Internacional

Peña Nieto acepta reunirse con padres de familia

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, aceptó reunirse con los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en el sur de México, que el domingo le exigieron un encuentro tras conocer un informe independiente que desmiente la investigación oficial.

Por Ciudad de México/AFP

<em>Padres de familia de los estudiantes desaparecidos exigen justicia a Peña Nieto. (Foto Hemeroteca PL).</em>
Padres de familia de los estudiantes desaparecidos exigen justicia a Peña Nieto. (Foto Hemeroteca PL).

Tengo total disposición para reunirme nuevamente con los padres de los alumnos de la escuela de Ayotzinapa, una vez que estén presentes todos los expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH) que elaboraron el informe, dijo Peña Nieto durante un evento publico este lunes.

El presidente, que se reunió solo una vez con los familiares de los estudiantes, sostuvo que tiene una “invariable y permanente disposición de estar cerca”  de los humildes padres, quienes en el último año han recorrido México, parte de Estados Unidos y algunos países de Europa buscando apoyo para la localización de sus hijos.

Peña Nieto se refirió a las “diferencias”  que arroja el informe de los expertos independientes con respecto a la investigación oficial.

Mientras la fiscalía sostiene que un importante número de estudiantes fueron incinerados en un basurero de Cocula, Guerrero, el informe sostiene que no hay evidencia científica que lo sustente.

Dichas diferencias podrían “superarse con nuevos peritajes que nos permitan tener mayor certeza de lo allí sucedido” , dijo el mandatario. Tras conocer el informe de unas 500 palabras, los padres de familia reclamaron el domingo que Peña Nieto les “dé la cara directamente”  para hablar del “crimen de Estado”.

A dos semanas de que se cumpla un año de este crimen que conmocionó al mundo y golpeó al gobierno de Peña Nieto, los padres de los estudiantes dijeron que harán un ayuno de 43 horas antes de encabezar una nueva marcha multitudinaria el 26 de octubre para pedir justicia.

Defienden versión

La Procuraduría General de la República  (PGR, fiscalía) de México insistió hoy en que los estudiantes que desaparecieron hace casi un año en Iguala fueron quemados en un basurero del municipio de Cocula, si bien ahora matizó que no puede asegurar que fueron los 43.

“Estamos seguros que (...) fueron quemados un número importante”  de estudiantes en el basurero de Cocula, declaró a Imagen Radio el jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón, al responder al informe presentado el domingo por los expertos de la CIDH que estudian el caso desde hace seis meses.

Dijo que no puede afirmar “que fueron los 43, pero sí un grupo importante”  de ellos, ya que los peritajes realizados por la PGR y que están en el expediente del caso “son contundentes” .

“Que agentes de inteligencia militar estuvieron en los acontecimientos, eso es razón suficiente para que haya una reapertura de la investigación completa de la fiscalía", estima Raúl Benítez Manaut.

Sin embargo, el especialista peruano en incendios José Torero, contratado por el grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH) , concluyó que no hay evidencia que permita asegurar que los jóvenes, ni siquiera uno de ellos, fueron quemados en el basurero.

Dicho peritaje contradice la versión oficial ofrecida el pasado mes de enero por el entonces fiscal, Jesús Murillo, según la cual los jóvenes fueron asesinados por miembros del cartel Guerreros Unidos e incinerados en una enorme hoguera que ardió durante horas.

Al insistir en esta versión, Zerón indicó que “una de las pruebas”  que tienen llegó de parte del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck  (Austria) , que les “confirmó la presencia de uno de los estudiantes en ese lugar” .

Zerón aludió a la identificación de Alexander Mora, uno de los 43 alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa que desaparecieron el 26 de septiembre del  2014 tras una ola de ataques armados, a partir de un resto hallado en la vera del Río San Juan, aledaño al basurero.

“Queda claro que el gobierno es responsable”  porque “se podían haber salvado vidas y no lo hicieron” , dijo Santiago Canton, director ejecutivo de derechos humanos en Washington.

No obstante, el equipo de forenses argentinos que participa en la investigación explicó hace meses que cuando llegó a la vera del río San Juan la bolsa de donde fue extraída la muestra que permitió la identificación de Mora ya estaba abierta.

“No existen elementos científicos suficientes”  para vincular los restos hallados en el basurero con los recuperados en el Río San Juan", señaló entonces el equipo.

Si en el informe se documenta “que agentes de inteligencia militar estuvieron en los acontecimientos, eso es razón suficiente para que haya una reapertura de la investigación completa”  de la fiscalía, estimó Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad nacional de la pública Universidad Nacional Autónoma de México  (UNAM) .

La fiscal general, Arely Gómez, señaló el domingo que analizará los nuevos elementos que aporta el informe independiente para integrarlos a la investigación oficial, pero no respondió preguntas sobre el papel que jugó el ejército.