Internacional

El Congreso de El Salvador dividido por despenalización del aborto

Los diputados del Congreso salvadoreño se mostraron el miércoles divididos entre quienes apoyan o rechazan la propuesta del oficialismo de despenalizar el aborto terapéutico y en casos de violación.

Por San Salvador/EFE

Archivado en:

Aborto El Salvador
El Congreso salvadoreño, durante una sesión plenaria. Los legisladores se encuentran divididos por la propuesta de legalizar el aborto. (Foto: Asamblea Nacional Legislativa de El Salvador).
El Congreso salvadoreño, durante una sesión plenaria. Los legisladores se encuentran divididos por la propuesta de legalizar el aborto. (Foto: Asamblea Nacional Legislativa de El Salvador).

La iniciativa del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) busca establecer en el Código Penal la salvedad de que "no es punible" el aborto realizado "con el propósito de salvar la vida de una mujer", cuando el embarazo sea producto de una violación o sea "inviable la vida extrauterina".

La propuesta, presentada el lunes, por la presidenta del Congreso, Lorena Peña, fue leída y enviada este miércoles a la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, para que esta la avale y sea votada o la deseche.

"Con mi voto no cuentan, ni ahora ni nunca para matar a un ser indefenso, inocente y con vida propia" porque "el aborto es un crimen", señaló Margarita Escobar, diputada de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

"Con mi voto no cuentan, ni ahora ni nunca para matar a un ser indefenso, inocente y con vida propia" porque "el aborto es un crimen", señaló Margarita Escobar, diputada de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Escobar acusó al oficialismo de querer desviar la atención pública con esta propuesta "en medio de una situación de crisis, como nunca la hemos visto en el país".

Este partido de derecha promueve en el Congreso la ampliación de las penas por aborto hasta los 50 años, una idea que Amnistía Internacional (AI) consideró "escandalosa, irresponsable y contraria a estándares básicos de derechos humanos".

Para que la iniciativa sea aprobada son necesarios 43 de 84 votos a favor, de los que el FMLN solo posee 31 y la llave la tendrá la Gran Alianza por la Unidad Nacional, que históricamente se ha mostrado cercana a la postura de ARENA en este tema.

El diputado Rodolfo Parker, de la Democracia Cristiana, se plegó a la postura de ARENA al mostrar su desacuerdo con la iniciativa, que acompañan unas 30 organizaciones de la sociedad civil.

"Hagamos un discusión y un debate serio, sin demagogia, sin insultos y sin agresión, (...) hablemos de los derechos de la mujer, pero también hablemos de la vida" porque "no tiene sentido hablar de los enorme problemas" del país "si estamos dispuestos a legalizar terminar con la vida", acotó Parker.

El mismo encabeza una iniciativa para establecer en la Constitución que el matrimonio solo es entre "hombre y mujer así nacidos" para evitar cualquier intento de permitir la unión entre personas del mismo sexo.





El diputado del FMLN Guillermo Mata apuntó que el debate no se debe centrar en "filosofar qué es la vida" sino en los embarazos de adolescentes que son violadas, lo que representa un "problema de salud pública".

"Aquí estamos hablando de una niña que por violación ha salido embarazada y que queda excluida de su familia, de la sociedad y termina en malos pasos porque no tiene apoyo y es tratada de una manera poco digna", explicó.

Mata criticó la postura de ARENA porque es un partido que "está a favor de la pena de muerte y de la castración química" y en contra de los "programas sociales que son para mejorar la calidad de vida de la población".



La presidenta de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Lorena Mendoza, al momento que ingresa la ley rodeada de activistas. (Foto: Asamblea Legislativa El Salvador).
La presidenta de la Asamblea Legislativa de El Salvador, Lorena Mendoza, al momento que ingresa la ley rodeada de activistas. (Foto: Asamblea Legislativa El Salvador).


Diversas organizaciones sociales señalaron el martes que los diputados deben debatir la propuesta de despenalizar el aborto terapéutico y en casos de violación sin la mediación de "creencias religiosas".

Actualmente, un total de 14 mujeres están condenadas en El Salvador por delitos ligados al aborto, algunas con penas de hasta 40 años porque no se les ha podido comprobar el aborto y la Fiscalía las ha acusado de homicidio.