Internacional

Fiscalía de Marylan dice que muerte de Freddie Gray, estando en custodia policial, fue homicidio

 La Fiscalía de la ciudad estadounidense de Baltimore anunció este viernes que presentará cargos criminales contra seis agentes de policía por la muerte de un joven negro de 25 años que se encontraba bajo arresto.

Por Baltimore/Agencias

La fiscal Marilyn Mosby durante la conferencia de prensa en donde anuncio cargos contra seis policías. (Foto Prensa Libre: AP).
La fiscal Marilyn Mosby durante la conferencia de prensa en donde anuncio cargos contra seis policías. (Foto Prensa Libre: AP).

La fiscal local Marilyn Mosby  (un mujer negra que se presentó como hija y nieta de agentes policiales), adelantó que su oficina ya emitió las órdenes de arresto de los seis policías implicados en la muerte del joven Freddy Gray, que desató violentos disturbios en los últimos días en Baltimore.

“Los resultados de nuestra amplia investigación independiente, sumados al informe del examen médico que determinó que la muerte del Sr. Freddie Gray fue un homicidio, nos llevan a la convicción de que tenemos causas probables para presentar cargos criminales”, dijo Mosby en una conferencia de prensa.

Los agentes deberán responder por varios cargos, incluyendo homicidio en segundo grado, homicidio involuntario, lesiones corporales graves, arresto irregular e indisciplina, adelantó la fiscal.

Pide llegar al fondo de las investigaciones

Este mismo viernes, el presidente Barack Obama dijo que consideraba “vital”  que las investigaciones lleguen al fondo del episodio que terminó con la muerte de Gray.



El presidente Barack Obama pidió llegar hasta las últimas consecuencias en la investigación. (Foto Prensa Libre: AP).
El presidente Barack Obama pidió llegar hasta las últimas consecuencias en la investigación. (Foto Prensa Libre: AP).


“Es absolutamente vital que se llegue a la verdad”  respecto a lo ocurrido, dijo Obama en la Casa Blanca. “Debe hacerse justicia” , añadió el presidente estadounidense.

“Los habitantes de Baltimore quieren, más que cualquier otra cosa, la verdad. Es también lo que todos esperan en todo el país”, añadió.   

Arresto ilegal

De acuerdo con Mosby, los agentes “arrestaron ilegalmente”  a Gray ya que “no se había cometido ningún crimen”.

Para la fiscal, los agentes no tenían ningún elemento concreto para proceder al arresto de Gray y además ignoraron reiteradamente sus pedidos de ayuda médica.



Habitantes de Baltimore celebran el anuncio de la fiscalía de Maryland que presentará cargos contra seis policías. (Foto Prensa Libre: EFE).
Habitantes de Baltimore celebran el anuncio de la fiscalía de Maryland que presentará cargos contra seis policías. (Foto Prensa Libre: EFE).


Gray, dijo Mosby, “sufrió heridas severas y críticas en el cuello como resultado de la operación para esposarlo y controlarlo”  dentro del automóvil policial donde fue colocado.

Ese vehículo, que debía transportar a Gray a una comisaría en Baltimore, realizó tres paradas en su trayecto, y en una de esas oportunidades los agentes subieron a otro joven, sospechoso en un caso no relacionado.

El oficial que conducía la camioneta, Caesar Goodson, llegó a verificar el estado de Gray “pero en ningún momento atendió a los pedidos de ayuda médica” , dijo la fiscal.

La sargento de policía Alicia White, en tanto, percibió que Gray se encontraba inconsciente en el piso de la camioneta policial, “pero no hizo nada” .

Gray murió el pasado 19 de abril a causa de lesiones en la columna vertebral, una semana después de ser arrestado

Luego de su funeral se desataron violentas protestas en Baltimore que motivaron la movilización de la Guardia Nacional y la implementación de un toque de queda nocturno en la ciudad.



El caso de Freddie Gray ha movilizado protestas en múltiples ciudades de EE. UU. donde ha habido enfrentamientos con la Policía. (Foto Prensa Libre: AP).
El caso de Freddie Gray ha movilizado protestas en múltiples ciudades de EE. UU. donde ha habido enfrentamientos con la Policía. (Foto Prensa Libre: AP).


Júbilo por el anuncio

El anuncio de Mosby fue recibido este viernes con gritos de júbilo y ruido de bocinas por manifestantes que acompañaban la conferencia de prensa en una plaza frente a la sede municipal, que en los últimos días fue el escenario principal de las protestas.

La mayoría de los habitantes de Baltimore esperaba que Mosby anunciara el caso seguía bajo investigación, ya que el jefe de la policía, Anthony Batts, había presentado su informe apenas en la víspera.

Gray se convirtió en el más reciente capítulo de un intenso debate nacional sobre alegaciones de brutalidad policial contra ciudadanos negros, especialmente jóvenes.

En el caso más famoso, un agente de policía blanco abatió a balazos el año pasado a un adolescente negro desarmado en Ferguson, Misuri, pero fue absuelto por la justicia.

Continúa toque de queda en Baltimore

Decenas de militares deslumbran con sus linternas a los viandantes, les piden que se identifiquen y vuelven a sus vallas de hormigón y acero, desde las que vigilan el cumplimiento de un silencioso toque de queda que se ha adueñado durante tres días de una ciudad desangelada.



Un mural en Baltimore representa a Freddie Gray, el joven que murió supuestamente, a manos de policías el 19 de abril último. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un mural en Baltimore representa a Freddie Gray, el joven que murió supuestamente, a manos de policías el 19 de abril último. (Foto Prensa Libre: AFP).


“Aunque hemos tenido dos días de paz y silencio, todavía tenemos un fin de semana que atravesar”, avisó hoy durante una rueda de prensa el jefe de Policía de Baltimore, Anthony Batts, en respuesta a quienes exigen el fin de un toque de queda que ha convertido las noches de la ciudad en el escenario de una película del oeste.

Periodistas, policías y militares, las únicas personas que pueden circular libremente, miran a derecha e izquierda en cada esquina antes de girar hacia una calle desierta, de edificios destartalados, ventanas cerradas y basura, a la que el viento hace girar como si fuera las plantas rodantes de un desierto.

“¿No tienen miedo de estar aquí? (...) El lunes fue más divertido, había más gente”, dice a Efe un miembro de la Guardia Nacional de origen filipino, mientras sostiene una metralleta y hace girar una porra de madera de casi medio metro, que aterriza cerca de su escudo de plástico.

Junto a él, otro agente de la Guardia Nacional, se ajusta unos guantes negros, deja entrever un tatuaje en el antebrazo y se dirige a uno de los puntos de control instalados en “Sandtown”, el barrio donde residía Freddie Gray.