Internacional

Exministro hondureño Yani Rosenthal está preso en EE. UU.

El exministro hondureño Yani Rosenthal, hijo del presidente del Grupo Continental, Jaime Rosenthal, acusados con su corporación de lavado de dinero ligado al narcotráfico por Estados Unidos, está preso en Nueva York, confirmó este jueves el diario hondureño La Prensa.

Por Tegucigalpa/EFE

El exministro hondureño Yani Rosenthal, hijo del presidente del Grupo Continental, Jaime Rosenthal. (Foto Hemeroteca PL).
El exministro hondureño Yani Rosenthal, hijo del presidente del Grupo Continental, Jaime Rosenthal. (Foto Hemeroteca PL).

La versión extraoficial de que Yani Rosenthal, de 50 años, ya se había entregado a las autoridades de Estados Unidos, trascendió hace dos semanas, pero entonces no fue confirmada, ni desmentida por su hermano Carlos en declaraciones al canal Globo TV en la capital hondureña.

Yani, según el mismo rotativo, que ha enviado a un equipo de reporteros a Nueva York, está recluido en la misma prisión a la que fue remitido su primo Yankel Rosenthal (47), también exministro, quien fue detenido el 6 de octubre en Miami, también acusado por lavado de activos ligado al tráfico de drogas.

El otro miembro de la misma familia acusado por EE. UU. es Jaime Rosenthal (79), un reconocido político y banquero, ex vicepresidente de Honduras y ex precandidato presidencial, contra quien una jueza de Nueva York dictó orden de captura el 16 de septiembre.

Yani Rosenthal, con el número 72904-054, y Yankel, con el 06410-104, están recluidos en el Centro Correccional Metropolitano, en el 150 Park Row de Manhattan, Nueva York, indicó el rotativo hondureño.

El Grupo Continental, los tres Rosenthal y un abogado de ellos, “fueron acusados en conexión con una conspiración realizada durante varios años para lavar ganancias provenientes de crímenes de narcotráfico y de sobornos en el exterior mediante cuentas en los Estados Unidos”, señala la acusación de octubre desde Nueva York.





Según el fiscal Preet Bharara, los Rosenthal “utilizaron el sistema bancario y sus negocios para lavar las ganancias de narcóticos traficados hacia los Estados Unidos”.

“Gracias a la destacada labor de investigación de la DEA, ahora estos presuntos criminales deben enfrentar estos cargos en los Estados Unidos”, indicó Bharara.

En el caso de Jaime Rosenthal, quien tiene problemas de salud, estaría en San Pedro Sula, norte del país, donde reside y están la mayor parte de las decenas de empresas de su poderosa corporación, que se ha derrumbado tras la acusación de EE. UU.

Los Rosenthal rechazaron en octubre las acusaciones de EE. UU. y afirmaron que demostrarán su inocencia ante la justicia, en un caso para el que contrataron un equipo de abogados en el país del norte.