Internacional

Irak libera una ciudad estratégica al Estado Islámico

El Ejército iraquí recuperó el viernes el control de la estratégica ciudad de Al Qayara, un paso más hacia la liberación de Mosul, la capital de facto del grupo terrorista Estado Isámico (EI) en ese país, informó un militar iraquí.

Por Mosul/Bagdad/EFE

Archivado en:

Irak Mosul
Ejército iraquí recuperó el viernes el control de la estratégica ciudad de Al Qayara, (AP).
Ejército iraquí recuperó el viernes el control de la estratégica ciudad de Al Qayara, (AP).

La Comandancia de Operaciones para la Liberación de Nínive informó en un comunicado de que las tropas izaron el viernes la bandera iraquí sobre el complejo que alberga las instalaciones del Gobierno, donde se ubica el Consejo Local, tras tres días de ofensiva.

Las fuerzas iraquíes anunciaron de esta manera el control de la ciudad, pese a que aún hay presencia de algunos extremistas en ciertas zonas de la urbe.

Tras la liberación, los equipos de artificieros comenzaron a desactivar los explosivos colocados por los terroristas en las calles y edificios de la localidad, así como a retirar los cinturones explosivos que los cadáveres de los yihadistas llevaban aún adosados.



Un columna de humo se observa durante los combates en la ciudad de Al Qayara. (AP).
Un columna de humo se observa durante los combates en la ciudad de Al Qayara. (AP).


Ahora, el Ejército persigue a los extremistas huidos tras los combates, algunos de ellos a través de túneles, mientras que otros fueron hallados escondidos en casas de civiles.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, calificó la recuperación de Al Qayara de "dolorosa derrota" del EI.

Según el mandatario, la conquista de esta urbe se suma a "una serie de batallas para liberar ciudades usurpadas en 2016, el año de la victoria".

"Nuestras heroicas fuerzas lograron una gran victoria y un paso importante en la senda para liberar Mosul", agregó Al Abadi, quien consideró que se está acorralando a los extremistas en Nínive.

En los combates en Al Qayara murieron decenas de yihadistas, entre ellos suicidas y francotiradores, informó la Comandancia, que, como es habitual, no precisó las bajas en las filas gubernamentales.

En esas operaciones participaron fuerzas antiterroristas y tropas de la IX Brigada Blindada del Ejército iraquí, que contaron con el apoyo de las aviaciones de Irak y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Con la toma de Al Qayara, la fecha para la toma de Mosul, la "capital" del EI en Irak, se acerca de manera importante.

Esta conquista era necesaria para abrir las puertas a la ofensiva final para liberar Mosul y cumplir con el objetivo de derrotar a los extremistas en 2016, como recordó hoy Al Abadi.



un tanque del ejército iraquí ingressa a la estratégica ciudad de Al Qayara. (AP)
un tanque del ejército iraquí ingressa a la estratégica ciudad de Al Qayara. (AP)


Al Qayara, que estuvo más de dos años en manos del EI, es importante también por ser una zona rica en petróleo, de cuya explotación y venta los yihadistas obtenían financiación.

Es la ciudad más importante de la comarca homónima, en la que se han centrado hasta el momento las operaciones de las fuerzas iraquíes para expulsar a los yihadistas de toda Nínive.

Las fuerzas oficiales, apoyadas por milicias de clanes suníes locales y por soldados kurdos "peshmergas", han arrebatado al EI el control de numerosas aldeas y zonas en Nínive, en su camino hacia Mosul, objetivo último de la ofensiva iraquí.

Esa ofensiva comenzó el 24 de marzo pasado y desde entonces las fuerzas iraquíes han avanzado de manera constante hacia Mosul.

El Gobierno iraquí ha calculado que la operación militar para recuperar esa ciudad, la segunda de Irak después de Bagdad, provocará el desplazamiento de entre 250 mil y un millón de sus habitantes hacia otras zonas del país.

El EI conquistó esa ciudad en junio del 2014 y, poco después, declaró un califato en los territorios bajo su control en Irak y en Siria, en los que ha impuesto una interpretación radical de la ley islámica.

Desde entonces, ha perdido mucho terreno en ambos países, sobre todo en Irak a manos de las tropas gubernamentales, que cuentan con el apoyo aéreo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Recientemente, las fuerzas iraquíes consiguieron también recuperar la provincia occidental de Al Anbar, estratégica al ser fronteriza con Siria.