Internacional

Grupos reaccionan a fallo contra plan migratorio de Obama

Organizaciones a favor de la protección presidencial para cinco millones de inmigrantes no autorizados expresaron este  martes su expectativa de que la Casa Blanca apele el fallo de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito que respaldó un mandato de un juez de Texas que bloqueó la iniciativa migratoria. 

Por Washington/AP

Grupos a favor de mayores restricciones a los inmigrantes sin documentos halagaron la decisión judicial. (Foto Hemeroteca PL).
Grupos a favor de mayores restricciones a los inmigrantes sin documentos halagaron la decisión judicial. (Foto Hemeroteca PL).

En tanto, algunos congresistas republicanos y grupos a favor de mayores restricciones a los inmigrantes sin documentos halagaron la decisión judicial.       

Kica Matos, portavoz de Fair Immigration Reform Movement, dijo que la decisión judicial “es solamente una derrota para nuestras familias. Seguiremos peleando por nuestras familias hasta la Corte Suprema, donde venceremos”.       

El Departamento de Justicia está revisando el fallo judicial para determinar la mejor forma de proceder, dijo su portavoz, Patrick Rodenbush, en un comunicado.       

Roy Beck, portavoz de NumbersUSA, señaló que el fallo proporciona más seguridad laboral a millones de estadounidenses.

“El problema principal con la acción ejecutiva de Obama es que otorga beneficios como permisos de trabajo a inmigrantes ilegales”.       

El fallo oscurece aún más las posibilidades de que la orden ejecutiva de Obama se implemente antes del fin de su gobierno en el 2017.

Las apelaciones a la suspensión podrían tomar meses y, de acuerdo a cómo se desarrolle el caso, podrían volver a la corte federal de Texas para mayores procedimientos.       

Parte de la acción ejecutiva anunciada en noviembre del 2014 por Obama consistía en expandir un programa que protege a los inmigrantes jóvenes de la deportación si fueron traídos a Estados Unidos sin permiso cuando eran niños.      

Otro elemento importante consiste en extender la protección de deportación a los padres de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que han estado en el país durante años.