Internacional

Estado Islámico ejecuta a los primeros 17 sirios en Palmira

El grupo terrorista Estado Islámico  (EI) asesinó hoy a 17 seguidores del régimen de Bachar al Asad en la ciudad monumental de Palmira, que fue tomada ayer por los yihadistas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Por Bruselas/AFP

Columnas de humo negro se eleva por los aires durante una batalla entre militantes de los Estados islámicos y las fuerzas del gobierno sirio en Palmira, Siria. (Foto Prensa Libre:AP)
Columnas de humo negro se eleva por los aires durante una batalla entre militantes de los Estados islámicos y las fuerzas del gobierno sirio en Palmira, Siria. (Foto Prensa Libre:AP)

Las víctimas, algunas de las cuales fueron decapitadas, eran soldados, milicianos progubernamentales de las Fuerzas de Defensa Nacional y simpatizantes del Gobierno de Damasco.

Anteriormente, la ONG había informado de que un total de 49 personas, algunos familiares de funcionarios, habían perdido la vida a manos de los extremistas desde el inicio de la ofensiva del EI contra las localidades de Palmira, Al Sujna y sus alrededores, en la provincia central de Homs, el pasado día 13.

Mientras, en el noreste del país, al menos veinte personas han sido asesinadas en los dos últimos días por los yihadistas en pueblos de Deir al Zur y Al Hasaka, agregó la misma fuente.

Nueve de esas personas perecieron en las poblaciones de Muhamidiya, en el oeste de Deir al Zur, y en Hatala y Hesham, en el este de la misma provincia.

Estaban acusadas por el EI de colaborar con el régimen, de apostasía y de luchar contra los radicales.



Se teme que los yihadistas destruyen el patrimonio de Palmira como lo hicieron en Mosul. (Foto Prensa Libre: AP).
Se teme que los yihadistas destruyen el patrimonio de Palmira como lo hicieron en Mosul. (Foto Prensa Libre: AP).


Ayer, los extremistas perpetraron once asesinatos también en Deir al Zur y en varias poblaciones de Al Hasaka por “cargos”  parecidos, aunque algunas víctimas eran sospechosas, a juicio del EI, de intentar coordinarse con rebeldes sirios en Turquía opuestos a este grupo o por manifestarse en contra de los yihadistas.

En la mayor parte de los casos las víctimas fueron decapitadas.

El Observatorio apuntó ayer que al menos 2.235 personas, de las que 1.429 eran civiles, han perdido la vida asesinadas por los miembros del EI en Siria, desde que la organización radical suní proclamara un califato en este país y en Irak el pasado 28 de junio.

Unión Europea teme "matanzas y destrucción"

EstaLa jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, advirtió este jueves que las “matanzas y la destrucción deliberada del patrimonio arqueológico y cultural en Siria e Irak”  por parte del grupo Estado Islámico puede constituir un “crimen de guerra".

“Nuevamente centenares de personas fueron asesinadas y miles se exponen a acciones de violencia arbitraria, mientras que se corre el riesgo de que se destruyan nuevamente más sitios culturales”, dijo Mogherini citada en un comunicado.

“Las matanzas y la destrucción deliberada del patrimonio arqueológico y cultural en Siria e Irak por Daesh (Estado Islámico) pueden constituir un crimen de guerra según los término del estatuto de Roma”, subrayó Mogherini.



Palmira está enclavada en medio de un oasis en el desierto sirio. (Foto Prensa Libre: AP).
Palmira está enclavada en medio de un oasis en el desierto sirio. (Foto Prensa Libre: AP).


Según Mogherini el bloque europeo ya “tomó todas las medidas apropiadas”  para evitar el “tráfico ilegal de bienes culturales (...) que contribuyen directamente en el financiamiento de Estado Islámico y otras organizaciones terroristas”.

Palmira es tomada por yihadistas

En tanto, el EI se apoderó este jueves de la totalidad de la histórica ciudad de Palmira, en el desierto sirio, haciendo temer la destrucción de sus tesoros arqueológicos por parte de los yihadistas.

Con la toma de este oasis fronterizo con Irak, el EI controla “ya más de 95 mil km2 en Siria, el 50%” de Siria“, señaló el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).



Columnas de humo se observan luego de que un misil sirio cayera en posiciones enemigas durante combates de este jueves.(Foto Prensa Libre: EFE).
Columnas de humo se observan luego de que un misil sirio cayera en posiciones enemigas durante combates de este jueves.(Foto Prensa Libre: EFE).


“Los combatientes del EI están en todos lados en Tadmor [nombre árabe de Palmira], también junto al sitio arqueológico” situado en el suroeste de la ciudad, dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director de la onegé.

Por su parte, Mohamad Hasan al Homsi, militante originario de Palmira, aseguró que “las tropas del régimen se derrumbaron y se retiraron de todas las posiciones sin ofrecer resistencia.”

Tras ocho días de combates, el EI reivindicó en Twitter la captura total de la ciudad, afirmando que las fuerzas del régimen había “huido dejando detrás un gran número de muertos entre sus filas.”

Según el OSDH, las tropas del régimen sirio se retiraron de sus posiciones dentro y en la periferia de la ciudad, abandonando puestos militares en la Badiya (desierto sirio), en el aeropuerto militar y en la prisión, en la que los yihadistas entraron por la noche.

“La mayoría se retiraron hacia la ciudad de Homs“, capital de la provincia central de Homs, de la que forma parte Palmira, indicó Abdel Rahman. Una parte de los habitantes de la ciudad se habría desplazado a Homs, mientras que otros habrían permanecido en sus casas.

La dirección de Museos y Antigüedades de Siria teme la destrucción de Palmira. (Video: AFP, YouTube).

Ya ocupan la mitad de Siria

La caída de esta ciudad de 2 mil años de antigüedad en manos del EI hace temer por sus célebres ruinas, inscritas como patrimonio mundial de la Unesco. En Irak, el grupo había destruido varias estatuas y objetos de valor en las ciudades antiguas.

El miércoles recién pasado, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, advirtió que los combates amenazaban “uno de los sitios más significativos de Oriente Medio y a la población civil“, llamando a un “cese inmediato de las hostilidades.”

Antes de la crisis iniciada en el 2011, las ruinas de Palmira, el sitio arqueológico más bello de Siria, recibía 150.000 turistas al año.

Desde el inicio de la ofensiva el 13 de mayo, la batalla de Palmira ha dejado 462 muertos, según un balance del OSDH: 71 civiles (muchos ejecutados por el EI), 241 soldados sirios y 150 yihadistas.

La prisión de Palmira es tristemente célebre por la masacre de cientos de detenidos en los años 1980 y para los sirios es el símbolo del terror del régimen de Hafez al Asad, padre del actual presidente, Bachar.



La Unesco teme la destrucción de la ciudad patrimonial de más de dos mil años de antigüedad. (Foto Prensa Libre: EFE).
La Unesco teme la destrucción de la ciudad patrimonial de más de dos mil años de antigüedad. (Foto Prensa Libre: EFE).


Además de controlar a mitad del país, el grupo yihadista se ha apoderado de la práctica totalidad de los campos petrolíferos y de gas en Siria, tras la toma de dos instalaciones de gas cerca de Palmira. Al régimen solo le queda el campo de Chaer en la provincia de Homs, mientras que las fuerzas kurdas controlan los campos del noreste.

"No se está perdiendo la guerra" dice Obama tras toma de Ramadi

El presidente Barack Obama dijo que las pérdidas de territorio en Irak frente al grupo Estado Islámico  (EI) son un retroceso, pero insistió en que la guerra contra la organización yihadista no se está perdiendo.

“No pienso que estemos perdiendo”, señaló Obama en una entrevista con la revista The Atlantic publicada este jueves, tras la pérdida de la ciudad iraquí de Ramadi.

“Hubo un revés táctico, eso es indiscutible, aunque Ramadi era vulnerable desde hace largo tiempo”, precisó el mandatario, aludiendo a la caída el domingo de la capital de la provincia iraquí de Al-Anbar en manos de los yihadistas sunitas ultrarradicales.



Barack Obama confía en que las fuerzas aliadas derrotarán al Estado Islámico. (Foto Prensa Libre: AFP).
Barack Obama confía en que las fuerzas aliadas derrotarán al Estado Islámico. (Foto Prensa Libre: AFP).


La entrevista realizada el martes aparece publicada el día en que el grupo Estado Islámico se apoderó de la ciudad de Palmira en Siria, otra victoria significativa que le permite ampliar su zona de influencia a uno y otro lado de la frontera sirio-iraquí.

“El EI ha sido considerablemente debilitado en todo el país”, dijo sin embargo Obama, destacando “progresos significativos en el norte y en las regiones donde los Peshmergas (fuerzas kurdas) participan”.

En las zonas de predominio chiíta “no hay avances del EI”, explicó el presidente.

“El entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes (...) no va lo suficientemente rápido en Al-Anbar”, admitió Obama, confirmando que desea reforzar los esfuerzos estadounidenses en esa región.

Al apoderarse de Palmira, ciudad que cuenta con más de 2.000 años de antig edad y un verdadero cruce de caminos que lleva al gran desierto sirio fronterizo con Irak, el grupo EI domina la mitad del territorio de Siria y amenaza a Homs, la tercera ciudad del país.