Internacional

Maestros de sur de México retuvieron a empleados de Coca-Cola

Maestros del estado mexicano de Guerrero retuvieron por unas horas a dos empleados de la multinacional de refrescos Coca-Cola, que había presentado una denuncia contra tres estudiantes de magisterio por presunto saqueo, informaron este jueves los docentes.

Por Chilpancingo/Afp

Maestros del sureño estado mexicano de Guerrero mantuvieron retenidos a dos empleados de la empresa Coca-Cola. Los hechos se originaron por la tarde cuando policías detuvieron a tres supuestos estudiantes acusados por la empresa de saquear sus camiones.
Maestros del sureño estado mexicano de Guerrero mantuvieron retenidos a dos empleados de la empresa Coca-Cola. Los hechos se originaron por la tarde cuando policías detuvieron a tres supuestos estudiantes acusados por la empresa de saquear sus camiones.

La retención de los trabajadores ocurrió durante unos incidentes desatados en la tarde del miércoles en la ciudad de Chilpancingo, capital de Guerrero, que dejaron 10 heridos, incluidos dos periodistas.

“Acordamos con el gobierno estatal el intercambio de las personas retenidas”, dijo en una rueda de prensa Antonia Morales Vélez, dirigente de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, una corriente radical del sindicato nacional de maestros que lleva casi cinco meses de protesta en la central plaza del Zócalo de Chilpancingo.

Con la liberación de los tres estudiantes, la Ceteg accedió a entregar la madrugada del jueves a los “dos directivos” locales de Coca-Cola, dijo Morales.

Los docentes dijeron que la retención fue para exigir que se retirara la denuncia contra los estudiantes y después de que policías estatales “pretendieron desalojar el plantón (la protesta)” que mantienen para reclamar que se encuentre a los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre en Iguala (Guerrero).



La retención de los empleados se produjo hasta horas de la noche.
La retención de los empleados se produjo hasta horas de la noche.


Sin embargo, el gobierno de Guerrero aseguró que el operativo en el campamento se dio después de que manifestantes fueran a las instalaciones de Coca-Cola “a causar daños al inmueble”, por lo que los policías estatales “los replegaron hasta su campamento”.

“En la huida, los manifestantes detuvieron a dos empleados de la empresa para llevarlos a su campamento y fue entonces cuando, apoyados por el grupo de personas que se encuentran en el Zócalo, lanzaron bombas molotov y diversos objetos en contra de los policías”, apuntó el gobierno en un comunicado.

La Ceteg ha protagonizado violentas manifestaciones en Guerrero y en la capital para exigir justicia por la desaparición de los 43 estudiantes -que la fiscalía asegura que fueron asesinados e incinerados por narcotraficantes coludidos con policías- así como para reclamar mejoras laborales.