Internacional

Coalición liderada por Arabia Saudí niega bombardeo

La coalición militar liderada por Arabia Saudí en la lucha contra los rebeldes en Yemen negó este jueves que sus aviones bombardearan la embajada iraní en Saná, como afirma Teherán.

Por Riad/AFP

Ciudadanos afines a las fuerzas rebeldes de los hutíes se manifiestan en Sana,Yemen.
Ciudadanos afines a las fuerzas rebeldes de los hutíes se manifiestan en Sana,Yemen.

Según una investigación, estas “acusaciones son falsas puesto que no hubo operaciones aéreas alrededor ni cerca de la embajada”, según un comunicado de la coalición.

La investigación “confirma igualmente que el edificio de la embajada está a salvo y no ha sido dañado”, añadió.

Irán anunció previamente que iba a denunciar ante el Consejo de Seguridad de la ONU ese supuesto bombardeo.

Según Teherán, uno de los misiles lanzados por un avión durante un ataque contra Saná cayó cerca de la embajada e hirió a uno de los guardias.

Ataque

Un ataque de la coalición liderada por Arabia Saudí alcanzó la embajada de Irán en Yemen el miércoles por la noche, según la agencia de noticias oficial de la República Islámica.      

La capital yemení está controlada por rebeldes chiíes conocidos como hutíes. Son el objetivo de la campaña liderada por Arabia Saudí en defensa del gobierno del país reconocido internacionalmente.

Irán ha ofrecido apoyo a los sublevados, pero niega ayuda activa en el combate.       

Arabia Saudí cortó sus relaciones diplomáticas con Irán el domingo después de que grupos de manifestantes atacaran dos de sus delegaciones en Irán. Estos ataques siguieron a la ejecución en Arabia Saudí de un destacado clérigo opositor chií durante el fin de semana.       

Como consecuencia de la ruptura de sus relaciones, Irán prohibió el jueves las importaciones saudíes.      

La televisión iraní recogió el anuncio sobre el cese de importaciones el jueves. La decisión se tomó en una reunión de emergencia del gabinete del presidente, Hassan Rouhani, señaló la televisora estatal.       

Las importaciones anuales de Arabia Saudí suponen unos US$60 millones y, en su mayoría, se trata de material de embalaje y productos textiles.