Internacional

La Casa Blanca solicita ayuda extraordinaria de US$7 mil 900 millones tras paso de "Harvey"

La Casa Blanca solicitó oficialmente al Congreso que apruebe la liberación de US$7 mil 850 millones en fondos de emergencia para hacer frente a los daños que causó el huracán "Harvey", ahora convertido en depresión tropical, informan los medios estadounidenses.

Por DPA y AP / Washington, EE. UU.

Jenna Fountain lleva un cubo para intentar recuperar los artículos de su hogar inundado Port Arthur, Texas. Los residentes de Houston y otras ciudades de Texas comenzaron a regresar a casa para evaluar los daños causados por el huracán Harvey.(Foto, Prensa Libre: AFP)
Jenna Fountain lleva un cubo para intentar recuperar los artículos de su hogar inundado Port Arthur, Texas. Los residentes de Houston y otras ciudades de Texas comenzaron a regresar a casa para evaluar los daños causados por el huracán Harvey.(Foto, Prensa Libre: AFP)

La cifra es bastante superior a los US$6 mil millones que se manejaron en un primer momento y le seguirá otro pedido de US$6 mil 700 millones, según una carta dirigida al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

"La administración cree que serán necesarios recursos federales adicionales para seguir financiando misiones de respuesta y recuperación críticas y para salvar vidas", señala la carta a la que tuvieron acceso los medios.

De la suma inicial, US$7 mil 400 millones serán destinados al fondo para hacer frente a catástrofes de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (Fema) y US$450 millones al programa de créditos en caso de desastres naturales de la Administración de Pequeñas Empresas.

Es probable que la Cámara apruebe las ayudas para Harvey como un proyecto independiente, aunque líderes republicanos señalan que el Senado podría emparejarlas con la legislación para ampliar el techo de deuda del gobierno. Si esto ocurre, la Cámara debería celebrar una nueva votación para devolver la norma a la Oficina Oval para que sea sancionada.

Aunque este plan es todavía provisional, la Casa Blanca dio indicios de que estaría de acuerdo con la idea. Algunas conservadores de la Cámara de Representantes preferirían considerar el asunto del incremento del límite de endeudamiento como un tema independiente.

El presidente Donald Trump prometió a las víctimas en el estado de Texas que habrá una ayuda rápida.

"Harvey" podría convertirse según las primeras estimaciones en la catástrofe natural más cara de la historia de Estados Unidos.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, señaló que solamente los costes de la ayuda de emergencia del Gobierno federal ascenderán a más de US$100 mil millones. Los daños materiales fueron estimados el viernes por el servicio meteorológico AccuWeather en US$190 mil millones.

Trump vuelve a Texas a reunirse con los afectados por Harvey

El presidente Donald Trump abandonó Washington este sábado rumbo a Houston, Texas, y Lake Charles, en Luisiana, para recorrer las zonas donde cientos de miles de personas regresaban a sus hogares después del paso de la tormenta Harvey.

El presidente estadounidense y la primera dama, Melania Trump, despegaron en el Air Force One en la mañana desde la base militar de Andrews, en los suburbios de Washington.

"Estados Unidos está con ustedes!" tuitéo el presidente en referencia a los dos estados del sur golpeados por Harvey, que ha dejado al menos 42 muertos y causado daños por entre US$30 mil millones y US$100 mil millones.

Lea más "Lo peor todavía no ha pasado": cuatro historias de supervivencia y solidaridad en una Texas bajo el agua por la tormenta Harvey

Una semana después de que Harvey azotara la costa texana como un huracán de categoría cuatro, los rescatistas aún buscaban por aire y agua a personas posiblemente atrapadas en casas inundadadas.

En su segunda visita a las zonas afectadas, Trump irá nuevamente a Texas pero también al vecino estado de Luisiana acompañado de su esposa.

El viaje tiene lugar en momentos en que Harvey prácticamente se ha disipado y convertido en una depresión tropical.

Los que han podido regresar a sus casas, abandonadas durante varios días, las encontraron inundadas con un agua lodosa que llega al nivel de las ventanas, a veces incluso más arriba, y vehículos listos para ir al desguace.

Tobias James encontró sus dos vehículos llenos de agua, incluyendo su Dodge nuevo, al volver el viernes a su vivienda en Port Arthur. "El seguro de uno de ellos venció hace ya años", se lamentó, al tiempo que se consolaba pensando que todos sus parientes se encuentran bien.

Pero todavía decenas de miles de ciudadanos siguen en albergues, por el lento decrecimiento de las inundaciones.