Internacional

Grupo Indignados rechaza mediación de la ONU para dialogar con gobierno de Honduras

Indignados hondureños, movilizados en marchas con antorchas en contra de la corrupción, rechazaron este martes la mediación de una misión de la ONU para dialogar con el presidente Juan Orlando Hernández, e insistieron en la creación de una comisión internacional contra la impunidad.

Por Tegucigalpa/AFP

Integrantes del grupo Indignados rechazan mediación de la ONU. (Foto Prensa Libre: EFE).
Integrantes del grupo Indignados rechazan mediación de la ONU. (Foto Prensa Libre: EFE).

Uno de los dirigentes de las movilizaciones, Ariel Varela, dijo después de la reunión con los enviados de Naciones Unidas, que “ellos escucharon nuestra petición de que lo que queremos es la Comisión Internacional Contra la Impunidad”, similar a una que ya funciona en Guatemala.

Varela y otros activistas entregaron a los emisarios internacionales una carta a nombre de la “Oposición Indignada” en la que exigen que Hernández “externe públicamente la voluntad ante la Organización de las Naciones Unidas para la instalación de la Comisión” contra la impunidad.

Añadieron que “si el presidente se encuentra vinculado a actos de Corrupción en el IHSS, Instituto Hondureño de Seguridad Social, y otros actos de corrupción o de violación de la Constitución y las leyes, debe presentar su renuncia o promovérsele un juicio político”.

El mandatario de Honduras inició un diálogo con diferentes sectores para tratar de acallar las protestas de las antorchas, pero los Indignados se resisten a conversar con él.

En el texto destacaron que desde el 2 de mayo mantienen las movilizaciones constantes en diferentes ciudades del país en la “Marcha de las Antorchas para protestar por los graves actos de corrupción acaecidos en el IHSS”.

La fiscalía reveló que US$330 millones fueron extraídos ilegalmente del seguro social por funcionarios y empresarios. Organizaciones no gubernamentales han dicho que unas tres mil personas murieron en los últimos cinco años por el mal servicio que provocó el desvío de los recursos.

Hernández admitió que unos US$94 mil de ese dinero ingresaron al equipo de la campaña que lo llevó al poder en el 2013, pero advirtió que serían sancionados los responsables del despilfarro.

El mandatario inició un diálogo con diferentes sectores para tratar de acallar las protestas de las antorchas, pero los Indignados se resisten a conversar con él.