Internacional

Luces se apagaron por la Hora del Planeta

Convocatoria en todo el mundo busca concienciar acerca de la importancia de cuidar los recursos naturales.

Por AFP

Bangkok, totalmente a oscuras. (Foto Prensa Libre: AFP)
Bangkok, totalmente a oscuras. (Foto Prensa Libre: AFP)
Birmanos participan en actividad mundial. (Foto Prensa Libre: AP)
Birmanos participan en actividad mundial. (Foto Prensa Libre: AP)
Hong Kong se queda a oscuras. (Foto Prensa Libre: AFP)
Hong Kong se queda a oscuras. (Foto Prensa Libre: AFP)
Yakarta, Indonesia, y su peculiar modo de unirse a evento. (Foto Prensa Libre: EFE)
Yakarta, Indonesia, y su peculiar modo de unirse a evento. (Foto Prensa Libre: EFE)
Bangkok, Tailandia, se une a cruzada en favor del planeta. (Foto Prensa Libre: EFE)
Bangkok, Tailandia, se une a cruzada en favor del planeta. (Foto Prensa Libre: EFE)
Kuala Lumpur, Malasia, apaga la mayoría de luces. (Foto Prensa Libre: EFE)
Kuala Lumpur, Malasia, apaga la mayoría de luces. (Foto Prensa Libre: EFE)
Ciclistas en Manila, Filipinas, se toman una pausa durante evento. (Foto Prensa Libre: EFE)
Ciclistas en Manila, Filipinas, se toman una pausa durante evento. (Foto Prensa Libre: EFE)
Edificación emblemática de Pekín, China, a oscuras. (Foto Prensa Libre: EFE)
Edificación emblemática de Pekín, China, a oscuras. (Foto Prensa Libre: EFE)

Al igual que la ópera y el Puente de la Bahía de Sídney, numerosas ciudades y monumentos del mundo apagaron este sábado las luces para la Hora del Planeta, un evento que recuerda la necesidad de actuar contra el cambio climático y al que se unieron Manila, Shangái y Singapur.

De Nueva York a París, se esperaba que millones de personas de 170 países y territorios participen en esta cita anual para alertar sobre el calentamiento global causado por la combustión del carbón, el petróleo y los gases de los automóviles y plantas de energía.

En la capital australiana, muchos edificios del puerto apagaron sus luces durante una hora desde las 08.30 hora local, marcando el comienzo de la acción en todo el mundo.

“Estoy de acuerdo al 100% con el concepto”, dijo una estudiante de Sídney, Ed Gellert, de 24 años.

Desde Australia, las luces han comenzado a apagarse a través de Asia, donde el skyline de Hong Kong se oscureció, mientras que en la pagoda más sagrada de Myanmar, Shwedagon, 10 mil lámparas de aceite se encendieron para brillar por la Hora del Planeta.

La acción se extenderá también a África, Europa y el continente americano.

10 años cumple la tradicional Hora del Planeta, que se originó en Australia.

El evento, que tiene su origen en Sídney, ha crecido hasta convertirse en una campaña medioambiental mundial, celebrada en todos los continentes.

La primera edición, hace 10 años, tuvo lugar únicamente en la capital australiana, recordó WWF, la oenegé organizadora del evento.

“Lanzamos la Hora del Planeta en el 2007 para mostrar a los dirigentes que los ciudadanos se preocupaban por el cambio climático”, indicó Siddarth Das, director de la iniciativa.

“Ese momento simbólico es ahora un movimiento mundial. Es realmente humilde y dice mucho sobre el poderoso papel que juegan las personas en los temas que afectan a sus vidas”, añadió.

En esta edición, a las 20.30 hora local, tendrán lugar todo tipo de actividades en el resto de ciudades: un concierto con velas en Lisboa, plantación de árboles en Tanzania...

Como es tradicional, muchos monumentos apagarán sus luces: el Empire State Building, las pirámides egipcias, el Kremlin, la Acrópolis de Atenas, la Alhambra de Granada, entre otros.

Para apoyar

Cada uno podrá igualmente apoyar la iniciativa a través de la página del movimiento en Facebook y del sitio www.earthhour.org/climateaction.

WWF dijo que este año utilizaría la Hora del Planeta en todo el mundo para resaltar las cuestiones climáticas más relevantes en cada país.

En Sudáfrica, el foco estará puesto en las energías renovables, mientras que en China, WWF aseguró que estaba trabajando para impulsar un cambio hacia estilos de vida más sostenibles.

El cambio climático se está acelerando bajo el impacto de los gases de efecto invernadero, generados sobre todo por la combustión de energías fósiles, como el gas, el carbón y el petróleo.

2006 fue el año más cálido jamás registrado en el planeta desde que se empezaron a registrar los datos en 1880, y el mercurio marcó el tercer récord consecutivo anual.