Internacional

Kerry se reunirá con Putin en su primera visita a Rusia tras crisis ucraniana

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, se reunirá mañana, martes, en la ciudad de Sochi con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en su primera visita a ese país tras la crisis en Ucrania, informó hoy el Departamento de Estado.

Por Washington/ EFE

El secretario  de Estado de EE.UU., John Kerry habla sobre la crisis en Yemen, en Arabia Saudí. (Foto Prensa Libre:AP)
El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry habla sobre la crisis en Yemen, en Arabia Saudí. (Foto Prensa Libre:AP)

Las agencias rusas ya habían adelantado la visita de Kerry a Sochi, situada a orillas del mar Negro, pero sin confirmar su encuentro con Putin.

En Sochi el jefe de la diplomacia estadounidense prevé reunirse también con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para abordar una serie de asuntos bilaterales y regionales, entre ellos la crisis en Ucrania, las negociaciones nucleares con Irán y el conflicto en Siria, según detalló el Departamento de Estado en un comunicado.

Lavrov comentó por medio de un comunicado que espera que la visita de Kerry “normalice las relaciones bilaterales de las que depende en gran parte la estabilidad global”.

Ucrania ha sido la principal fuente de discrepancia en el diálogo entre Moscú y Washington. En Ucrania continúan registrándose enfrentamientos esporádicos entre el gobierno y fuerzas separatistas rebeldes en las regiones orientales de Donetsk y Luhansk, pese a un acuerdo de cese al fuego firmado a mediados de febrero.

-Acusan a Rusia-

Las naciones occidentales han acusado a Rusia de proveer de tropas y armamento a los rebeldes, acusación rechazada por Moscú.

En respuesta, el lunes Lavrov culpó a Estados Unidos de la inestabilidad en Ucrania y dijo que Washington maniobra para tratar de aislar a Rusia en el plano internacional.

Rusia se ha manifestado abiertamente en contra del compromiso de Washington de brindarle a Ucrania asistencia militar en lo que se refiere a equipo y entrenamiento.

A finales de abril, tropas estadounidenses y ucranianas comenzaron una serie de entrenamientos conjuntos con la intención de mejorar las defensas de Ucrania.

Los ejercicios conocidos como “Fearless Guardian-2015” (Guardián temerario del 2015) , generaron la molestia de Rusia, que describió dichas acciones como una potencial causa de desestabilización. Durante una visita el domingo a Moscú, la canciller alemana,

Ángela Merkel, pidió a Rusia utilizar su influencia para persuadir a los separatistas ucranianos de comprometerse al cese al fuego que es violado con frecuencia. Ucrania ha informado que han muerto más de 8 mil personas durante el conflicto que comenzó en abril del 2014.

Rusia se ha mantenido firme en su postura de que el gobierno ucraniano carga con la mayor responsabilidad para alcanzar un acuerdo.

“Utilizaremos toda nuestra influencia y liderazgo en Donetsk y Luhansk para asegurar que el proceso se mantenga en el camino necesario y sostenga el nivel requerido” , respondió Putin a Merkel.