Internacional

Levantan monumento en memoria de la perra del rey de Tailandia

Los restos de la perra del rey de Tailandia, que provocó la detención por lesa majestad de un hombre que fue acusado de insultarla, han sido enterrados bajo un monumento levantado en memoria del can, indicó el jueves el diario The Nation.

Por Bankok/EFE

El monarca de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, posa con Thong Daeng ante la prensa.
El monarca de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, posa con Thong Daeng ante la prensa.

Las cenizas de Thong Daeng, que murió el pasado sábado con 17 años, fueron depositadas ayer bajo el monumento con una estatua de su imagen de bronce en un centro para perros en la ciudad de Hua Hin, situada a unos 199 kilómetros al suroeste de Bangkok.

Parte de las cenizas también fueron esparcidas frente al palacio real Klai Kangwon, ubicado cerca del monumento.

Thong Daeng, que significa cobre, adoptada en 1998, solía aparecer en fotos oficiales del rey Buhmibol Adulyadej, quien escribió un libro dedicado a la perra, que ha sido adaptado recientemente en una película de dibujos animados.

Cuando al rey Bhumibol Adulyadej le trajeron a aquella perrita de cinco semanas, nacida de una camada callejera de los suburbios de Bangkok, humilde, pequeña e indefensa, no le importó que llegara de los arrabales.

El rey Rama IX de Tailandia, al que apodan El Glorioso, respetadísimo y venerado casi como una divinidad en ese país, se sentó en el suelo y la adoptó al instante.

El rey Rama IX ha tenido una vida larguísima en la que se ha rodeado de perros. El monarca lleva en el trono más años que cualquier rey del mundo.

Lo coronaron en 1950. Ha sobrevivido a 15 golpes de estado, 16 constituciones y 27 primeros ministros y en toda esa vida nunca ha encontrado una mascota como ‘Thong Daeng’, con la que dormíay juegaba a diario.

A principios de diciembre, el tailandés Thanakorn Siripaiboo fue detenido y acusado de lesa majestad y sedición por “insultar”  a Thong Daeng y pulsar “me gusta”  en una foto relacionada con un supuesto caso de corrupción en un parque dedicado a antiguos reyes tailandeses.

El acusado, de 27 años, se enfrenta a una pena total de 37 años de cárcel.

La ley de lesa majestad en Tailandia, vigente desde 1908, establece que “cualquiera que difame, insulte o amenace al rey, a la reina o a sus descendientes se enfrentará a una pena de prisión de entre 3 y 15 años” .

Los casos de lesa majestad en Tailandia se han multiplicado desde el golpe de Estado del general Prayuth Chan-ocha, en mayo del 2014, según las organizaciones defensoras de los derechos humanos.