Internacional

El fotógrafo de la niña afgana de ojos verdes quiere ayudarla

Steve McCurry, quien en 1985 hizo célebre a Sharbat Gula, la niña afgana de ojos verdes al publicar su fotografía en la portada del National Geographic, quiere ayudarla a salir de prisión.

Por Pakistán/AFP

Sharbat Gula, a la izquierda en la famosa portada del National Geographic de 1985, a la derecha, detenida en Pakistán. (Foto: AFP).
Sharbat Gula, a la izquierda en la famosa portada del National Geographic de 1985, a la derecha, detenida en Pakistán. (Foto: AFP).

La "niña afgana" de enormes ojos verdes, que ahora ya tiene 46 años, fue detenida el miércoles en Pakistán por portar documentos falsos, toda su vida ha vivido refugiada en ese país.

"Estoy comprometido a hacer todo lo posible para facilitar apoyo legal y económico a ella y su familia", escribió McCurry en su cuenta de Instagram en donde publicó la icónica foto de Sharbat Gula.

Añadió: "Condeno esta acción en los términos más duros. Ha sufrido toda su vida y su arresto es una enorme violación de sus derechos humanos".

La impresionante imagen de Sharbat Gula, con sus grandes ojos verdes que resaltan bajo un pañuelo rojo es una de las portadas más conocidas de la historia de la revista estadounidense, y propulsó a la entonces adolescente al rango de ícono del pueblo afgano, cuando el país se hallaba bajo ocupación soviética.

Más de tres décadas después, Gula fue detenida por las autoridades paquistaníes "por obtención de falsos documentos de identidad", declaró a la AFP Shahid Ilyas, un responsable de la Nadra (National Database Registration Authority), la administración de estado civil.

Refugiados

  • 1.4 millones de afganos registrados legalmente son albergados en Pakistán
  • 900,000 se encuentran en en situación ilegal.

La refugiada afgana, de 46 años, que no tiene nacionalidad paquistaní, y fue trasladada a una prisión para mujeres, donde esperará hasta que un tribunal vea su caso.

Afganistán contrata abogado

Por aparte, el embajador de Afganistán en Islamabad anunció el jueves la contratación de abogados para defender a la mujer afgana.

"Espero que Sharbat Gula sea liberada en los próximos dos días y se reúna con su familia", escribió el jefe de la misión diplomática afgana, Omar Zakhilwal, en su cuenta de Facebook.

El diplomático explicó que ha contratado a "prestigiosos abogados" para solucionar la situación a través de canales legales, tras hablar con la familia de la mujer.





Zakhilwal indicó que espera que Gula pueda regresar pronto a Afganistán, donde el presidente del país, Ashraf Gani, le regalará una casa.

Gula estaba tratando precisamente de vender su casa en Pakistán para volver a Afganistán ante la presión del Gobierno paquistaní para que los cerca de tres millones de refugiados afganos se vayan del país.

"Se suponía que después de ser redescubierta por 'National Geographic' debería haber tenido ayudas y hallarse en una mejor situación económica, pero no ha sido así. Su marido murió y tiene que ganar el sustento para sus cuatro hijos", indicó Zakhilwal.

El afgano hacía así referencia a que la prestigiosa revista estadounidense y McCurry la buscaron y fotografiaron de nuevo, 17 años después de aquella mítica portada de "National Geographic".

De ser hallada culpable podría ser sentenciada a una pena de 7 a 14 años de prisión, y a una multa de entre US$3 mil y US$5 mil o incluso podría ser expulsada del país.



Sharbat Gula,  "la niña afgana" de los grandes ojos verdes, fue detenida el miércoles en Pakistán. (Foto Prensa Libre: AFP).
Sharbat Gula, "la niña afgana" de los grandes ojos verdes, fue detenida el miércoles en Pakistán. (Foto Prensa Libre: AFP).


La agencia federal comenzó a investigar su caso en febrero de 2015, en un momento en el que salieron a la luz numerosos casos de refugiados afganos que trataban de obtener documentos paquistaníes para no ser expulsados del país.

Pakistán alberga a 1,4 millones de afganos registrados legalmente y a otros 900.000 en situación ilegal, lo que los convierte en una de las comunidades de desplazados más grandes y antiguas del mundo que comenzó a llegar a territorio paquistaní con la invasión soviética en 1979.





Unos 456.000 de esos refugiados han regresado a Afganistán en lo que va de año, la gran mayoría en los últimos tres meses, ante el ultimátum del Gobierno paquistaní para que abandonen el país.

Según Ilyas, las autoridades paquistaníes buscan también a tres responsables de la Nadra, acusados de haber proporcionado un documento de identidad nacional a Gula, y que desaparecieron después de que el fraude fuera revelado.

Miles de refugiados afganos han conseguido hacerse con documentos de identidad paquistaníes a pesar de que el sistema está informatizado.