Internacional

La policía española libera a un hombre retenido por su familia en un "cuartucho"

La policía española detuvo en la región de Andalucía (sur) a dos personas que mantenían encerrado a su hermano de 59 años desnudo y en condiciones infrahumanas y que además cobraban su subsidio mensual de mil euros.

Por Madrid/AFP

Fotografía cedida por la Policía que muestra las condiciones infrahumanas en que vivía el hombre liberado. (Foto Presna Libre: EFE).
Fotografía cedida por la Policía que muestra las condiciones infrahumanas en que vivía el hombre liberado. (Foto Presna Libre: EFE).

La víctima, que sufre problemas mentales, estaba enfermo y desnudo, confinado "en unas condiciones completamente insalubres" en un cuartucho sin techo de unos tres metros cuadrados, en la casa de sus hermanos, informó la policía en un comunicado.

"Las condiciones del lugar eran completamente insalubres, con botellas y cubos donde hacía sus necesidades básicas, sin acceso a agua corriente ni a un aseo", según el comunicado.

Los hechos tuvieron lugar en la localidad de Dos Hermanas, en la provincia de Sevilla, cuando los agentes descubrieron a la víctima al llevar a su casa a su hermano de 76 años que se encontraba ebrio.

Al llegar a su casa, donde vivía con su hermana de 61 años, los agentes se fijaron en una puerta cerrada con una cadena y un candado, por lo que el hombre les explicó que ahí vivía su hermano, "que tenía problemas mentales y por su seguridad lo mantenían aislado".

20

  • años tardó encerrado el hombre que padece de un desequilibrio mental por la cual recibe una pensión de mil euros que era cobrada por los hermanos.

Los agentes pidieron ver al hombre por lo que, tras cruzar esa puerta, se encontraron con otra también cerrada, que daba paso a unas escaleras hacia una especie de palomera, donde se encontraba la víctima.

Este hombre, "cuyo estado de salud e higiene era lamentable", no había recibido atención médica desde 1996 y fue inmediatamente conducido al hospital, precisó la policía.

Su dos hermanos, que cobraban su subsidio de 1.000 euros mensuales, fueron detenidos como presuntos autores de delitos contra la integridad moral, de malos tratos en el ámbito familiar y detención ilegal.

El diario El País cita que la Policía no contaba con denuncias previas de ninguno de los detenidos ni por maltrato ni por otros hechos. Tampoco había recibido quejas ni avisos de vecinos de la familia, por lo que el caso de maltrato había pasado inadvertido.

La vivienda no se encuentra aislada sino que forma parte de una calle situada en pleno centro geográfico de la localidad, de 130 mil habitantes y unida a la capital andaluza. Junto a la casa donde se han registrado los hechos hay dos viviendas más de la misma altura.