Kirchner y los primeros dos años del primer mandato de Cristina Fernández.

El exfuncionario ya fue condenado por otras tres causas, entre ellas la tragedia ferroviaria de Once, en la que murieron 51 personas en 2012. De todos modos, seguía libre hasta que se confirmaran las sentencias.

La diputada Margarita Stolbizer (GEN) apuntó el miércoles duramente contra Fernández de Kirchner y su fallecido esposo al denunciar que "el crecimiento patrimonial" de los detenidos Báez y Jaime "no se puede explicar" y "es apenas una partecita de lo que tributaron a la corona", en alusión al matrimonio que gobernó Argentina entre el 2003 y el 2015.

"Siento esto como un desfile donde las figuras más importantes son las que llegan al final. Muchos deben estar inquietos por las cosas que va a decir (Báez)", dijo la legisladora al canal TN.

"Báez es un socio comercial, de negocios muy importantes de Cristina Fernández. Después habrá que ver si, además, es testaferro, que es nuestra hipótesis", añadió.

Por otra parte, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (oficialista), calificó como "un disparate" que la detención de Báez se haya producido para "tapar" el escándalo de las empresas offshore vinculadas a Macri en Panama Papers, las investigaciones del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán "SüddeutsqcheZeitung".

En declaraciones a radio La Red, el senador dijo que es "muy impresionante" la detención de Báez porque, afirmó, "tuvo mucha protección" durante el Gobierno de Fernández de Kirchner.

De este modo, Pinedo salió al cruce de las especulaciones que señalaron la coincidencia de las mediáticas detenciones de Báez y Jaime con el escándalo de "Panamá Papers" y, también, con los fuertes aumentos de tarifas -energía, combustibles y transportes- que dispuso el Gobierno de Macri, en un contexto de recortes y de miles de despidos de empleados estatales.