Internacional

Mis hijos se me resbalaron de las manos, dice padre del niño sirio ahogado

El padre de Aylan, el niño sirio de 3 años que murió ahogado frente a la costa turca de Bodrum, y cuya imagen conmovió al mundo, relató este jueves que sus hijos se le habían resbalado de las manos al hundirse la embarcación que los llevaba a Grecia.

Por Ankara/AFP y EFE

Abdullah Kurdi, el padre del niño de 3 años que murió en un naufragio y cuya imagen ha indigando al mundo, llora al enterarse que murió toda su familia. (Foto Prensa Libre: AP).
Abdullah Kurdi, el padre del niño de 3 años que murió en un naufragio y cuya imagen ha indigando al mundo, llora al enterarse que murió toda su familia. (Foto Prensa Libre: AP).

Teníamos chalecos salvavidas pero el barco se hundió porque varios se levantaron. Yo sostenía la mano de mi mujer. Pero mis hijos se me resbalaron de las manos, declaró Abdalá Kurdi a la agencia de prensa Dogan.

Doce refugiados sirios, que intentaban llegar a la isla griega de Kos, murieron en la madrugada del miércoles frente a la estación balnearia turca de Bodrum  (suroeste).

Entre ellos viajaba Aylan, un niño de tres años, cuya foto, que lo mostraba yaciendo inerte en una playa, dio la vuelta al mundo y suscitó una ola de indignación sobre la situación de los refugiados.

Su hermano Ghaleb, de 5 años, y su madre, Rihanna, de 27 años, también se ahogaron.Estaba oscuro y todo el mundo gritaba. Por eso no pudieron oír mi voz ni mi mujer ni mis hijos. Intenté nadar hasta la costa siguiendo las luces, pero no pude encontrar a mi mujer y a mis hijos una vez en tierra, explicó Kurdi. Fui al hospital y ahí me enteré de la mala noticia.

El hombre, originario de la ciudad kurda de Kobane  (norte de Siria), contó que ya había intentado viajar a Grecia con su familia, pero la guardia costera griega había interceptado el barco en el que viajaban.

Quiere enterrarlos en Siria

Abdulá Kurdi afirma que quiere llevar los cuerpos sin vida de sus seres queridos a la ciudad siria de Kobani para enterrarlos.



El policía turco, al momento en que descubrió el cuerpo del infante inerte en la playa de Bodrum. (Foto Prensa Libre: EFE).
El policía turco, al momento en que descubrió el cuerpo del infante inerte en la playa de Bodrum. (Foto Prensa Libre: EFE).


En esa ciudad del norte de Siria, murieron 16 miembros de la familia que combatían al grupo yihadista Estado Islámico  (EI), según el relato de Abdulá Kurdi al diario Sol.

Ahora su deseo es enterrar junto a ellos los cuerpos de sus hijos y de su esposa, que murieron a causa del naufragio de la barca en que viajaban intentando alcanzar una isla griega, por aguas del Egeo cercanas al balneario turco de Bodrum.

Kurdi contó que la familia había pagado una suma a traficantes para que organizaran la travesía a la isla de Kos.

Pero “la guardia costera nos detuvo y después nos liberó. Esta vez nosotros mismos conseguimos el bote y empezamos a remar hacia Kos” , agregó.



Abdullah Kurdi (derecha), ofrece información a las autoridades migratorias turcas. (Foto Prensa Libre: AFP).
Abdullah Kurdi (derecha), ofrece información a las autoridades migratorias turcas. (Foto Prensa Libre: AFP).


“Después de alejarnos unos 500 metros de la costa, en el bote empezó a entrar agua y se nos mojaron los pies. A medida que aumentaba el agua, cundía el pánico. Algunos se pusieron de pie y el bote volcó. Yo sostenía a mi mujer de la mano”, añadió a su relato.

Los cuerpos de sus tres seres queridos están ahora en el Instituto Forense de la provincia turca de Mugla y Kurdi quiere sacarlos de allí y llevarlos de vuelta a Kobani.

La imagen de Aylan Kurdi, de tres años, ahogado en la playa turca de Bodrum fue publicada el jueves en primera página por casi todos los diarios turcos y ha estremecido al mundo.



Oficiales turcos, trasladan los ataúdes de migrantes muertos en el Mediterráneo. (Foto Prensa Libre: AP).
Oficiales turcos, trasladan los ataúdes de migrantes muertos en el Mediterráneo. (Foto Prensa Libre: AP).


La autora de la foto, la periodista Nilufer Demir, confesó al diario H rriyet que se le había helado la sangre cuando vio el cuerpo del pequeño con su camiseta roja.

“No podía hacer nada por él. Lo único que podía hacer es que su grito fuera oído en el mundo, y lo hice con su fotografía”, dijo Demir. Relató que vio al hermano de Aylan a cien metros de distancia y se percató de que ninguno de los dos llevaba un salvavidas.

Teema Kurdi, la tía de los niños que trabaja como peluquera en Canadá, dijo que la familia de refugiados de la guerra en Siria quería llegar a ese país, pero no pudieron obtener el visado cuando lo solicitaron en Turquía.



Abdullah Kurdi, se lamenta de la muerte de sus dos hijos, su esposa y uno de sus hermanos. Solo él sobrevivió a la tragedia. (Foto Prensa Libre: AP).
Abdullah Kurdi, se lamenta de la muerte de sus dos hijos, su esposa y uno de sus hermanos. Solo él sobrevivió a la tragedia. (Foto Prensa Libre: AP).


La familia fue desplazada varias veces

La familia de Aylan fue desplazada varias veces a causa de la guerra civil que vive el país, indicó este jueves un periodista.

Según Mustefa Ebdi, un periodista sirio de Kobani, su familia estaba ahora viviendo en Damasco pero había tenido que huir varias veces por la guerra.

Aunque la prensa turca afirmó que el apellido de Aylan era Kurdi, una posible referencia a su origen kurdo, según el periodista se llamaba en realidad Shenu.



Varias portadas de periódicos muestran la fotografía de un gendarme con el cuerpo sin vida de un niño sirio en la playa turca de Bodrum. La fotografía causó conmoción en el Viejo Continente. (Foto Prensa Libre: EFE).
Varias portadas de periódicos muestran la fotografía de un gendarme con el cuerpo sin vida de un niño sirio en la playa turca de Bodrum. La fotografía causó conmoción en el Viejo Continente. (Foto Prensa Libre: EFE).


“En 2012 se fueron de Damasco a Alepo y cuando empezaron allí los combates volvieron a Kobane. Luego, cuando hubo combates allí —con el grupo Estado Islámico— se fueron hacia Turquía”, explicó a la  AFP  el periodista, que habló con un amigo de Abdalá, el padre de Aylan.

A finales de 2014, los yihadistas del Estado Islámico lanzaron una ofensiva contra Kobane pero fueron expulsados en enero pasado por las milicias kurdas, los rebeldes sirios y el apoyo de bombardeos de una coalición liderada por Estados Unidos.

Fue entonces cuando la familia decidió volver a Kobane, con la esperanza de que la situación se estabilizara. Pero en junio pasado, los yihadistas volvieron a entrar en la ciudad, donde durante dos días tomaron varios edificios y mataron a más de 200 civiles.



Un policía traslada el cuerpo del pequeño niño sirio de 3 años ya muerto. La estampa es una de las que conmocionó a Europa. (Foto Prensa Libre: AP).
Un policía traslada el cuerpo del pequeño niño sirio de 3 años ya muerto. La estampa es una de las que conmocionó a Europa. (Foto Prensa Libre: AP).


Fue entonces cuando la familia de Aylan, igual que muchos civiles, decidió intentar llegar a Europa. “Se fueron para intentar buscar una vida mejor”, asegura Mustefa Ebdi.

Primero fueron a la ciudad turca de Bodrum, donde se quedaron un mes ahorrando y pidiendo dinero prestado a sus parientes para pasar a Grecia.

Finalmente el miércoles, los cuatro miembros de la familia salieron en una barca desde Bodrum, en dirección a la isla griega de Kos donde ocurrió la tragedia.



Oficiales, llevan el ataúd de Rehan Kurdi, the madre de los niños sirios que murieron en la playa de Bodrum. (Foto Prensa Libre: AP).
Oficiales, llevan el ataúd de Rehan Kurdi, the madre de los niños sirios que murieron en la playa de Bodrum. (Foto Prensa Libre: AP).


El periodista explicó que los cuerpos fueron transportados a un hospital de Bodrum y que en las próximas 48 horas serán trasladados a Kobane para ser enterrados. “Intenté hablar con el padre pero no pude porque empezó a llorar”, dijo el periodista.

Desde 2011, la guerra en Siria ha dejado más de 240.000 muertos y ha obligado a desplazarse a cerca de cuatro millones de personas.