Internacional

Francia abre investigación penal contra régimen sirio por "crímenes contra la humanidad"

La investigación es por "crímenes contra la humanidad" y no por "crimenes de guerra" como fue indicado en un primer momento por fuentes cercanas al caso

Por París/AFP

Fotógrafo aparece con una capucha azul y la prensa en ningún momento le pudo ver el rostro
Fotógrafo aparece con una capucha azul y la prensa en ningún momento le pudo ver el rostro

Una investigación penal por crímenes contra la humanidad fue abierta en Francia contra el régimen sirio de Bachar al Asad por hechos acaecidos entre el  2011 y el 2013, informaron el martes recién pasado fuentes coincidentes.

La Fiscalía de París abrió el 15 de septiembre recién pasado una investigación preliminar contra persona desconocida, a requerimiento del Ministerio de Asuntos Exteriores, indicó una fuente cercana al caso, información confirmada por una fuente diplomática.

La investigación se basa en particular en el testimonio de César un exfotógrafo de la Policía militar siria que huyó del país en julio del 2013 con unas 55.000 imágenes de gran dureza de cuerpos torturados.

"Nosotros establecimos un contacto con César, que trabajaba en Damasco, después, ante el horror, buscó la manera de huir, pero lo convencimos de que permaneciera en su puesto para que siguiera enviándonos fotos" Imadeddine Rashid, compañero de Cesar.

Exteriores señaló los hechos al fiscal de París en virtud del artículo 40 del código penal francés, que obliga a toda autoridad pública a transmitir a la justicia las informaciones en su posesión si tiene conocimiento de un crimen o delito, explicó la fuente cercana al caso.

Los investigadores de la Oficina Central de Lucha contra los Crímenes Contra la Humanidad y Crímenes de Guerra (OCLCHGCG) están encargado de las pesquisas, a partir de miles de fotos de torturas acumuladas durante dos años por "César", fotógrafo a las órdenes del régimen sirio hasta que fue expatriado de Siria en julio de 2013. Dice que trabajó en una unidad de documentación de la policía militar siria.

El anuncio de esta investigación se produce cuando la crisis siria está siendo abordada por la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

César, el fotógrafo que acusa al régimen de Asad

El misterioso César, cuyo testimonio permitió la demanda por "crímenes contra la humanidad" presentada por Francia contra el régimen de Bachar al Asad, fue fotógrafo del servicio de documentación de la Policía militar siria, antes de huir de ese país.



Un hombre lee el libro, "Operación César, en el corazón de la máquina siria de la muerte", que detalla las fotografías de torturas y masacres cometidas, supuestamente por el regimen de Bashar al Asad. (Foto Prensa Libre: AFP).
Un hombre lee el libro, "Operación César, en el corazón de la máquina siria de la muerte", que detalla las fotografías de torturas y masacres cometidas, supuestamente por el regimen de Bashar al Asad. (Foto Prensa Libre: AFP).


Horrorizado por las miles de fotos de cuerpos torturados que tomó en las cárceles del régimen sirio entre el 2011 y el 2013, César contactó con la oposición, que le pidió juntar la mayor cantidad de clichés posibles y organizó su salida de ese país, lo que fue logrado gracias a una estratagema que hizo que se lo considerara muerto.

Actualmente vive en Francia junto con varios miembros de su familia, de incógnito y bajo rigurosa protección policial.

"Durante dos años, César trabajó en una unidad de documentación de la Policía militar. El régimen hizo de él el fotógrafo de uno de los peores crímenes contra la humanidad", afirmó en marzo recién pasado, en una conferencia de prensa en la que fueron presentadas varias de sus fotos, Hassan Shalabi, miembro de la red que organizó su fuga.

"El informe de César atestigua la crueldad sistemática del régimen de Bashar al Asad", Laurent Fabius, canciller francés.

"Nosotros establecimos un contacto con César, que trabajaba en Damasco", "después, ante el horror, buscó la manera de huir, pero lo convencimos de que permaneciera en su puesto" para que siguiera enviándonos fotos, agregó Imadeddine Rashid, que también participó en la operación para sacarlo de Siria.

"El informe de César -miles de fotos espantosas, autentificadas por numerosos expertos, que muestran cadáveres torturados y muertos de hambre en las prisiones sirias-- atestigua la crueldad sistemática del régimen de Bashar al Asad", declaró el martes en Nueva York el canciller francés, Laurent Fabius, que participaba en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La cancillería francesa dio cuenta de esos hechos a la justicia, que abrió el 15 de septiembre recién pasado una investigación preliminar contra persona desconocida por "crímenes contra la humanidad".

La investigación fue encargada a la Oficina Central de Lucha contra los Crímenes Contra la Humanidad y Crímenes de Guerra (OCLCHGCG).

240,000

  • muertos ha causado la guerra civil en Siria desde el 2011, según organismos internacionales.

Las fotos de César podrían servir también de base a la preparación de un expediente de cargo contra el presidente Bashar al Asad ante un tribunal penal internacional.

En julio del 2014, el fotógrafo atestiguó ante el Congreso de Estados Unidos, en el que presentó varias fotos.

En una entrevista publicada en el portal del semanario L'Obs, César afirmó que quiere "mostrar el verdadero rosto de Bachar al Asad, el de un dictador que hizo derramar mucha sangre".

Su historia ha sido contada por una periodista francesa, Garance Le Caisne, en un libro que será publicado el 7 de octubre con el título "Opération César - Au coeur de la machine de mort syrienne" (Operación César, el en centro de la máquina de muerte siria).