Internacional

Grafiti ridiculiza a Trump en cauce del Río Bravo

Un mural de Donald Trump ridiculizado por un artista fue pintado en el canal del Río Bravo en Ciudad Juárez, junto al Puente Negro, donde los migrantes aguardan el momento para cruzar de manera ilegal desde México a EE.UU.

Por Ciudad Juárez /DPA

Archivado en:

EEUU México Migrantes

"Quisimos pintar a ese señor como lo vemos, como un niño caprichoso y berrinchudo", dice a la DPA el artista, que se identifica como Sin Sentido y que realizó la obra de nueve metros de altura totalmente con aerosol.

El canal de cemento por donde pasa el Río Bravo es usado por artistas locales para expresarse. Ante la falta de agua, el cauce está seco la mayor parte del año y el espacio se convierte también en área de juegos o cancha de futbol para los niños.

La caricatura del virtual candidato a la Presidencia de Estados Unidos aparece con unas grandes orejas de Mickey Mouse sosteniendo en la mano derecha una pala de albañil y en la izquierda un ladrillo que dice México.



Un grafiti ridiculiza a Donald Trump en el cauce del Río Bravo, México. (DPA).
Un grafiti ridiculiza a Donald Trump en el cauce del Río Bravo, México. (DPA).


"Le pusimos las orejas de Mickey porque es muy chistoso lo que dice y lo que hace, sus gestos, sonidos. Es como un personaje. Y le pusimos la herramienta de construcción porque él dice que va a construir un muro, pero, pues, si llega a ganar, él es quien lo va a hacer, no nosotros como dice", explica el grafitero, que prefirió omitir su nombre.

"Le pusimos la herramienta de construcción porque él dice que va a construir un muro, pero, pues, si llega a ganar, él es quien lo va a hacer, no nosotros como dice", explica el grafitero.

El artista, que estudió diseño y arte, afirma que la pintura tiene como objetivo hacer un llamado a los votantes estadounidenses para que no apoyen a Trump, ya que considera que a través de sus discursos promueve la violencia y el odio contra los latinos.

"Que se fijen bien por quién van a votar. Este señor siempre está hablando en contra de los mexicanos y los latinos. Buscábamos pintarlo en cualquier lugar y se dio que fuera aquí y eso resultó muy bueno pues la gente que viene de El Paso (Texas) alcanza a mirarlo desde el puente", cuenta.

La ubicación del mural completa un cuadro cotidiano de la frontera norte de México: elementos de la "Border Patrol" recorriendo la orilla estadounidense del Río Bravo y miles de personas que cruzan de un país hacia el otro de manera legal por el Puente Internacional Santa Fe.

A unos metros se ubica el refugio y comedor para migrantes El Pescador, al cual diariamente llegan a comer y a pasar la noche hombres y mujeres en busca del "sueño americano".

"Le pusimos las orejas de Mickey porque es muy chistoso lo que dice y lo que hace, sus gestos, sonidos. Es como un personaje", explica el grafitero.

"Sí, he visto a ese señor en las noticias, pero no se más", dice Iván de 20 años, un mexicano que llegó a Ciudad Juárez desde el centro de ese país y que se refugia en El Pescador mientras espera para tratar de cruzar a Estados Unidos.

Jesús Tavizón Rodríguez, director de El Pescador, afirma que no le preocupa lo que Trump pueda decir o hacer, sino el sufrimiento de quienes se arriesgan por una mejor vida. Su experiencia le dice que los migrantes no dejarán de cruzar hacia Estados Unidos pese a las dificultades que se les impongan.

Junto al Trump del Río Bravo, varios niños juegan a la pelota. Uno de ellos es José, que reconoce en la pintura "al güerito" (el rubio) que ha visto en las noticias y que no quiere a los mexicanos.

El grafiti fue pintado en el borde del lado mexicano del Río Bravo casi al pie del puente, que por las noches también sirve de espacio para dormir a indigentes y migrantes que esperan un descuido de la patrulla fronteriza para cruzar.



Los niños jugando sobre la caricatura de Donald Trump, en el Rio Bravo.(DPA).
Los niños jugando sobre la caricatura de Donald Trump, en el Rio Bravo.(DPA).