Internacional

ICE arresta a "dreamer" mexicano en Seattle

Un mexicano que fue traído ilegalmente a Estados Unidos cuando era niño y que recibió protección contra la deportación por parte del gobierno de Obama, fue detenido en el área de Seattle, en lo que podría tratarse del primer caso en su tipo en ese país.

Arrestan a primer dreamer mexicano en Seattle. (Foto Prensa Libre: AP)
Arrestan a primer dreamer mexicano en Seattle. (Foto Prensa Libre: AP)

Daniel Ramírez Medina, de 23 años de edad, fue arrestado el viernes recién pasado por agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) que fueron a su casa para detener a su padre.

Rose Richeson, vocera del ICE, dijo en un comunicado que los agentes acudieron al domicilio de Ramírez en busca de un "delincuente anteriormente deportado".

Ramírez fue traído de México a Estados Unidos cuando tenía 7 años, y cuenta con permiso de trabajo bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA en inglés). También tiene un empleo y un hijo pequeño, dijo Matt Adams, director jurídico del Proyecto Noroeste de Derechos Migratorios. Ramírez está detenido en Tacoma.

Richeson afirmó que Ramírez declaró a los agentes que era miembro de una pandilla y con base en esas declaraciones, y por ser un "riesgo a la seguridad pública", fue detenido.

Pero Mark Rosenbaum, uno de los abogados de Ramírez, respondió después que Ramírez "niega inequívocamente que sea parte de una pandilla" y que la declaración de Richeson es equivocada.

"Mientras estuvo bajo custodia, fue presionado reiteradamente por agentes del ICE para admitir falsamente su pertenencia", dijo Rosenbaum.

Adams dijo que Medina es la primera persona de la que tiene conocimiento que haya sido detenida pese a contar con estatus de DACA.

"Esto parece completamente fuera de lugar. Ciertamente no hemos visto esto con nuestros otros cientos de clientes que también tienen estatus DACA".

Estados-Unidos-arresta-a-dreamer-mexicano-en-Seattle.jpg

Los abogados de Ramírez impugnaron su detención el lunes en una corte federal de Seattle, argumentando que el arresto viola sus derechos constitucionales a vivir y trabajar en este país sin temor a arresto y deportación mientras satisfaga los requerimientos de DACA.

"La confianza en nuestro gobierno depende de que el Poder Ejecutivo mantenga su palabra", dijo Rosenbaum, quien funge como director del Proyecto Oportunidad Bajo la Ley, de Public Counsel.

Emily Langley, una vocera de la oficina del Departamento de Justicia federal en Seattle, dijo la tarde de este martes que sería prematuro comentar sobre la demanda.

Redadas recientes de agentes federales de inmigración en varios estados han derivado en la detención de algunos inmigrantes sin antecedentes penales, lo cual difiere de las acciones judiciales realizadas en la última década. En el gobierno del presidente Obama, los agentes se enfocaron más estrechamente en individuos que representaban una amenaza a la seguridad pública.

El presidente Donald Trump hizo de la inmigración ilegal un principio básico de su campaña, y dijo que construiría un muro a lo largo de la frontera mexicana y que deportaría a millones de personas, aunque no se han revelado sus planes detallados. El mandatario ha dicho que quiere enfocarse en la gente que ha cometido delitos.

Durante una entrevista con la revista Time a fines del año pasado, Trump expresó simpatía por las más de 740 mil  personas que están en el programa DACA, el cual inició en el 2012.

"Nosotros vamos a desarrollar algo que va a hacer que la gente esté contenta y orgullosa", dijo a la publicación.

Trump puede retirar la protección prometida de inmediato a través de un "memorándum operacional" porque Obama la implementó a través de uno, dijo previamente William Stock, presidente de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración.

Adams dijo que cree que Ramírez fue arrestado por error.

"No creo que esto tenga que ver con ningún cambio de política; pienso que simplemente fue un procedimiento judicial que salió mal", comentó Adams. "Ojalá que recapaciten".

México ve con preocupación detención

El Gobierno mexicano ve con “preocupación”  la detención en EE.UU. en circunstancias “poco claras”  de Daniel Ramírez Medina, beneficiado por un programa del expresidente Barack Obama para inmigrantes que llegaron de niños a ese país y que son conocidos como “dreamers” .

El subsecretario para América del Norte de la Cancillería mexicana, Carlos Sada, dijo este miércoles a Radio Fórmula que Ramírez “es uno de los casi 600 mil muchachos que son de origen mexicano llevados a EE.UU. desde muy pequeños, es el caso de Daniel desde los siete años” .

“Nos preocupa porque son muchachos que están con un estatus legal adecuado; (...). Daniel no solo sacó una vez su permiso DACA, sino que lo volvió a renovar en el 2016” .

Por ello, esta acción genera “una gran presión, nerviosismo y angustia entre la gran comunidad de muchachos”  amparados por el programa de alivio migratorio Acción Diferida  (DACA) aprobado en 2012 por Obama.

Sada destacó que hasta ahora no se han cambiado las disposiciones establecidas “en la época de Obama a través de la orden ejecutiva que en su momento existió”  para registrar a estos jóvenes en el programa y confió en que no sea una tendencia.

“No hay una cacería”  de dreamers “porque no han cambiado las condiciones”  a partir de la llegada al poder de Donald Trump a la Casa Blanca, dijo, pero sí hay una nueva realidad en torno a los indocumentados que han tenido una orden de aprehensión previa, pues están deteniendo “a muchos” .

El subsecretario descartó una deportación inmediata de Ramírez Medina, detenido “colateralmente”  en una residencia familiar de Des Moines  (estado de Washington) , y señaló que ya hay un abogado al frente del caso y se va a pelear en la Corte, dado que está programada una audiencia para el viernes.

El objetivo es “que se agoten todos los procedimientos legales y se ponga en perspectiva y en claro qué es lo que sucedió y por qué le detuvieron y le están iniciando un proceso de deportación” , abundó tras señalar que “lo están inculpando”  de pertenecer a una banda.

De acuerdo con un comunicado del Servicio de Inmigración y Aduanas  (ICE) dirigido a Univision, Ramírez Medina es un “riesgo para la seguridad pública” , ya que reconoció “estar afiliado con pandillas” .

“Ramírez -quien admitió ser miembro de una pandilla- fue hallado en una residencia en Des Moines, Washington, durante una operación que tenía como objetivo a un delincuente que ya había sido deportado anteriormente” , apuntó el ICE.

La defensa del joven, sin embargo, negó categóricamente que forme parte de pandilla alguna y denunció que los agentes lo obligaron a confesarlo una vez detenido.

Sada indicó que la encargada del Consulado de Seattle estuvo en el Centro de Detención de Takoma hablando con el papá del joven a fin de que Este pueda decir “qué es lo que pasó en todo este proceso para tener toda la claridad y fortalecer las instancias legales” .

“El papá sí tenía orden de deportación y colateralmente agarran a este muchacho en condiciones poco claras” , añadió.

Destacó que seguirán “hablando con los agentes de migración para que este tipo de casos no se repitan porque tienen una protección legal adecuada”.

Congresistas hispanos expresan “enfado”  por redadas

El Caucus Hispano -agrupación de congresistas de origen latino en el Congreso de Estados Unidos- expresó su “enfado”  y “tristeza”  por las redadas de agentes de inmigración del pasado fin de semana ordenadas por el Gobierno de Donald Trump en numerosos puntos de todo ese país.

“Mis constituyentes están de los nervios por lo que ha pasado estos últimos días” , aseguró la congresista Judy Chu en una rueda de prensa en el Congreso, en referencia a las redadas llevadas a cabo en su distrito en el sur de California, al este de Los ngeles, con gran número de habitantes de origen asiático e hispano.



Martires Molvan Figeureo de nacional dominicano, buscado por homicidio fue deportado en Nueva York.(AFP).
Martires Molvan Figeureo de nacional dominicano, buscado por homicidio fue deportado en Nueva York.(AFP).


Junto a Chu, compareció la congresista Michelle Luján Grisham, presidenta del Caucus Hispano, quien mostró su “enfado”  por la cancelación en el último minuto de una reunión solicitada con Tom Homan, el jefe interino del Servicio de Inmigración y Aduanas  (ICE) .

“La decisión (de cancelarla) vino de arriba. Y con arriba quiero decir John Kelly (secretario de Seguridad Nacional) y la Casa Blanca” , recalcó Luján Grisham, legisladora por el estado Nuevo México.

El grupo de congresistas hispano había solicitado este lunes en una carta al ICE sostener una entrevista, a fin de recibir información “clara y detallada”  sobre el motivo de estas operaciones.

Se fijó como fecha hoy al mediodía, pero fue suspendida pocas horas antes de celebrarse.

“Exigimos conocer lo que está ocurriendo (...). Estamos preocupados de que haya un cambio en las directrices que amplíe el foco de la discrecionalidad” , insistió Luján.

Luján indicó que desde el ICE se argumentó que la cancelación del encuentro se debió a que el Caucus Hispano había invitado a más gente de la prevista, lo que exigía la luz verde del liderazgo de la Cámara de Representantes, algo rechazado por el grupo de congresistas como “una nueva regla inventada” .

Por su parte, el congresista Luis Gutiérrez acusó al Gobierno del presidente Trump “de dividir y romper familias para apuntarse puntos políticos baratos y cobardes” .

“Este también es nuestro país, Donald Trump” , remarcó Gutiérrez.

Aunque Trump ha asegurado que la acción forma parte de su promesa electoral de “capturar a los criminales, a los malos criminales, con historial de abusos y problemas y echarlos” , las organizaciones de defensa de los inmigrantes advirtieron que los indocumentados con faltas leves o sin antecedentes también están siendo afectados por el aumento de las redadas de deportación.

Este lunes, el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, quien supervisa al ICE, dio las primeras cifras oficiales en un comunicado en el que afirmó que “aproximadamente el 75 %”  de los 680 detenidos durante el fin de semana eran “inmigrantes criminales” .

Según el ICE, 235 de los detenidos se encontraban en los estados de Illinois, Indiana, Wisconsin, Kentucky, Kansas y Misuri, y entre ellos, 163 tenían condenas criminales previas.

Otros 190 fueron detenidos en Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur; 161 en Los ngeles  (California) ; 41 en Nueva York, y 28 más en el área de San Antonio  (Texas) .