Internacional

Ministro israelí dimite ante entrada de líder de ultraderecha

El titular de Medioambiente, Avi Gabai, de la formación más moderada del Ejecutivo israelí, anunció el viernes su dimisión aduciendo que se producía ante la reciente ampliación de la coalición gubernamental con un partido de ultraderecha.

Por Jerusalén/EFE/DPA/AFP

Archivado en:

EEUU Gobierno Israel Política
Avi Gabai, ministro de Medioambiente anucia su dimición.
Avi Gabai, ministro de Medioambiente anucia su dimición.

Gabai condenó la reciente designación del líder de la formación ultraderechista “Israel Beitenu”   (Israel es nuestro Hogar) , Avigdor Lieberman, como ministro de Defensa y advirtió de que esa decisión adoptada por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, podría polarizar a la sociedad israelí, informan medios locales.

“Veo las recientes decisiones políticas y el reemplazo del ministro de Defensa como graves actuaciones que ignoran lo que es importante para la seguridad nacional, y que ampliarán la brecha social” , manifestó Gabai en una comparecencia ante la prensa.

Y aseguró que en tales circunstancias, “No puedo ser parte de esta línea de acción” .

Gabai es fundador del partido Kulanu, liderado por el ministro de Finanzas, Moshé Kahlón, antiguo miembro del conservador Likud de Netanyahu, que creó la formación con un programa más centrista poco antes de las elecciones celebradas el año pasado.

“Sabemos que esta es la coalición más derechista en la historia de Israel. Hemos visto, o sabemos, que muchos de sus ministros han dicho que se oponen a una solución de dos Estados”, dijo Mark Toner,

El ministro dimisionario no es diputado del Parlamento israelí  (Kneset) , por lo que su renuncia no tiene influencia en la coalición gubernamental.

El ministro de Finanzas Kahlón dijo hoy que había informado al jefe del Ejecutivo de su intención de continuar reteniendo la cartera de Medioambiente para su formación.

La semana pasada el propio Kahlon expresó su rechazo al nombramiento de Lieberman como responsable de Defensa.

La dimisión de Gabai se produce una semana después de que el ministro de Defensa y miembro del Likud, Moshé Yaalón, anunciara su renuncia al cargo y a su acta de diputado tras desavenencias con Netanyahu.

¿Un ministro pragmático?

Días antes de iniciar negociaciones con Netanyahu, Lieberman acusó al gobierno de falta de firmeza ante los ataques palestinos y de no construir colonias en los grandes bloques de Cisjordania, territorio palestino ocupado desde 1967.

Lieberman, de 57 años, reemplaza en la Defensa a Moshé Yaalon, considerado un abogado de la moderación frente a los palestinos.

Sin embargo Lieberman --a diferencia de otros miembros de este gobierno repleto de nacionalistas religiosos, a la derecha del Likud-- no es hostil a la creación de un Estado palestino. Pero aboga por un intercambio de territorios, que haría pasar bajo administración palestina a una parte de la minoría árabe de Israel, contra las colonias de Cisjordania.

Esta idea es inaceptable para los palestinos.

Pero según diferentes comentaristas, Lieberman podría mostrarse pragmático en el ejercicio de su ministerio bajo la jefatura de Netanyahu.

Los dos hombres se han enfrentado duramente en el pasado y Lieberman describió recientemente al primer ministro como ” un mentiroso, un tramposo y un crápula“.

“Veo las recientes decisiones políticas y el reemplazo del ministro de Defensa como graves actuaciones que ignoran lo que es importante para la seguridad nacional, y que ampliarán la brecha social”, manifestó Gabai.

En las negociaciones para entrar al gobierno, Lieberman defendía la posibilidad de infligir la pena de muerte a los autores des atentados antiísraelíes. Según los términos del acuerdo, consiguió que la pena pronunciada por los tribunales militares mo sea ya a la unanimidad de los tres jueces sino con mayoría.

Pero, de hecho, Israel no aplica la pena de muerte desde  1962.

Netanyahu buscó aliviar las tensiones sobre la entrada en el gobierno de Lieberman y aseguró que continuará buscando la paz con los palestinos.

” Mi gobierno mantiene su compromiso de buscar la paz con los palestinos y con todos nuestros vecinos", declaró el miércoles Netanyahu.

EEUU expresa preocupación

Estados Unidos expresó el viernes su preocupación por el pacto político de gobierno anunciado el miércoles por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que da poder a “la coalición más derechista en la historia de Israel”  y plantea dudas sobre su apoyo a una solución de dos Estados.

“Sabemos que esta es la coalición más derechista en la historia de Israel. Hemos visto, o sabemos, que muchos de sus ministros han dicho que se oponen a una solución de dos Estados”, dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, en su conferencia de prensa diaria.

“Esto plantea preguntas legítimas sobre la dirección a la que puede dirigirse el nuevo Gobierno israelí y el tipo de políticas que va a adoptar. Juzgaremos a este Gobierno por el rumbo que adopte y las acciones que tome a partir de ahora, pero sí, estamos preocupados”, agregó el portavoz.

Netanyahu anunció el miércoles la incorporación de la formación nacionalista Israel Betenu a su Gobierno, en una decisión por la supervivencia política con la que aplacaba una posible rebelión dentro del ala más derechista de su propio partido, el Likud.

   “No puedo aceptar la destitución de Yaalon, un ministro de Defensa profesional”, dijo Gabbay.

La próxima entrada en funciones del político nacionalista y líder de Israel Betenu, Avigdor Lieberman, ha erizado la piel a los miembros del campo pacifista israelí, que advierten de una posible radicalización del Ejecutivo de Netanyahu, considerado el más derechista de la historia política de ese país.

Lieberman reconoció este miércoles que había dicho “cosas que no”  debió “decir nunca” , abriéndose paso hacia la cartera de Defensa, la segunda más prestigiosa en Israel después del cargo de primer ministro.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el año pasado que no veía ninguna perspectiva de establecer un “marco significativo que lleve a un Estado palestino”  mediante negociaciones directas durante el tiempo que le queda en el poder, hasta enero del 2017.

Ese comentario se debía en parte a su frustración con Netanyahu, quien en la víspera de su reelección en marzo de 2015 afirmó que no habría un Estado palestino si él continuaba al frente del Gobierno, algo de lo que se retractó dos días después pero que irritó profundamente a la Casa Blanca.

A pesar de todo, Toner subrayó hoy que el Gobierno de Obama “nunca abandonará los esfuerzos para lograr una solución de dos Estados” , y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, tiene previsto asistir la próxima semana a una conferencia organizada por Francia para reactivar el proceso de paz.