Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

16/12/12 - 15:21 Internacionales

Evacúan iglesia donde se oficiaba una misa por masacre

En una desapacible jornada gris, fría y lluviosa, la comunidad de Newtown se volcó el domingo a las iglesias del pueblo para recordar a las 26 víctimas de la matanza en la escuela Sandy Hook, aunque la evacuación de una misa por amenazas agregó zozobra a los dolidos feligreses.

AFP Newtown

EE. UU. -Varios cientos de personas se dieron cita desde muy temprano en la iglesia católica Saint Rose of Lima, la misma que había organizado uno de los primeros servicios religiosos tras la tragedia que golpeó el viernes a este pequeño pueblo de Connecticut  (noreste de Estados Unidos) , constató la  AFP .

Pero la iglesia debió ser evacuada por la policía en medio de la última misa del día por una amenaza telefónica, en un incidente que empañó la jornada para una comunidad ya traumatizada.

“Fue en medio de la misa. Nos pidieron a todos que saliéramos debido a una amenaza. La iglesia estaba llena” , contó Anne, originaria de Hartford  (capital del estado de Connecticut) , quien se encontraba en el interior del templo en el momento de la evacuación, pasado el mediodía.

“Una llamada de teléfono inquietó a la policía. Era lo bastante creíble como para evacuar el lugar y verificar. Monseñor Robert Weiss, el pastor, interrumpió su homilía durante la misa. La gente se retiró con mucha calma y dignidad” , indicó de su lado Brian Wallace, vocero de la diócesis.

La policía y miembros de la fuerza de intervención rápida SWAT entraron en el templo y en un edificio adyacente, mientras repicaban las campanas de la iglesia, constató un periodista de la  AFP .

Una hora más tarde, Wallace anunció que no había ningún peligro pero que de todas maneras el edificio quedaba cerrado “para devolver la calma” .

Hasta allí, el recogimiento y la unidad en los templos había marcado la jornada dominical dedicada por el pueblo de Newton a homenajear a los 20 niños y 6 adultos que fallecieron en el ataque perpetrado por un joven que también murió.

 “Fue muy difícil concentrarse en la iglesia. Honestamente todo lo que quería era tener a mis hijos conmigo, estar rodeada de gente y apoyar a la comunidad”, afirmó Michelle Garraty, de 40 años y madre de tres niños, tras asistir a una de las primeras misas en Saint Rose of Lima.

 A diferencia del viernes por la noche, esta vez las misas fueron cerradas a la prensa por pedido de algunos feligreses, explicó el vocero de la iglesia.

 “La situación es extremadamente tensa, por ello no queremos periodistas o cámaras” , señaló con amabiliidad a la  AFP  Brian Wallace.

 Mostrando la incomodidad de parte de los vecinos de Newtown ante la invasión de periodistas de todo el mundo ávidos de información, un habitante del pueblo reiteró este pedido de “respeto”  por las familias de las víctimas, en especial de cara a los “próximos duros días”  que se avecinan con los funerales.

“Apreciamos su respeto, ahora y en el futuro, por la familias” , afirmó Ray Gallagher conteniendo las lágrimas bajo la lluvia.

 Un voluntario de la Cruz Roja, Rosty Slabicky, que también asistió a la misa en la iglesia Saint Rose of Lima, señaló que las familias y quienes brindaron asistencia de inmediato en el lugar de la tragedia estaban “destrozados” .

“La comunidad está reuniéndose y rezando. Están destrozados. No solo las familias, sino también los voluntarios en la emergencia están viviendo la crisis de una forma muy personal y emocional” , señaló.

Otras iglesias del pueblo que ofrecieron servicios el domingo fueron St. Johns Episcopal Church y United Methodist Church, ambas cercanas a la escuela Sandy Hook, así como la pequeña Trinity Episcopal Church, donde algo más de una veintena de personas asistió a una misa, según un fotógrafo de la  AFP .

Mientras tanto, decenas de personas seguían acercándose al “memorial”  improvisado junto al cartel de entrada a la escuela Sandy Hook, donde depositaban flores y osos de peluche.

Junto al gran árbol de navidad del pueblo ubicado al lado de un puente en la calle principal, otro lugar de peregrinaje, había velas, notas escritas a mano, juguetes, más flores.

En la cima de la calle que lleva a la escuela podía verse una hilera de pequeños árboles de navidad decorados también con ositos y otros juguetes. “Es para los chicos” , dijo una mujer mientras agregaba una guirlanda.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.