Internacional

Líder del Partido Demócrata de EE.UU. dimitirá luego de convención

La presidenta del Partido Demócrata estadounidense, Debbie Wasserman Schultz, anunció el domingo que renunciará a su cargo al finalizar la convención nacional partidaria que comienza el lunes en Filadelfia y deberá formalizar la candidatura presidencial de Hillary Clinton.

Por Filadelfia/AFP/EFE

Debbie Wasserman Schultz, presidenta del Partido Demócrata estadounidense.(EFE).
Debbie Wasserman Schultz, presidenta del Partido Demócrata estadounidense.(EFE).

El anuncio de Wasserman Schultz se conoció después de dos jornadas de intensas presiones internas dentro del partido para que abandone el cargo a raíz del escándalo por correos internos que muestran claramente como la dirección partidaria buscó beneficiar a Clinton y perjudicar al senador Bernie Sanders, su rival en la interna.

En una nota oficial, Wasserman Schultz afirmó que se propone ayudar a fortalecer el Partido Demócrata y a la candidatura de Clinton. “La mejor forma para mí de cumplir esos objetivos es renunciar a mi puesto de presidenta del partido al finalizar la convención” , escribió.

El sitio web Wikileaks publicó el viernes casi 20 mil correos electrónicos de la dirección del Partido Demócrata desde el inicio de la campaña, en un espectacular escándalo que estalló a apenas dos días del inicio de la Convención Nacional que debía ser una fiesta de unidad detrás de Clinton.

En numerosos de esos correos, altos funcionarios del Partido Demócrata discutían como perjudicar la candidatura de Sanders durante la campaña interna y beneficiar a Clinton.

Ya durante la campaña Sanders había acusado abiertamente a Wasserman Schultz de no desempeñar su función de presidente del partido de forma neutral, y llegó a insistir en la necesidad de que ella renunciara inmediatamente al cargo para evitar que la disputa interna quedara manchada por sospechas.

El domingo, Jeff Weaver, quien fue jefe de la campaña de Sanders, no logró esconder la enorme irritación del campo demócrata con el escándalo.

“Ellos decían que eran neutrales, y nosotros sabíamos que no lo eran. Ahora tenemos la evidencia de que buscaban plantar historias negativas sobre Sanders. Los electores están furiosos, y tienen razón” , dijo Weaver a la prensa.

En medio al escándalo, al inicio de la mañana el equipo de Wasserman Schultz había informado a la prensa que había decidido retirar su nombre de la lista de oradores durante la convención, y que no presidiría los trabajos del congreso partidario. Más tarde, se conoció su decisión de dar un paso al costado al fin de la Convención.

En una nota, Clinton agradeció “a mi vieja amiga Debbie Wasserman por su liderazgo” , al tiempo que el presidente Barack Obama apuntó que “esta tarde (domingo) llamé a Debbie para decirle que le agradezco”  los esfuerzos que hizo por el partido en los cinco años que presidió el comité nacional.

Renuncia es lo correcto

El senador por Vermont Bernie Sanders dijo que Debbie Wasserman Schultz tomó la decisión correcta para el futuro del Partido Demócrata al renunciar a su cargo partidista.       

Sanders dijo que los demócratas necesitan un nuevo liderazgo “que abra las puertas del partido y acoja a la gente de clase trabajadora y a los jóvenes”.     

Wasserman Schultz anunció el domingo que renunciaría después de la convención demócrata. Sanders había exigido su renuncia.       

Wasserman Schultz fue objeto de críticas durante la campaña entre Sanders y Hillary Clinton para la nominación presidencial demócrata. Sanders y sus seguidores han acusado reiteradamente al partido de favorecer a Clinton.       

Sanders dijo que los líderes del partido deben ser imparciales en futuras elecciones primarias presidenciales, “algo que no ocurrió en la contienda del 2016” .    

Debbie Wasserman Schultz dijo que renunciará como presidenta del Partido Demócrata cuando concluya la convención que se realizará la próxima semana.       

La congresista de Florida ha estado involucrada en polémica tras la publicación de correos electrónicos en los que se deja entrever que el Comité Nacional Demócrata favoreció a Hillary Clinton en las primarias presidenciales.       

Ello provocó que Bernie Sanders, quien perdió ante Clinton, pidiera la inmediata renuncia de Wasserman Schultz.       

En un comunicado, Wasserman Schultz dijo que aún planea cumplir sus deberes inaugurando y clausurando la convención en Filadelfia. También dijo que pronunciará un discurso durante la convención.  

Trump pide a Clinton que tome ejemplo y renuncie

El candidato presidencial republicano, Donald Trump, pidió a su rival, Hillary Clinton, que renuncie igual que hizo Debbie Wasserman Schultz, envuelta en una polémica por una filtración de Wikileaks.

El magnate reaccionó así a la decisión de Wasserman Schultz de dejar su cargo cuando concluya la convención que se celebra a partir de mañana y hasta el jueves en Filadelfia para nombrar oficialmente a Hillary Clinton como candidata presidencial del Partido Demócrata.

La decisión de Wasserman Schultz llegó después de que el portal Wikileaks desvelara tener 19.252 correos electrónicos del DNC, en los que altos funcionarios del partido hablan de estrategias para vencer a Bernie Sanders, senador por Vermont que se enfrentó a Clinton en las primarias por la candidatura presidencial demócrata.

“Debbie Wasserman Schultz renunció por su fracaso para proteger los servidores de correo electrónico del DNC y el sistema amañado que creó con la campaña de Clinton” , dijo en un comunicado el jefe de campaña de Trump, Paul Manafort.

“Ahora Hillary Clinton debería seguir el ejemplo de Wasserman Schultz y dejar la campaña por su falta de protección a información alto secreto, la información clasificada tanto en su servidor doméstico no autorizado y cuando viajaba al extranjero”, añadió Manafort.

El jefe de campaña de Trump sacó así a relucir el escándalo que ha perseguido a Clinton durante la campaña de primarias sobre el uso que hizo de varios servidores de correo electrónico privados cuando era secretaria de Estado  (2009-2013) .

Este mismo mes, el Departamento de Justicia decidió no presentar cargos contra Clinton por recomendación del director del FBI, James Comey, que calificó lo sucedido con el uso de su correo electrónico privado para asuntos oficiales como un acto “extremadamente descuidado” .