Internacional

Líder del EI habría muerto por lesiones causadas en un ataque el mes pasado

El número uno de la organización terrorista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al-Baghdadi, murió este viernes producto de las lesiones graves que sufrió el mes en un ataque aéreo de las fuerzas aliadas.

Por Redacción Internacional

En las redes sociales y sitios web de los medios iraquíes se dio a conocer la información, al mismo tiempo que se supo, los yihadistas juramentaron a un nuevo califa, Abu Ala al-Afri, en Mosul, donde tienen su principal feudo.

Abu Bakr al-Baghdadi, habría muerto por las lesiones que sufrió en un ataque de la coalición. (Foto Prensa Libre: Internet).

Hasta ayer, el pentágono dijo que carecía de elementos para creer que el jefe del grupo Estado Islámico  (EI) Abu Bakr al-Baghdadi fue herido en un ataque aéreo de la coalición contra el EI el mes pasado.

Esta información “había ya circulado”  a mediados de marzo, y el Pentágono sostuvo “que no tenía elementos para indicar que al-Baghdadi había sido herido o resultado muerto” , declaró el coronel Steven Warren, portavoz del Pentágono.

Hoy “no hay nada que nos indique un cambio”  en esa evaluación, agregó.

El diario británico The Guardian informó el martes que al-Baghdadi había sido “gravemente herido”  el 18 de marzo en el oeste de Irak en un ataque aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupoo yihadista EI.

El vocero del Pentágono precisió que el jefe del EI “no era”  un objetivo de los ataques que tuvieron lugar hasta ahora.

Más sanguinario

Según información que circuló en las redes sociales, el nuevo califa  demuestran crueldad sin precedentes, proviene de Talafara, fue maestro de educación y profesor de física, además estudió teología y en alguna ocasión trabajó como taxista en un pequeño vehículo.

En los años 90 ya era predicador  y en 2004, huyó de su ciudad natal, perseguido por las autoridades estadounidenses luego de la ocupación, luego  se unió a al-Qaeda.

Fue llamado el presidente del consejo asesor de Al-Qaeda en Irak. Fue capturado por los estadounidenses, pero después de un tiempo quedó en libertad.