Internacional

Maduro descarta guerra civil y oposición llama a nuevas protestas

El presidente instó a la oposición a recurrir al diálogo y sobre todo pidió al papa Francisco que siga acompañando las conversaciones por la paz en Venezuela.

Por DPA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro descartó que ese país vaya a una guerra civil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro descartó que ese país vaya a una guerra civil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, descartó hoy que el país vaya a una guerra civil, en medio de la violencia en las protestas contra su Gobierno que se ha cobrado 21 víctimas, mientras la oposición convocó a nuevas manifestaciones.

"No vamos a ir a una guerra civil, vamos a un proceso popular revolucionario, un nuevo desencadenante histórico que amerita conciencia, el despertar histórico original. O vamos a una paz con revolución o no habrá paz en Venezuela ni en América Latina", advirtió en su programa de radio y televisión "Domingos con Maduro".

El mandatario instó a la oposición a recurrir al diálogo para salir de la crisis y pidió al papa Francisco que siga acompañando las conversaciones por la paz en el país.

"Ustedes quieren meter a todo el país en su fracaso, en su barranco y su miseria humana (...) Aquí está mi mano si quieren salir de ese barranco. El diálogo político por la paz es el salvavidas para ustedes", señaló.

El gobernante acusó a la oposición de sostener un plan golpista con sus protestas y advirtió que el proyecto histórico impulsado por el fallecido mandatario Hugo Chávez "jamás se rendirá frente al imperio y la oligarquía (venezolana)".

Asimismo, acusó a los diputados opositores José Guerra y Tomás Guania por los incidentes registrados la semana pasada en la zona popular de El Valle, en el suroeste de Caracas, donde murieron 11 personas.

También responsabilizó a la oposición por el incidente en el que tuvieron que ser evacuados 54 niños del hospital Materno Infantil de El Valle, sobre lo cual pidió justicia.

El diputado Guerra, por su parte, rechazó las acusaciones y denunció que la Guardia Nacional (policía militarizada) acudió a la zona a reprimir una protesta y usó gases lacrimógenos que se esparcieron hasta el hospital, el cual tuvo que ser evacuado.

Maduro afirmó además que está ansioso de ir a unas elecciones, de las que, afirmó, la oposición intenta huir, desvirtuando reiterados llamados para que se convoquen los comicios de 2017.

El mandatario resaltó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene en marcha un cronograma electoral y que actualmente los partidos políticos están en proceso de legalización, con la recolección de las firmas de sus militantes.

Además afirmó que la oposición solo quiere llenar de violencia el país para que luego "salgan las voces a pedir una intervención". "Quiero diálogo y buscar una fórmula de paz para que abandonen el camino de la violencia y el golpismo", alegó.

En sus exigencias al Gobierno, la oposición pide un cronograma electoral, respeto a la Asamblea Nacional, libertad de políticos presos y un canal humanitario para superar la crisis de escasez de alimento y medicinas.

Las protestas contra el Gobierno comenzaron el 4 abril, después de que la oposición acusara al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de haber dado un golpe de Estado con dos sentencias que despojaron a la Asamblea Nacional (Congreso) de sus atribuciones.

Aunque los fallos fueron parcialmente retirados, la oposición reclama la destitución de los jueces.

La oposición convocó a nuevas protestas para mañana contra el Gobierno, con una demostración llamada "plantón nacional", con el fin de bloquear vías de tránsito en las 23 regiones del país.

El diputado y portavoz de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Richard Blanco, indicó que el lema de esta actividad será: Venezuela "se planta contra la dictadura" y que en el lugar participarán dirigentes opositores que acusan a Maduro de haber violado el orden constitucional.

Blanco indicó que en Caracas habrá cinco puntos de concentración en el este y el oeste de la ciudad. Agregó que la intención es bloquear el tránsito en la autopista Francisco Fajardo, la principal vía rápida caraqueña que ha sido escenario de enfrentamientos entre la policía y manifestantes.

"Llamamos a todos los ciudadanos de buena fe, a los que queremos salir de esta pesadilla que significa tener un presidente que le ha quedado grande la conducción de los destinos de Venezuela a que nos incorporemos en cada uno de los estados a este plantón ciudadano", indicó.