Internacional

Fiscalía mexicana busca a exgobernador por corrupción

Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, está desaparecido y el gobierno de México lo busca por presuntos casos de corrupción.

Por Ciudad de México/AP

Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, es buscado por corrupción. (Foto Prensa Libre: AP)
Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, es buscado por corrupción. (Foto Prensa Libre: AP)

Aunque se desconoce su paradero, se cree que no ha salido del país. Así lo indicó este miércoles el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, segundo a cargo del gobierno de Enrique Peña Nieto, en entrevista con Radio Fórmula.    

Duarte es integrante del gobernante Partido Revolucionario Institucional  (PRI), pero Osorio Chong negó que el ejecutivo haya hecho algún acuerdo para facilitar su fuga. Asimismo, recordó que la fiscalía de México fue el órgano que comenzó el proceso para decretar su orden de aprehensión.    

Osorio Chong agregó que la prioridad del Gobierno es detenerlo y se mostró convencido de que el exmandatario será capturado. Además, aseguró que las autoridades migratorias no tienen información de que haya salido legalmente del país.   

Javier Duarte gobernó Veracruz desde el 1 de diciembre del 2010 y hasta el 12 de octubre de este año, cuando pidió licencia para dejar el cargo a la asamblea estatal y ésta se la concedió.    

Violencia

  • 16 periodistas fueron asesinados en Veracruz durante mandato de Javier Duarte.

Para entonces, la fiscalía federal ya tenía abiertas al menos dos investigaciones de corrupción en su contra por enriquecimiento ilícito, malversación de fondos e incumplimiento de los deberes del funcionario público y, desde septiembre, el PRI le había despojado de sus derechos partidarios.    

Duarte ha sido uno de los gobernadores más criticados del país, en especial desde que el PRI perdió las elecciones en Veracruz en junio último.

Durante su mandato han sido constantes las denuncias de corrupción y la violencia vinculada con el crimen organizado se multiplicó con numerosos asesinatos sin resolver, incluidos los homicidios de 16 periodistas y cientos de desapariciones.   

Su mandato debía finalizar el 30 de noviembre y antes de desaparecer rechazó las denuncias en su contra. Siempre aseguró que no tiene cuentas en el extranjero ni propiedades dentro o fuera de México.