Internacional

Hechos racistas se registran en EE. UU. luego de triunfo de Trump

Twitter se convirtió en la plataforma de denuncia de usuarios que registraron hechos racistas en el "día uno" del republicano, luego de triunfar en las elecciones de EE. UU.

Por Redacción

Un grupo de estudiantes se manifiesta contra el triunfo de Donald Trump en California, EE. UU. (Foto Prensa Libre: AP).
Un grupo de estudiantes se manifiesta contra el triunfo de Donald Trump en California, EE. UU. (Foto Prensa Libre: AP).

Donald Trump hizo historia el martes 8 de noviembre al alcanzar la más alta magistratura de Estados Unidos pero también desató temor en su país y el mundo por el discurso racista que manejó durante toda su campaña política.

Durante la campaña presidencial la ahora derrotada demócrata Hillary Clinton consideró que Trump "no ha cambiado y no cambiará". En un discurso en Reno, Nevada, Clinton dijo que Trump atiza el racismo y la xenofobia, resumiendo su actuar en dos palabras: "perjuicio y paranoia".

Clinton también acusó en esa ocasión a Trump de vincularse con la "extrema alternativa" ("alt right",en inglés), una corriente de extrema derecha que propaga por internet teorías de conspiración, y de la cual Steve Bannon, nuevo estratega del equipo del magnate es figura, al ser presidente del sitio Breitbart.

"Está sacando de las sombras a grupos de odio y ayudando a una franja radical tomar el control del Partido Republicano", afirmó entonces la exsecretaria de Estado.

"Un hombre con una larga historia de discriminación racial, que trafica con oscuras teorías de conspiración sacadas de las páginas de tabloides de supermercados y los rincones más oscuros de internet, nunca debería dirigir nuestro gobierno o comandar nuestras fuerzas armadas", señaló.

Ahora que Trump ha triunfado en las elecciones los temores de muchos comienzan a hacerse realidad. El usuario de Twitter, Insanul Ahmed, @Incilin, recopiló en su cuenta una serie de tuits en las que usuarios denuncian hechos racistas al día siguiente del triunfo de Trump.