Internacional

Inundaciones dejan ocho muertos y 20 mil rescatados en Luisiana

Al menos ocho personas murieron y otras 20 mil fueron rescatadas a causa de la "histórica" inundación que afecta el estado de Luisiana, en el sur de Estados Unidos, obligando al presidente Barack Obama a declarar el estado de catástrofe natural, informó el martes el gobernador John Bel Edwards.

Por Baton Rouge/DPA

Archivado en:

Estados Unidos
Varios vehículos quedaron prácticamente bajo el agua en Baton Rouge,Luisiana.(Foto Prensa Libre:EFE).
Varios vehículos quedaron prácticamente bajo el agua en Baton Rouge,Luisiana.(Foto Prensa Libre:EFE).

Más de ocho mil personas permanecían en refugios el lunes por la noche mientras continuaban las operaciones de búsqueda y rescate tras la inundación ocasionada por las fuerte lluvia que afectó el sur del estado desde el viernes recién pasado.

"Nadie ha sido olvidado, esta es una situación muy difícil para dar una respuesta tan rápido como nos gustaría", dijo Edwards en una conferencia de prensa. "Esta es una inundación histórica", agregó.

Alrededor de 40 mil viviendas fueron destruidas "en diferentes grados", precisó Edwards, que instó a los residentes del área afectada a registrarse para recibir ayuda federal de alivio a desastres. Unas 40 mil personas ya solicitaron asistencia, indicó.

A pesar de la mejora de las condiciones meteorológicas, el nivel del agua siguió aumentando en algunas zonas.

Desde que comenzaron las lluvias, más de 20 mil personas han tenido que ser rescatadas de sus casas o vehículos y más de 12 mil tuvieron que permanecer en alojamientos provisionales. El Gobierno estadounidense decretó el estado de catástrofe para una amplia región.

El canal de televisión local KALB informó la noche del lunes de que una mujer de 57 años se ahogó y un niño de cuatro años tuvo que ser rescatado de la rama de un árbol por dos peatones en Hineston. Al parecer, los dos habrían escapado de su automóvil cuando éste empezó a hundirse, informó la Policía local.

Edwards insistió en que los ciudadanos deben estar alerta y evitar salir al exterior en la medida de lo posible. El Gobierno de Luisiana se centra aún en las operaciones de rescate.

California arde

Si este diluvio recordó a los habitantes de Luisiana el desastre del huracán Katrina, que provocó la muerte de mil 800 personas en el 2005, los californianos también estaban llamados a recordar una tragedia.

A unos 160 kilómetros al norte de San Francisco, una zona del oeste de Estados Unidos devastada por un gigantesco incendio en el 2015, las llamas aterrorizaban de nuevo a la población desde el sábado.

El fuego quemó más de mil 600 hectáreas y los casi  mil 700 bomberos movilizados lograron controlar por el momento el 5% del incendio, según Cal Fire, organismo que gestiona la lucha contra los incendios forestales en California.

Unas cuatro mil fueron desalojadas y más de 175 edificios destruidos en el incendio, que sigue propagándose “agresivamente”  hacia el norte, según este organismo.

Más al sur, los bomberos controlaban el 30% de otro incendio que costó la vida a una persona, hirió a otras tres y arrasó más de 30 mil hectáreas.