Internacional

Imputada en Vatileaks acusa a Vallejo de filtración y “comportamientos raros”

La exrelacionista pública Francesca Chaouqui, imputada en el juicio que se celebra en el Vaticano por la filtración de documentos, negó el miércoles haber dado informaciones reservadas a los periodistas y acusó de ello y de mostrar “comportamientos raros”  al sacerdote español Lucio Vallejo.

Por Ciudad del Vaticano/EFE

Francesca Chaouqui, exrelacionista pública del Vaticano. (Foto Prensa Libre: AFP).
Francesca Chaouqui, exrelacionista pública del Vaticano. (Foto Prensa Libre: AFP).

Durante su comparecencia Chaouqui negó haber presionado al sacerdote español, cómo él ha sostenido, y aportó una serie de fotografías con las que quiso demostrar sus supuestos “comportamientos raros”  después de no lograr un puesto en la secretería de Asuntos Económicos del Vaticano.

Con este material le acusó de mantener “amistades poco convenientes” e incluso aludió a la presunta homosexualidad del religioso.

La imputada señaló que Vallejo le habló de su “esfera sexual” durante la noche que estuvieron juntos en Florencia, norte de Italia, en la que según el cura español mantuvieron relaciones, algo que ella sin embargo negó.

El miércoles se reanudó el proceso conocido como “Vatileaks2”, luego de 20 días detenido por el estado de salud de la imputada, Chaouqui, embarazada de siete meses y medio y que el miércoles fue interrogada durante dos sesiones, una matutina y otra vespertina.

Lo hizo en calidad de exmiembro de la extinta Comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede (COSEA), de la que proceden la mayoría de los archivos filtrados.

La exrelaciones públicas está imputada junto a Vallejo, el administrativo Nicola Maio y los periodistas que publicaron los datos, Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fitipaldi.

Chaouqui defendió su trabajo durante los meses que duró la COSEA y aseguró que todo cambió cuando Vallejo no logró un puesto en la nueva Secretaria de Asuntos Económicos.



Gianluigi Nuzzi, periodista italiano, llega a la audiencia en el Vaticano por el caso Vatileaks. (Foto Prensa Libre: AFP).
Gianluigi Nuzzi, periodista italiano, llega a la audiencia en el Vaticano por el caso Vatileaks. (Foto Prensa Libre: AFP).


También citó un “hecho gravísimo” que provocó un gran cambio en el trabajo de la COSEA pero que, en su opinión, debe permanecer en secreto ya que así se lo prometió al Papa.

Un hecho que tuvieron que investigar por expresa petición del papa Francisco y del cardenal español Santos Abril y Castelló, miembro de la comisión de vigilancia del banco vaticano, el IOR, explicó Chaouqui.

Agregó que los resultados de su investigación tuvieron consecuencias y que no agradaron al “ministro de Economía” vaticano, George Pell, quien les pidió todos los archivos recabados por el COSEA y les impidió acceder a ellos.

En relación con los periodistas, admitió que ella presentó Vallejo a Nuzzi y que el sacerdote le quería contar sus dificultades para llevar acabo la reforma de las finanzas vaticanas.

“Vallejo tenía la necesidad de contar su trabajo. Se lo habría contado a cualquiera”, señaló.

También admitió que vio cómo Vallejo facilitaba una contraseña al periodista para permitirle el acceso a su correo pero al mismo dijo desconocer lo que el escritor podría haber encontrado en su interior.

Además dijo que no sabía que posteriormente le dio las contraseñas para consultar los documentos, tal y cómo el propio Vallejo ha reconocido en la anterior vista del proceso.

Chaouqui aseguró que el único error fue no avisar a los superiores de los “comportamientos raros” de Vallejo y citó su amistad con un astrólogo, Mauro Giacoponi, un compañero suyo y con algunas personas del mundo del espectáculo.

La acusada afirmó que Giacoponi fue quien facilitó a Vallejo el teléfono móvil con el que se comunicó con el exterior durante su periodo en arresto domiciliario, una acción por la que volvió a ser encerrado en la Gendarmería vaticana el mes pasado.

En el tribunal mostró imágenes de Vallejo vestido de soldado, realizando entrenamientos militares e incluso borracho, según la imputada.

La siguiente vista ha sido fijada para el próximo lunes.