Internacional

Máximo líder del Estado Islámico admite la derrota, según fuentes militares iraquíes

El máximo líder del grupo terrorista Estado Islámico  (EI), Abu Bakr al Bagdadi, “se despidió”  de sus seguidores en un discurso escrito distribuido en la ciudad iraquí de Mosul, en el que admitió la derrota de sus fuerzas frente a la tropa gubernamental, informaron este miércoles fuentes militares.

Por Mosul/EFE

Abu Bakr al Bagdadi, máximo líder del grupo terrorista Estado Islámico.
Abu Bakr al Bagdadi, máximo líder del grupo terrorista Estado Islámico.

La publicación fue distribuida entre colaboradores cercanos a Al Bagdadi y entre los imanes de las mezquitas de los barrios del oeste de Mosul que aún están en manos de los terrorisrtas, explicó el jefe del Consejo de Seguridad de la provincia de Nínive -de la que Mosul es capital-, Mohamed Ibrahim al Bayati.

En el texto, Al Bagdadi admitió la derrota del EI en la provincia de Nínive y en los demás “estados de su califato”, según Al Bayati.

El líder terrorista instruyó a los miembros del grupo a que traten de huir a las zonas montañosas en Irak y Siria, aunque les ordenó que se hagan detonar en caso de que se encuentren cercados por las fuerzas iraquíes.

La tropa iraquí tiene informacion de que algunos integrantes del llamado “Consejo consultivo”  del EI se escaparon de Mosul y de la comarca de Tel Afar, al oeste de Mosul, hacia el territorio sirio, donde aún mantienen Al Raqa, considerada la capital del autoproclamado “califato”.

Al Bayati manifestó que los cabecillas destacados del EI “se mueven sin rumbo claro”  en las fronteras entre Irak y Siria, entre ellas en las zonas de Al Beach y Al Qaim “temerosos por lo que le pasó a sus compañeros que permanecieron en los frentes de combate”.



Un miembro de las fuerzas gubernamentales camina frente a una bandera que identifica al grupo terrorista Estado Islámico. (Foto Prensa Libre: AFP)
Un miembro de las fuerzas gubernamentales camina frente a una bandera que identifica al grupo terrorista Estado Islámico. (Foto Prensa Libre: AFP)


Mientras, otros se afeitaron la barba para disimular y se quedaron como células durmientes en la ciudad de Mosul, a la espera de recibir instrucciones de los líderes del grupo radical.

Las fuerzas de seguridad iraquíes persiguen dichas cédulas y ha logrado arrestar a cientos de ellos con base en informaciones facilitadas por los habitantes de Mosul, añadió el responsable policial.



Un policía desciende de una patrulla que muestra múltiples impactos de bala en Mosul. (Foto Prensa Libre: AP)
Un policía desciende de una patrulla que muestra múltiples impactos de bala en Mosul. (Foto Prensa Libre: AP)


El ejército y la policía iraquíes, cuyos servicios de inteligencia tienen una lista de los buscados por la justicia, realizan una ofensiva para expulsar al EI de la mitad oeste de Mosul, su último gran feudo en Irak.

En enero recién pasado, las fuerzas iraquíes lograron liberar la mitad este de la ciudad, que es la tercera más poblada de ese país.



Desplazados iraquíes abandonan parte de la ciudad de Mosul. (Foto Prensa Libre: AP)
Desplazados iraquíes abandonan parte de la ciudad de Mosul. (Foto Prensa Libre: AP)