Internacional

Las 14 vidas segadas por la matanza de California

Catorce personas perdieron la vida y otras 21 resultaron heridas el pasado miércoles en una matanza perpetrada por Farook Syed y su esposa Tashfeen Malik, calificada por el presidente Barack Obama como "un acto terrorista".

Por Los Ángeles/AFP

Fotografías de las 14 víctimas de la matanza de San Bernardino. (Foto Prensa Libre: AP).
Fotografías de las 14 víctimas de la matanza de San Bernardino. (Foto Prensa Libre: AP).

La mayoría de víctimas eran compañeros de profesión de Farook, un inspector sanitario del gobierno del condado de San Bernardino (situado al este de Los Ángeles).

A continuación, algunos detalles de la vida de las personas que fueron asesinadas.

  • ROBERT ADAMS (40 años):

Trabajaba como experto en el departamento de Salud Ambiental. Su esposa Summer es empleada del departamento de recursos humanos del condado. Ambos tenían una niña de 20 meses llamada Savannah.

El gobierno del condado dijo en un comunicado la semana pasada que la pareja era inseparable y estaba planeando un viaje a Disneyland.

  • ISAAC AMANIOS (60 años):

Nació en Eritrea y llegó a Estados Unidos en el 2000 huyendo de la violencia que azotaba su país. Sus tres hijos estudian en la universidad y su mayor deseo era verlos graduarse.

El jugador de fútbol americano de los New York Giants, Nat Berhe, dijo en Twitter que eran familia.

"Acabo de enterarme que mi primo está entre los 14 muertos, me siento enfermo", escribió la semana pasada.

  • BENNETTA BETBADAL (46 años):

Llegó a Estados Unidos con 18 años "escapando del extremismo islámico y la persecución de cristianos que siguió a la revolución iraní", de acuerdo con el sitio gofundme.com, que recauda dinero para su familia.

"Bennetta se fue de casa el miércoles por la mañana muy contenta por hacer una presentación ante sus superiores y compañeros durante una fiesta".

"Es una ironía del destino que su vida haya sido robada por lo que parece es el mismo tipo de extremismo del que ella huyó", manifestaron sus allegados en el sitio web.

Estaba casada con un policía, con quien tenía tres hijos.

  • HARRY BOWMAN (46 años):

Todo el mundo le llamaba Hal y hacía poco tiempo que se había incorporado como analista al departamento de Salud del condado.

El periódico de su ciudad natal en el estado de Pensilvania (noreste) aseguró que tenía dos hijas.

  • SIERRA CLAYBORN (27 años):

La prensa local informó que la joven iba a recibir un premio a la mejor empleada del año el mismo día de la matanza.

Su hermana Tamishia contó a la televisión KCRA que Sierra era muy feliz trabajando como inspectora de salud.

"Era una persona muy alegre", aseguró. "No le gustaba que la gente estuviera triste. Su único propósito era hacer feliz a todo el mundo".

  • JUAN ESPINOZA (50 años):

Nació en México, pero como tantos compatriotas probó suerte en el país vecino cuando tenía 20 años.

Actualmente también era inspector sanitario del condado.

"Era un hombre honesto, justo y muy trabajador", contó su hija Jerusalem, de 25 años, al diario The New York Daily News.

  • AURORA GODOY (26 años):

Se casó con James, su novio del colegio, con quien tuvo un niño hace dos años.

La hermana de su esposo dijo en la página gofundme.com que "le encantaba ir a Disneyland con su familia".

"Vamos a echar de menos su jovial personalidad y su graciosa forma de decir hola", afirmó.

  • SHANNON JOHNSON (45 años):

Gran amante de los tatuajes, tenía en su cuerpo dibujos de su primera esposa, sus abuelos y su padre.

En los próximos meses planeaba hacerse otro en honor a su prometida, Mandy Pifer.

La mujer contó al diario Los Angeles Times que Johnson se sentía atraído por el hinduismo y que disfrutaba hablando de religión, uno de los temas de conversación que compartía con Farook.

Trabajaba en el departamento de Salud Ambiental.

  • LARRY DANIEL KAUFMAN (42 años):

Era el encargado de la cafetería del centro Inland para discapacitados mentales donde tuvo lugar la matanza.

"Mi día no comenzaba si compartir con él una conversación, un abrazo, una broma", dijo su amigo Ron Sharp.

"Tengo la sensación de que me lo encontraré a la vuelta de la esquina. Es una de las peores cosas, saber que no ocurrirá", lamentó.

  • DAMIAN MEINS (58 años):

Tenía debilidad por las camisetas hawaianas, que vestía todo el año.

Era padre de dos chicos y estaba casado con la directora de un instituto local. Muchas navidades solía disfrazarse de Papá Noel en una escuela primaria.

Sus amigos contaron que era seguidor de los Monty Python, le gustaba pintar, viajar, cuidar de su jardín y era amante de los coches.



Tashfeen Malik, izquierda, and Syed Farook, en una fotografía ofrecida por el servicio de Aduanas que muestran uno de sus ingresos al país. (Foto Prensa Libre: AP).
Tashfeen Malik, izquierda, and Syed Farook, en una fotografía ofrecida por el servicio de Aduanas que muestran uno de sus ingresos al país. (Foto Prensa Libre: AP).


  • TIN NGUYEN (31 años):

El miércoles se fue antes del trabajo para comprar unos donuts para los compañeros que acudían a la fiesta navideña.

"Nunca le decía no a alguien que le pedía ayuda", aseguró su hermano Trung Do.

Sus familiares contaron a la prensa que ella y su novio de toda la vida estaban haciendo planes para casarse.

  • NICHOLAS THALASINOS (52 años):

Su esposa Jen afirmó que Thalasinos era un "judío mesiánico" que llegó a manifestar en las redes sociales sus diferencias con el islam.

Medios locales informaron que más de una vez discutió acaloradamente con Farook sobre Israel. Tenía dos hijos mayores.

  • YVETTE VELASCO (27 años):

"Estamos destrozados por lo que ha pasado y seguimos intentando aceptar esta pesadilla", reconoció su familia en un comunicado.

Su primo John contó al Los Angeles Times que Yvette era "una persona generosa que ayudaba a las personas que lo necesitaban".

Velasco era experta en medioambiente en el gobierno del condado.

  • MICHAEL WETZEL (37 años):

Tenía seis hijos y entrenaba gratis a un equipo de fútbol de niñas de cinco años.

"Era mi mejor amigo y era un padre increíble que los quería a todos por igual", contó su viuda, Renee, en un comunicado.

"Amaba su trabajo y su familia. Sin él, esta familia no volverá a ser igual", apuntó.