Internacional

Hollande se reúne con Fidel Castro en Cuba y pide fin del embargo

El presidente Franois Hollande afirmó este lunes haber vivido un “momento histórico”  en su encuentro con el padre de la revolución cubana Fidel Castro, en la primera visita de un jefe de Estado francés a la isla.

Por La Habana/Agencias

El presidente francés, Francois Hollande arriba a La Habana, Cuba(Foto Prensa Libre:EFE).
El presidente francés, Francois Hollande arriba a La Habana, Cuba(Foto Prensa Libre:EFE).

El encuentro a puertas cerradas de 50 minutos de duración tuvo lugar en el hogar del expresidente cubano de 88 años en La Habana y fue mantenido en reserva hasta último minuto.

Primer jefe de Estado occidental que visita Cuba tras el anuncio del deshielo entre la isla y Estados Unidos, Hollande dijo ante la comunidad francesa residente que había “deseado vivir este momento histórico” .

“Tenía adelante mío un hombre que ha hecho historia. Hay evidentemente debates sobre el lugar que ocupa, sus responsabilidades, pero viniendo a Cuba yo deseaba reunirme con Fidel Castro” , expresó, explicando que el Comandante en Jefe “habló mucho” .

De visita en Cuba para promover los intereses franceses y europeos, Hollande dio muestras de solidaridad con las autoridades cubanas.

El presidente francés, que destacó que su gira se inscribe “en un contexto particularmente importante, pero todavía incierto” , también llamo a La Habana a flexibilizar las “reglas”  para facilitar el comercio y la instalación de empresas francesas en la isla. 

Pide fin del embargo a Cuba



El presidente de Francia, Francois Hollande, ofrece una conferencia magistral en el aula Magna de la Universidad de La Habana. (Foto Prensa Libre: EFE).
El presidente de Francia, Francois Hollande, ofrece una conferencia magistral en el aula Magna de la Universidad de La Habana. (Foto Prensa Libre: EFE).


Francia hará lo posible para contribuir a que “la apertura pueda ser confirmada, que las medidas que tanto han perjudicado el desarrollo de Cuba puedan ser finalmente anuladas, suprimidas”, agregó aludiendo al embargo estadounidense que pesa sobre la economía cubana desde 1962.

“Ustedes saben que siempre ha sido la posición de Francia el levantamiento del embargo que traba el desarrollo de Cuba”, expresó el presidente francés.

Cada año, desde 1991, Paris ha votado a favor de una resolución que exige el levantamiento del embargo en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Desde el anuncio del deshielo con Cuba, el 17 de diciembre pasado, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha pedido al Congreso, controlado por la oposición republicana, que trabaje por el levantamiento del embargo, porque es el único que tiene las facultades de hacerlo.

Sin embargo los líderes de la mayoría en ambas cámaras son por ahora hostiles a ello.

A la espera de una decisión del Congreso, el presidente demócrata ha tomado una serie de medidas para flexibilizar el embargo, dentro de los límites de sus prerrogativas presidenciales, consideradas insuficientes por Cuba.

Agenda

Hollande, comenzó este lunes una visita oficial a Cuba, la primera de un mandatario galo a la isla y piensa reunirse con su anfitrión Raúl Castro casi seis meses después que La Habana y Washington comenzaron un proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas.

“Venimos a trabajar en muchos aspectos. Uno de ellos son los intereses y las preocupaciones comunes acerca de la Conferencia sobre el Clima, para acordar cómo América Latina, Cuba y nosotros podemos unirnos para mejorar nuestro planeta“, afirmó Hollande a la prensa a su llegada a la capital cubana al filo de la medianoche del domingo recién pasado.

"Vengo a Cuba con mucha emoción porque es la primera vez que un presidente de la República Francesa viene a Cuba", dijo Hollande.

El presidente francés realiza una gira por el Caribe. Ya visitó las Antillas Francesas (San Bartolomé, San Martín, Martinica y Guadalupe) y terminará su recorrido el 12 de mayo en Haití.

En una apretada agenda de trabajo de un día en Cuba, Hollande se reunirá con Castro, quien recién regresó de una gira por Argelia, Rusia, Italia y el Vaticano.

Condecoración

Otra de las actividades del mandatario francés consistió en condecorar al cardenal Jaime Ortega, quien se ha convertido en los últimos años en un interlocutor político del gobierno de Castro, con la orden Legión de Honor.

En una ceremonia efectuada en la residencia del embajador francés en La Habana, Jean-Marie Bruno, Hollande saludó “lo que el cardenal ha hecho por y con su país” .

“Usted ha consagrado su vida como hombre de Iglesia. Usted ha hecho también una suerte de apaciguar, de encontrar soluciones a veces. Esto no es necesariamente fácil. Usted continúa favoreciendo la apertura de Cuba, además habrá la visita del papa Francisco a Cuba”  en septiembre próximo, declaró el presidente francés.

“Si la República Francesa deseaba hacer este gesto, es porque usted ha contribuido a abrir Cuba al mundo y contribuyó al diálogo, a la reconciliación y al apaciguamiento” , agregó, destacando igualmente el papel de intermediario del prelado en el marco de las negociaciones para el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos.



Francois Hollande (derecha), impone la condecoración Legión de Honor al cardenal cubano Jaime Ortega. (Foto Prensa Libre: AFP).
Francois Hollande (derecha), impone la condecoración Legión de Honor al cardenal cubano Jaime Ortega. (Foto Prensa Libre: AFP).


“Usted igualmente ha sido el mensajero de confianza (del papa Francisco) en las prolongadas negociaciones entre Cuba y Estados Unidos. Es por vuestra mediación que él ha podido tener esta normalización de relaciones. Es una etapa importante. Francia, a su vez, ayudará, acompañará este proceso” , indicó Hollande.

Por su parte, el cardenal de 78 años destacó la participación del papa en el deshielo entre La Habana y Washington, anunciado en diciembre pasado.

“Se le solicitó (al papa) ser un poco mediador en el asunto de los presos (políticos), él actuó de manera muy sabia” , dijo por su parte el jefe de la Iglesia cubana.

En ausencia de toda oposición política legal, la Iglesia Católica es desde hace años el único interlocutor político del régimen cubano, dominado por el único partido existente, el Partido Comunista.

El cardenal Ortega entabló en 2010 un diálogo directo con el presidente Raúl Castro que permitió la liberación de unos 130 presos políticos, la mayor parte de los cuales partió al exilio a España.