Internacional

México quiere interrogar a Sean Penn y Kate del Castillo sobre su encuentro con el Chapo

La recaptura al estilo de Hollywood de Joaquín “el Chapo” Guzmán dio otro giro el domingo luego de que se conociera que las autoridades mexicanas buscan interrogar al actor estadounidense Sean Penn sobre su entrevista clandestina con el capo mexicano.

Por México/AFP

El actor estadounidense Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo están la mira por entrevista con el Chapo. (Foto Prensa Libre: AFP)
El actor estadounidense Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo están la mira por entrevista con el Chapo. (Foto Prensa Libre: AFP)

Una fuente del gobierno federal dijo que la fiscalía quiere hablar con Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo sobre su encuentro con Guzmán en octubre, tres meses antes de su recaptura.

“La información es correcta, claro, es para deslindar responsabilidades”, dijo la fuente bajo anonimato, después de que la revista Rolling Stone publicara el sábado en su sitio web la entrevista concedida al actor por “el Chapo” en octubre pasado, gracias a la ayuda de Kate del Castillo.

Una segunda fuente del gobierno federal dijo que no estaba claro si los actores habrían cometido un delito.

Un reportero puede entrevistar a un presunto narcotraficante, pero “ellos no son periodistas”, añadió.

La fuente dijo además que esos encuentros ayudaron a las autoridades a dar con el paradero del narcotraficante de 58 años, que fue arrestado el viernes en la costeña ciudad de Los Mochis, de su natal Sinaloa, en una incursión militar.



Prisión de alta seguridad El Altiplano, en el estado de México, donde fue recluido de nuevo Gusmán. (AP)
Prisión de alta seguridad El Altiplano, en el estado de México, donde fue recluido de nuevo Gusmán. (AP)


La fiscal general, Arely Gómez, reveló el viernes que el capo sostuvo reuniones con actrices y productores de los que no dio nombres, con “la intención” de protagonizar una película sobre su vida, lo que ayudó en parte a descubrir su ubicación.

Esos encuentros constituyen “una nueva línea de investigación”, expuso Gómez.

Mike Vigil, exdirector de operaciones internacionales de la agencia antidrogas estadounidense DEA, descartó que Penn sea acusado por esa entrevista.

“Dudo seriamente que se presenten cargos contra ellos, a pesar de que Sean Penn tomó medidas extraordinarias para que su teléfono no fuera rastreado”, comentó.

EE. UU. está irritado por declaraciones

El domingo, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, afirmó que durante la entrevista con Penn Guzmán se jactó “de las grandes cantidades de heroína que distribuyó por todo el planeta, incluido Estados Unidos”, lo que “irritó”  a la presidencia estadounidense.

“Esto plantea muchas preguntas interesantes sobre él y otros implicados en esta supuesta entrevista. Vamos a ver qué pasa”, agregó McDonough en el programa “Estado de la nación” de la cadena televisiva CNN.

Abrazo de compadre

Rolling Stone publicó una fotografía tomada el 2 de octubre que muestra a Penn vistiendo una playera negra y saludando con la mano al bigotudo líder del cartel de Sinaloa, de camisa azul.

Penn escribió que el capo le dio un gran abrazo cuando se conocieron en algún sitio selvático, y que obtuvo siete horas de entrevistas presenciales y telefónicas sobre sus actividades delictivas.

“Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que cualquiera en el mundo”, dijo entre tragos de tequila a Penn en una sorprendente admisión sobre el tamaño de su negocio ilegal.

Rolling Stone también publicó un video que muestra a Guzmán sin bigote, contando que trafica drogas desde antes de los 15 años porque en su pueblo natal, La Tuna, “no había oportunidades de trabajo”.



Actor estadounidense Sean Penn, quien entrevistó a Guzmán en octubre pasado. (AFP)
Actor estadounidense Sean Penn, quien entrevistó a Guzmán en octubre pasado. (AFP)


En mensajes de texto que intercambiaron después de la reunión, Guzmán comentó con Penn una incursión militar efectuada el 6 de octubre que casi deriva en su recaptura.

El Chapo le restó importancia a las lesiones que sufrió en el rostro y una pierna al evadir ese operativo.

“No es como ellos lo dicen, sólo me duele la pierna un poco”, dijo Guzmán.

Las autoridades dijeron que los marinos no dispararon contra el narcotraficante porque estaba acompañado de dos mujeres y una niña, y que se lastimó él solo en una caída.

Extradición a EE. UU.

La entrevista de Rolling Stone se difundió horas después de que la fiscalía anunció que busca que “el Chapo” sea extraditado a Estados Unidos, un giro de la posición del presidente Enrique Peña Nieto, quien se oponía a enviarlo a cárceles de ese país antes de que se fugará del penal de máxima seguridad El Altiplano, situado a 90 km de la capital mexicana.

La fiscalía mexicana informó el sábado que recibió dos solicitudes de extradición el año pasado por acusaciones de varios delitos graves, incluido narcotráfico y asesinato, por lo que obtuvo órdenes de detención con fines de extradición.

“Con la recaptura de Guzmán Loera se deberá dar inicio a los respectivos procedimientos de extradición”, indicó la fiscalía en un comunicado en el que no se mencionó una fecha para el arranque de ese proceso que contempla el derecho de “el Chapo” a apelar.



Hotel de la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, México, a donde fue llevado Guzmán luego de su captura. (AP)
Hotel de la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, México, a donde fue llevado Guzmán luego de su captura. (AP)


“No debe ser extraditado porque en México hay una Constitución justa”, reclamó Juan Pablo Badillo, uno de los abogados del capo, afuera del penal El Altiplano, al que fue reenviado Guzmán.

De ese penal había escapado la noche del 11 de julio por un túnel de 1.5 km con entrada en la regadera de su celda que recorrió en minutos a bordo de una motocicleta adaptada para rieles.

Refuerzan penal con acero

Tras la fuga, el piso de las celdas se reforzó con varillas de acero que se cruzan cada 10 centímetros.

“el Chapo”  fue arrestado después de una incursión militar en una casa de Los Mochis, Sinaloa, que derivó en una balacera con un saldo de cinco presuntos delincuentes muertos y otros seis detenidos.

El capo y su jefe de seguridad se escaparon durante la balacera por los pasadizos del drenaje subterráneo, del que salieron por una alcantarilla, robaron un automóvil y tomaron una carretera, donde fueron interceptados por los militares.

La noticia de la recaptura de Guzmán dio un inesperado giro de película cuando un funcionario federal mexicano aseguró que las fuerzas de seguridad localizaron en cierto momento al narcotraficante más buscado del mundo gracias a una entrevista secreta que concedió a Sean Penn.       

La entrevista de Penn con Guzmán, que escapó dos veces de prisiones mexicanas de máxima seguridad, se habría hecho en un lugar no revelado de México en octubre pasado, unos dos meses antes de que Guzmán fuera recapturado el viernes en Los Mochis, Sinaloa, después de estar prófugo seis meses.       



Joaquin "el Chapo" Guzman fue presentado a la Prensa por las autoridades mexicanas. (AP)
Joaquin "el Chapo" Guzman fue presentado a la Prensa por las autoridades mexicanas. (AP)


En la entrevista, Guzmán defiende su trabajo como líder de la red de narcotráfico más grande del mundo. Cuando se le pregunta si es responsable de las altas tasas drogadicción, responde: “No, eso es falso. El día que yo no exista, no va a mermar lo que es nada el tráfico de drogas”.

En el artículo, Penn describe las complejas medidas de seguridad que tomó antes de su encuentro clandestino, que al parecer no fueron suficientes. El funcionario federal mexicano —que pidió guardar el anonimato por no estar autorizado a hacer declaraciones públicas sobre el caso— aseguró que fue la entrevista de Penn lo que llevó a las autoridades hasta Guzmán en una zona rural del estado de Durango en octubre.       

Las autoridades que luego incursionaron en la zona decidieron no abrir fuego en esa ocasión porque Guzmán estaba acompañado de dos mujeres y una niña. En esa ocasión pudo escapar, pero las fuerzas de seguridad pudieron rastrearle una vez más hasta una casa en Los Mochis, donde efectivos de la Marina mexicana lo capturaron el viernes tras una balacera en el que murieron cinco personas.

El encuentro entre el actor estadounidense y Guzmán se produjo en Tamazula, un poblado en el estado de Durango —colindante con su natal Sinaloa—, agregó el funcionario. La procuradora general de México, Arely Gómez, dijo el viernes que el contacto de Guzmán con actores y productores para una posible película biográfica ayudó a las autoridades a seguir la pista y capturar al narcotraficante más famoso del mundo.

En su artículo para Rolling Stone, Penn escribió que Guzmán estaba interesado en que se rodara una película sobre su vida. Guzmán quería que la actriz mexicana Kate del Castillo, que facilitó el encuentro entre el actor y el capo, participara en el proyecto. “Le interesaba ver la historia de su vida contada en el cine, pero sólo confiaría en Kate para contarla”, afirmó el actor, que aparece en una foto incluida en la entrevista estrechando la mano de Guzmán, que se muestra con el rostro descubierto.       

Los representantes de Penn no han hecho declaraciones por el momento sobre lo dicho por las autoridades mexicanas.        Previamente el sábado, un funcionario policial mexicano dijo que México está dispuesto a extraditar a Guzmán a Estados Unidos, un cambio radical en la posición que expresó el gobierno mexicano tras la segunda captura del capo en el 2014.       “México está listo. Hay planes de cooperación con Estados Unidos”, dijo el funcionario, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a comentar el caso.

Sin embargo, el funcionario advirtió que podría producirse una larga espera hasta que la fiscalía estadounidense pueda ponerle las manos a Guzmán. “Se tiene que desahogar un proceso jurídico y la defensa tiene sus elementos jurídicos también”, informó.

Altos cargos del partido del presidente, Enrique Peña Nieto, plantearon también la idea de una extradición, que habían rechazado de plano antes de la bochornosa fuga de Guzmán de la prisión mexicana de máxima seguridad el 11 de julio. Fue la segunda ocasión en la que escapaba de una prisión mexicana.

No obstante, aunque las autoridades mexicanas acepten el traslado, el abogado de Guzmán Juan Pablo Badillo dijo al periódico Milenio que la defensa ya ha presentado seis mociones contra las solicitudes de extradición. “Pueden impugnar al juez, la causa probable, el proceso” , dijo Juan Masini, ex enlace del Departamento de Justicia de Estados Unidos en la embajada estadounidense en México. “Por eso puede llevar mucho tiempo. No lo apelarán todo de una vez... pueden hacerlo poco a poco, alargarlo de esta manera”.

Después de su captura, el jefe del poderoso cártel de Sinaloa fue trasladado al aeropuerto de Ciudad de México, trasladado hasta un helicóptero ante la mirada de los medios y enviado de vuelta a la misma prisión de la que había escapado. Las peticiones para una extradición rápida son las mismas que en febrero de 2014 tras la anterior captura de “el Chapo”, que enfrenta cargos por tráfico de drogas en varios estados estadounidenses.      

En ese año, el gobierno de México insistió en que podía hacerse cargo de un hombre que ya se había escapado de una cárcel de máxima seguridad, alegando que primero debía pagar su deuda con la sociedad mexicana. El entonces procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo que la extradición podría hacerse efectiva sólo cuando “el Chapo” cumpliera su sentencia en México, “unos 300 o 400 años después”. Entonces Guzmán se fugó por segunda vez el 11 de julio ante las narices de los guardias y funcionarios de la cárcel más segura del país, valiéndose de un túnel sofisticado que mostró la profundidad de la corrupción en el país y puso en vergüenza al gobierno de Peña Nieto.

Guzmán también escapó de una prisión de máxima seguridad en 2001, cuando cumplía una sentencia de 20 años de cárcel. Según versiones, “el Chapo” se escondió en un carrito de lavandería, aunque algunos expertos dudan de esas aseveraciones. Guzmán pasó entonces 13 años prófugo.



Portada en internet de la revista "Rolling Stone" que muestra el encuentro entre Sean Penn y "el Chapo" Guzmán. (internet)
Portada en internet de la revista "Rolling Stone" que muestra el encuentro entre Sean Penn y "el Chapo" Guzmán. (internet)


Uno de los constructores de túneles más importantes de su red llevó a las autoridades hasta el barrio de Los Mochis que las autoridades vigilaron durante un mes, dijo Gómez. El equipo notó mucha actividad en la casa el miércoles y la llegada de un automóvil el jueves por la mañana. Las autoridades pudieron determinar que Guzmán estaba dentro de la vivienda, informó la procuradora.

Los miembros de la Marina se vieron recibidos a disparos al acercarse. Guzmán y su jefe de seguridad, Iván Gastelum o “el Cholo Iván”, pudieron escapar por el sistema pluvial de la ciudad hasta la calle, donde huyeron en vehículos. Los marinos los siguieron por las cañerías y después se acercaron siguiendo los avisos sobre dos hombres en vehículos robados, hasta detenerlos en la autopista.

El siguiente paso es crucial para Guzmán, cuya organización envía toneladas de cocaína y marihuana, además de fabricar y transportar metanfetaminas y heroína, sobre todo a Estados Unidos.

Según un comunicado de la oficina de la Procuraduría General de México, Estados Unidos presentó una solicitud de extradición el 25 de junio, mientras Guzmán estaba detenido, y otra el 3 de septiembre, cuando estaba prófugo. El gobierno mexicano determinó que ambas solicitudes estaban amparadas por el tratado de extradición y las envió a un comité de jueces federales, que emitieron órdenes de detención el 29 de julio y el 8 de septiembre, tras la fuga de Guzmán.

Seis meses o seis años para extraditarlo

Estas órdenes judiciales no son de extradición aún, sino el inicio de un proceso hacia una posible extradición. La ley indica que ahora que Guzmán fue recapturado, México debe iniciar el proceso de nuevo.

En caso de que todo se agilice, el menor tiempo para que Guzmán sea extraditado sería seis meses, dijo un funcionario federal que habló bajo condición de anonimato, pero esto es improbable debido a las esperadas apelaciones de la defensa.

Aunque suelen verse rechazadas, cada una de estas apelaciones implica que un juez debe programar una audiencia. Eso podría tardar semanas o meses, lo cual demora la extradición, dijo la fuente. “Tenemos casos que llevan seis años”, agregó.

¿Quién es Sean Penn?

El actor estadounidense Sean Penn, ganador de dos óscar y respetada figura de Hollywood, multiplicó las iniciativas por fuera del mundo del cine, en solidaridad con Haití, para denunciar los efectos del cambio climático... o para entrevistar al capo del naroctráfico Joaquín El Chapo Guzmán.

Como integrante de la “brat pack”, una camada de jóvenes actores que renovó Hollywwood en los años 1980, y marido en esa década de la superestrella Madonna, Penn atrajo la atención del público mucho antes de que ganara las estatuillas doradas por sus papeles en el drama Río Místico, en el 2003, y la biografía Milk, en el 2008.

Pero su labor humanitaria y su compromiso político no han sido los de un actor que solo busca aparecer en los grandes medios de comunicación.





Una semana después del devastador terremoto del 2010 en Haití, Penn viajó al empobrecido país. Se instaló en una pequeña tienda de campaña, con una pistola Glock a su lado por razones de seguridad, y repartió medicinas, cargó pesadas bolsas de arroz y lavó pisos. 

El grupo sin fines de lucro que fundó, J/P Haitian Relief Organization, ahora emplea a más de 300 trabajadores.

Cinco años antes, tras el huracán Katrina, que arrasó la ciudad de Nueva Orleans, Penn atravesó las zonas anegadas para ayudar a las poblaciones afectadas. “Exhibiendo una mezcla de valentía, altruismo y temeridad”, trasladó a nado a gente atrapada en sus casas hacia zonas más elevadas, destacó la revista Vanity Fair.

En el 2012 estuvo en Pakistán para socorrer a las víctimas de otras devastadoras inundaciones.

A menudo, Penn ha desatado controversias. Fue duramente criticado por haber visitado Irak en diciembre del 2002. Dos meses después pagó US$56 mil por la publicación de una columna en The Washington Post en protesta por la proyectada invasión estadounidense a ese país, que se concretaría en marzo del 2003 por iniciativa del presidente George W. Bush.

Niño mimado de los sectores anti-establishment, se reunió en 2007 con el  presidente venezolano Hugo Chávez, acérrimo adversario de Bush, en Caracas, y el presidente cubano Raúl Castro le concedió la primera entrevista dada a un extranjero.

Hoy Penn es visto como uno de los mejores actores y cineastas. El director de Milk, Gus Van Sant, llegó a llamarlo “el Marlon Brando de nuestra generación”.

La Reina del Sur

La actriz mexicana Kate del Castillo, reconocida por su interpretación de la narcotraficante La Reina del Sur, ahora es la estrella de un drama mediático por gestionar la entrevista clandestina que le dio el capo Joaquín “El Chapo”  Guzmán al actor estadounidense Sean Penn cuando estaba prófugo.

Siendo hija del legendario galán de telenovelas Eric del Castillo, la actriz de 43 años nació prácticamente entre los foros de Televisa de la capital mexicana el 23 de octubre de 1972.

En sus inicios como actriz participó en novelas rosas, un pasado que quedo sepultado en 2011 cuando ganó aplausos de la crítica mexicana por su papel protagónico en la serie La Reina del Sur, basada en la obra del escritor Arturo Pérez-Reverte, que está inspirada en la vida de Sandra vila Beltrán, una verdadera narcotraficante.





La vida de Del Castillo había transcurrido sin escándalos mayores hasta febrero de 2012 cuando tuvo un arranque de catarsis plasmado en tuits en los que reniega del matrimonio y la esfera política mexicana.

Pero la actriz divorciada, de cabello largo café y cejas tupidas, tuvo la osadía de dirigirle una par de tuits a El Chapo cuando llevaba 11 años de prófugo, aunque después aseguró que no eran serios.

“Lo del Chapo era una ironía totalmente, era sarcasmo. Ahora sé que soy muy mala escritora porque mucha gente no lo tomó así”, argumentó Del Castillo en una entrevista con Televisa en 2012.

“Hoy creo más en el Chapo Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades aunque sean dolorosas” , decía uno de esos mensajes, que formaban parte de una carta al criminal.

En otro extracto, Del Castillo lo exhorta a retirarse del mundo de las drogas.