Internacional

Hombre vestido del Zorro causa pánico en aeropuerto de Los Ángeles

Un hombre disfrazado de el Zorro fue detenido tras una falsa alerta por balacera en el aeropuerto de Los Ángeles, que estaba a punto de abrir completamente sus puertas el domingo por la noche mientras las fuerzas de seguridad finalizaban sus registros.

Por Los Ángles/AFP/AP

Archivado en:

Estados Unidos
Pasajeros esperan mientras eran reevaluados por la seguridad en el Aeropuerto de Los Ángeles. (AP).
Pasajeros esperan mientras eran reevaluados por la seguridad en el Aeropuerto de Los Ángeles. (AP).

“Las informaciones sobre una balacera en Los Ángeles acabaron siendo un gran ruido solamente, no hubo tiros ni heridos, se está desarrollando una investigación para determinar el origen”  del ruido, escribió en su cuenta de Twitter un portavoz de la Policía de Los Ángeles, Andy Neiman.

Por su parte, el aeropuerto de Los Ángeles precisó en Twitter que un “individuo disfrazado de Zorro fue detenido por la policía”  y que varias terminales habían sido registradas, declaradas seguras y reabiertas.

Las operaciones policiales para garantizar que no había ningún asaltante escondido en otra terminal todavía no habían finalizado, precisó la cuenta de LAX, código aéreo del tercer aeropuerto estadounidense.

Antes de eso, la cuenta LAX había indicado que los niveles de partidas y arribos de la terminal central estaban cerrados.

Los rumores del tiroteo causaron pánico en el aeropuerto, según la página web de la cadena de televisión NBC, que informó que los pasajeros corrían a toda prisa hacia la pista después de que la policía hubiera intervenido por una alerta que alguien lanzó por disparos.



Un policía informa a un pasajero de la terminal 7 en el aeropuerto de Los Ángeles. (AP).
Un policía informa a un pasajero de la terminal 7 en el aeropuerto de Los Ángeles. (AP).


Un portavoz de la Autoridad de Transporte Aéreo de Estados Unidos  (FAA) indicó a la  AFP  que una orden dada para mantener en tierra a los aviones en dirección a Los Ángeles se había limitado a aquellos que se encontrasen “a una hora de vuelo o menos de LAX” .

El aeropuerto de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos, es el séptimo en el mundo en términos de tráfico.

Caos en tres terminales

En el incidente del lunes hubo caos y tres terminales cerraron, cortaron carreteras, aviones se mantuvieron en el aire o permanecieron en tierra. Se retrasaron unos 280 vuelos, al menos 27 fueron desviados a otras terminales, y dos fueron cancelados, informó la portavoz del aeropuerto Nancy Castles.       

Todas las terminales y accesos al aeropuerto habían reabierto a las 11 de la noche, hora local, unas dos horas después de los primeros rumores, según las autoridades. Además del tráfico, los pasajeros soportaron larguísimas filas en los controles de seguridad porque los que huyeron tuvieron que revisarlos nuevamente.       

“Estábamos en el acceso al avión y alguien empezó a empujarnos”, dijo a The Associated Press Jon Landis. “Un hombre estaba desesperado diciendo que había un hombre disparando” .       

Varios agentes de policía, incluido uno con una escopeta, guiaron a los pasajeros fuera de la terminal por una puerta de seguridad y a un aparcamiento, donde cientos de personas esperaron a que reabriera la terminal.       

El pasajero Scott McDonald estaba bajando de un avión en medio del incidente y la tripulación le dijo que volviera a subir. Al mirar por la ventana pudo ver a muchos evacuados reunidos en la pista.       



La Policía informa a los pasajeros en el aeropuerto internacional de Los Angeles. (AP).
La Policía informa a los pasajeros en el aeropuerto internacional de Los Angeles. (AP).


Douglas Lee, que viajaba a su casa en Albuquerque con su esposa y su hijo, dijo que el mayor peligro había sido verse arrollado. “Puede imaginarse a cientos de adultos tratando de atravesar una puerta de salida” , explicó. En un momento dado, dijo, tomó en brazos a su hijo pequeño y abandonó su equipaje.       

Corey Rosenbuch estaba descansando en un club de la terminal durante una escala en su viaje desde su casa en Washington D.C. a Sydney, Australia, cuando las luces se apagaron y el personal dijo a todo el mundo que buscara cobijo en el lugar.       

“La gente se puso de inmediato a mirar las redes sociales, donde vieron noticias sobre que había un tirador activo” , dijo Rosenbuch a  AP .       

Varios agentes, algunos de ellos con rifles de asalto, guiaron al grupo fuera de la zona, señaló.       

El suceso se produjo apenas unos días después de que otra falsa alarma provocara una evacuación en pánico en el aeropuerto Kennedy de Nueva York.       

En ese incidente, la policía investigaba si una celebración excesivamente ruidosa de los Juegos Olímpicos el 14 de agosto provocó ruidos que algunos malinterpretaron como disparos, y la consiguiente reacción en cadena se convirtió en pánico conforme la gente corría para evacuar.       

El aeropuerto de Los Ángeles sufrió un tiroteo en noviembre en el 2013, cuando un hombre abrió fuego en la terminal, mató a un agente de seguridad e hirió a otras tres personas.