Internacional

El G20 logra compromiso sobre el clima; EE. UU. queda afuera

El comunicado final de la cumbre de líderes del G20 pedirá en nombre de todos sus miembros, menos EE. UU., la “rápida”  implementación del Acuerdo de París.

Por AFP y EFE

Archivado en:

Alemania Cumbre G20 Hamburgo
Miles de manifestantes contra el G20 toman las calles de Hamburgo. (Foto Prensa Libre: EFE)
Miles de manifestantes contra el G20 toman las calles de Hamburgo. (Foto Prensa Libre: EFE)

Según varias fuetes, el texto final incluye la frase de que todos los miembros de este foro de economías industrializadas y emergentes, menos EE. UU., “quieren implementar rápidamente”  el Acuerdo de París, el primer instrumento global para luchar contra el calentamiento global, firmado en la capital francesa a finales de 2015.

En tanto, la ciudad se encontraba bloqueada por una nueva manifestación gigante de 20 mil personas.

“Temo las alianzas muy peligrosas entre potencias que tienen una visión tergiversada del mundo, Estados Unidos y Rusia, China y Corea del Norte, Putin y Asad en la guerra de Siria”. Papa Francisco. 

La marcha, convocada por organizaciones altermundialistas y de la izquierda radical, se dirigió hacia el bario de St. Pauli, escenario de los enfrentamientos de las últimas horas.

“Piedras no”, “Nuestra arma es la sabiduría”, se leía en algunas de las pancartas, aunque la Policía no descartaba que manifestantes violentos se infiltren en el cortejo, como ya ocurrió en días anteriores.

La hostilidad contra el G20 también se sintió en el Vaticano, donde el papa Francisco aseguró en una entrevista al periódico La Repubblica que le “preocupa”  este foro, que reúne a 20 economías industrializadas y emergentes  (19 países más la Unión Europea).

Se espera que el comunicado final de la cumbre -una de las más tensas de los últimos años que se celebra en un centro de convenciones aislado del resto de la ciudad por las fuerzas de seguridad- refleje las divergencias entre la Casa Blanca y sus socios, sobre todo europeos.

Según un borrador, el comunicado final tomará nota de las divergencias sobre el clima después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidiera abandonar el histórico acuerdo de París, que la mayoría de sus socios consideran “irreversible”.

Washington podría intentar incluir en el texto una mención al desarrollo de energías fósiles “más limpias”, como el gas de esquisto, lo que sería una victoria simbólica para Trump pero una aberración según las organizaciones ecologistas.

“Sería un enorme retroceso”, dijo Jean-Franois Julliard, de Greenpeace France. “Con esto Trump saldría ganador del G20”, asegura.

Este punto de la declaración final todavía no está decidido y muchos países lo consideran una concesión demasiado importante a Washington. “No es algo que apreciemos”, dijo una fuente europea.

Signo del desinterés sobre la cuestión climática, el presidente estadounidense sólo se quedó 15 minutos en la reunión plenaria de una hora sobre el tema, celebrada el jueves, mientras que otros líderes, como el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ni siquiera acudieron.

Combatir el proteccionismo 

El comercio es otro de los puntos de fricción de la cumbre. Tras años de defensa a ultranza del libre comercio, la llegada de Trump y sus posiciones proteccionistas han roto el status quo internacional.

Inédita seguridad en cumbre alemana. (Foto Prensa Libre: EEF)
Inédita seguridad en cumbre alemana. (Foto Prensa Libre: EEF)

Una fuente europea indicó que en el texto final los países del G20 se comprometerán a “combatir el proteccionismo”. A cambio Estados Unidos ha conseguido incluir en la declaración una mención a los “instrumentos legítimos de defensa comercial".

Un equilibrio entre libre comercio y proteccionismo que refleja las importantes diferencias en esta cuestión.

Por su parte la primera ministra británica, Theresa May se reunió el sábado con Trump, para intentar cerrar nuevos acuerdos comerciales tras el Brexit y que según el presidente de Estados Unidos podrían llegar “muy rápidamente”.

Terror en Hamburgo 

Este sábado se espera una de las mayores manifestaciones contra el G20 tras dos días de violencia, en las que resultaron heridos más de 200 policías y se realizaron 96 detenciones sólo el viernes, según el último balance policial.

Este sábado se veían de nuevo helicópteros en el cielo y grandes convoyes de vehículos policiales circulando a toda velocidad por las avenidas desiertas.

La violencia proviene mayoritariamente de los llamados Black Blocks, grupos minoritarios de manifestantes vestidos de negro y con pasamontañas, asociados al movimiento anarquista, y que han puesto la ciudad en estado sitio con la presencia de 20 mil policías llegados de todo el país.

Un caos que empieza a levantar polémica en Alemania, con críticas a la canciller Ángela Merkel por su gestión a tan sólo tres meses de las elecciones legislativas.

“G20 de terror en Hamburgo: Nadie puede detener el odio de la extrema izquierda”  titulaba este sábado el periódico Bild, el más leído de Alemania.