Internacional

Más que palabras: el lenguaje corporal de Trump y Obama

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, llegó por primera vez a la Casa Blanca y su encuentro con el gobernante saliente Barack Obama fue muy interesante de analizar.

Por Eduardo Castillo*

1) El gesto que más llamó la atención fue el de las mano de Trump, que durante toda la campaña se mostró agresivo y ahora muestra este gesto, llamado manos de campana invertida, denota poder pero dispuesto a escuchar y aprender. Este gesto denota disposición, es atípico y será difícil volverlo a ver así de tranquilo y dispuesto a escuchar, seguramente nuevamente regresa a su carácter mas tosco y provocador.





2) Lucha de poder: está claro que Obama no está muy feliz con la elección y Trump imita el gesto. Es un reflejo natural de espejo, en este caso es un saludo fuerte que hubieran preferido no darse. Trump se muestra más seguro, mientras la incomodidad de Obama es más evidente. Este reflejo es un sistema avanzado de nuestro cerebro primate que nos ayuda socializar, por ejemplo, es por eso cuando alguien nos sonríe es casi instintivo devolver la sonrisa, pero sucede también con un bostezo o con un enojo.





3) En este caso podemos analizar la apertura de piernas.

3.1) Trump, con una sonrisa que dice que está pensando más de lo que dice y se está guardado mucho.

3.2) La apertura de Obama, visiblemente más amplia, envía mensaje: hey aun soy el jefe aquí. Esta apertura es común con personas que tiene mucho poder, pero es poco común en Obama, que siempre intentó estar en igualdad en sus reuniones, pero ahora su inconsciente fue más fuerte y ese poder oculto salió a relucir.





4) Obama: Tranquilo amigo, escucha al jefe

Este gesto, que toca levemente a una persona, significa "para", es para detener un discurso o cuando hablamos es para decirle "para, escúchame". Nuevamente la apertura de piernas de Obama luce muy amplia y su otra mano denota lo fuerte de su pensamiento en ese momento.

Trump: Escucho, estoy en público, pero no estoy de acuerdo, esto va cambiar.





5) Un momento ameno. Lucen ambos más relajados, la apertura de Obama es menor, sonríe y su cuerpo hacia adelante. Trump sonríe y su cuerpo, aunque aun protegido por sus brazos, luce menos tenso.





6) Trump, un poco tímido y temeroso. Esto puede ser que la noticia de ser presidente de Estados Unidos pasó de un sueño a una realidad, y esa realidad asusta. Parece el niño nuevo del colegio. Su boca amplia deja ver su carácter tosco y exagerado por momentos.

Obama por el contrario luce relajado, poderoso, ocupa la mayor cantidad espacio posible, demuestra que disfruta sus últimos días en el poder.





7) Trump hace gesto de "Estoy escuchando, esté de acuerdo o no". Con esa sonrisa intentó ocultar que no se siente cómodo aun. Obama y los dedos entrecruzados significan autoridad.





8) En esta fotografía podemos ver a un Trump un poco asustado ante la realidad, no temor como tal, es que aún no lo cree, se siente en mira pública y eso es lo que puede ser atemorizante. Obama nuevamente se muestra seguro y como diciendo: Mira, chico, te daré unos consejos, llevo mucho tiempo acá.





9) Saludo de igualdad

Trump: ¡Estoy acá!

Obama: Me gustaría que alguien más hubiera estado acá





10) Obama escucha pero no le genera ninguna emoción. Trump, tosco: Estoy exponiendo mi punto y quiero dejarlo muy claro





* Experto en lenguaje corporal de la firma Una mente brillante