Internacional

Hillary, la abogada que busca convertirse en la mujer más poderosa del mundo

De prominente abogada en la década de los 70 a Primera Dama de EE. UU. en 1993, Hillary Diane Rodham Clinton se ha convertido en una de las figuras femeninas más reconocidas de la política estadounidense, su reputación se la ha ganado por mérito propio en una vida dedicada a la política y la exposición pública, en donde quizá, el trago más amargo fue la traición de su esposo el expresidente Bill Clinton.

Por Estados Unidos/AP/AFP/Sitios de internet

Clinton en una ventana de la Casa Blanca en diciembre de 2000. (Foto Prensa Libre: El País/AP).
Clinton en una ventana de la Casa Blanca en diciembre de 2000. (Foto Prensa Libre: El País/AP).

Hillary Clinton buscará por segunda vez, como lo hizo en 2008, convertirse en la primera presidenta de EE. UU., con lo cual automáticamente ganaría el título de mujer más poderosa del mundo.

Nació el 26 de octubre de 1947 en Chicago, Estados Unidos, es hija de Dorothy Rodham y de Hugh Rodham y creció junto a sus dos hermanos menores en Park Ridge, Ilinois.

El sitio de internet buscabiografías.com refiere que Clinton cursó estudios de Derecho en Yale, donde conoció a William Jefferson Blythe IV, más conocido como Bill Clinton. Trabajó en laChildren's Defense Fund como abogada del personal.

Tras su graduación en 1973, dirigió el consejo de administración de la fundación.

En el mismo sitio se detalla que trabajó en la Children's Defense Fund como abogada del personal. Tras su graduación en 1973, dirigió el consejo de administración de la fundación.

En el año 1974, se trasladó a Arkansas, donde fue profesora de derecho en la universidad del estado.

Se casó con Clinton un año después y con él tuvo a su única hija, Chelsea Victoria.

En 1977 creó un despacho de abogados donde ejerció hasta 1992, especializándose en violación de patentes y de la propiedad intelectual.

1428857152_519777_1428857622_album_normal.jpg

Imagen de Hillary Clinton durante la época de Bill Clinton como gobernador de Arkansas. La instantánea fue publicada en su libro de memorias "Historia viva". (Foto Prensa Libre: El País).

Llegada al poder

Después de jurar su cargo, el presidente Bill Clinton la convirtió en la Primera Dama de los Estados Unidos de 1993 a 2001.

Además la eligió para dirigir una comisión especial sobre la reforma de la sanidad, el sector más innovador del programa presidencial durante su primer año en el cargo.

En septiembre de 1994, un año después de que la comisión especial hubiera presentado su informe, y después de que varios otros comités del Congreso propusieran planes alternativos, se anunció que no podía acordarse ninguna propuesta sobre sanidad y el informe se archivó. Decidió ocupar un papel sin trascendencia pública.

Su posible implicación, junto a Bill Clinton, en un presunto fraude inmobiliario, desencadenó el denominado caso Whitewater que no impidió la candidatura y triunfo de Clinton en 1996, para la reelección presidencial.

“Seguir casada con Bill fue la decisión más difícil de mi vida”. Hillary Clinton, tras el escándalo Lewinsky.

Carácter

Además de su destacada trayectoria política desde muy joven, quizá una de las grandes pruebas al carácter y templanza de Hillary Clinton, ha sido el escándalo sexual en el que se vio envuelto su esposo Bill Clinton y la exbecaria de la Casa Blanca, Mónica Lewinsky, y que sin duda alguna puso los ojos del mundo sobre ella y su reacción a este duro golpe para su entorno familiar.

En el libro autobiográfico “Historia Viva: memorias” Hillary hace reveladoras memorias de los años que vivió, como Primera Dama de los Estados Unidos, en la Casa Blanca.

Es también su crónica de cómo enfrentó la traición de Bill Clinton, con quien ha mantenido una aventura de treinta años en el amor y en la política, que ha sobrevivido a la traición personal, a las implacables investigaciones partidistas y a la constante presión de los medios.

Sus mejores momentos

En una recopilación de imágenes de su vida, el diario español El País, destaca momentos como su visita al edificio de Naciones Unidas en la frontera de la zona desmilitarizada den Panmunjon, Corea del Sur, en julio de 2010.

El reportaje gráfico también destaca momentos clave en su vida política, como la imagen en donde Hillary aparece junto al presidente Obama y el vicepresidente Biden en el desarrollo de la operación que acabó con la vida de Bin Laden el 1 de mayo de 2011.

1428857152_519777_1428857612_album_normal.jpg

Hillary Clinton en un encuentro con la princesa Diana de Inglaterra, en junio de 1997. (Foto Prensa Libre: El País).

El sueño pendiente

Con una innegable y destacada trayectoria política a Hillary Clinton sólo le queda pendiente un gran reto: la presidencia de Estados Unidos.

El domingo 12 de abril de 2015 saltó de nuevo al ruedo de la política nacional al anunciar una muy esperada campaña por la Casa Blanca. “Los estadounidenses de a pie necesitan un líder. Yo quiero ser quien los defienda”, dijo una emocionada Hillary.

Trayectoria

  • 2009 a 2013, Secretaria de Estado de los EE. UU.
  • 2001 a 2008, Senadora Junior por Nueva York
  • 1993 a 2001 Primera Dama de los EE. UU.
  • 1983 a 1992 Primera Dama de Arkansas

Como hizo en 2007, Clinton comenzó su campaña por la nominación demócrata de cara al 2016 con un video.

Pero en vez de seguirlo con un acto de campaña, planea dirigirse a Iowa y Nueva Hampshire, los estados que votan primero, con la meta de conectarse directamente con los electores en cafeterías, centros de cuidados infantiles y viviendas privadas.

“Ahora comenzaré a viajar para visitarlos y ganarme los votos. Espero que me acompañen”, dijo Clinton al final de video, que muestra a hombres, mujeres y niños describiendo sus aspiraciones.

Este enfoque dirigido directamente a los electores fue escogido a propósito, para mostrar que Clinton no da la nominación por descontado.

Sólo después de aproximadamente un mes de este tipo de actividades, Clinton pronunciará un discurso amplio en que ofrezca más detalles sobre sus razones para postularse.

La ex secretaria de Estado, senador federal y primera dama entra en la campaña en una posición fuerte para reemplazar a su rival de 2008, el presidente Barack Obama.

Su mensaje se centrará en la seguridad económica de la clase media y ampliar las oportunidades para las familias trabajadoras.

La campaña la presenta como una “líder tenaz” que puede conseguir resultados y trabajar con el Congreso, con las empresas y con los líderes mundiales.

La estrategia de Clinton, descrita antes del anuncio por dos altos asesores que pidieron no ser identificados, es similar al enfoque de Obama en 2012. Obama enmarcó su reelección como una opción entre demócratas centrados en la clase media y republicanos que trataban de proteger a los ricos y volver a las políticas que llevaron el país a la recesión.

Clinton enfrentará presión del ala progresista de su partido para adoptar un mensaje económico más populista centrado en la desigualdad en los ingresos. Algunos liberales siguen escépticos sobre los estrechos lazos de Clinton con donantes de Wall Street y las políticas económicas centristas de la administración de su esposo. Y la han exhortado a respaldar normas financieras más estrictas y aumentar los impuestos a los ricos.

1428857152_519777_1428857621_album_normal.jpg

Hillary junto a su hija Chelsea y su esposo Bill Clinton , durante la sesión de investidura en el Capitolio de Washington el  20 de enero de 1993. (Foto Prensa Libre: El País)

El papel de su esposo

Tras el anuncio de su candidatura a la presidencia del país americano, la opinión pública empezó a preguntarse ¿Cuál será el papel de Bill Clinton en esta etapa de la vida de su esposa? Algunos creen que la poderosa red de contactos, un carisma innegable y popularidad consolidada pueden ser, a los 68 años de Bill Clinton, parte de varias cartas para ayudar a su esposa Hillary en su carrera hacia la Casa Blanca.

Figura pública por más de 35 años, Bill Clinton sabe que su vida privada, así como el funcionamiento y el financiamiento de su poderosa Fundación será, una vez más, objeto de una atención particular.

“Mi esposo ha sido adorable, pero no necesito a nadie para defender mi gestión, yo pienso que él habla por sí mismo”, dijo en junio de 2014 cuando Bill acudió a su rescate después de declaraciones desatinadas sobre su situación financiera.

Interrogado hace unos meses, antes del anuncio oficial de la candidatura de su esposa el domingo, sobre el papel que podría jugar en la campaña, el expresidente respondió riendo: “Yo soy un simple soldado de un ejército, yo haré lo que me digan que haga”.

Pero nadie en Washington cree que se conforme con quedarse a la sombra, esperando instrucciones de los consejeros de su esposa cuando su pasión por el juego político es palpable.

Será en 2016 cuando finalmente se sepa si un nuevo capítulo se abrirá en la vida de esta mujer estadounidense, que marca un estilo propio cuando de lograr lo que se propone se trata.

Vea las imágenes del video en donde Hillary Clinton anunció su candidatura a la presidencia de Estados Unidos el domingo 12 de abril. (Youtube).