Internacional

Misterio en Italia por la desaparición en el mar de más de 400 inmigrantes

El misterio reinaba este miércoles en Italia, tras la desaparición el domingo reciente en el Mediterráneo, de 400 inmigrantes que intentaban entrar a Europa, mientras se aviva la polémica por la llegada masiva de indocumentados en los últimos días.

Por Roma/AFP

Un grupo de inmigrantes permanece en Misrata, Libia este miércoles. (Foto Prensa Libre: EFE).
Un grupo de inmigrantes permanece en Misrata, Libia este miércoles. (Foto Prensa Libre: EFE).

Si se confirman los primeros testimonios dados por sobrevivientes se trataría de una de las tragedias más graves ocurridas en los últimos meses y confirmaría que el Mediterráneo es el mar “más peligroso” para los inmigrantes, aseguró Judith Sunderland, de la organización Human Rights Watch (HRW).

Al parecer cerca de 400 inmigrantes desaparecieron al naufragar su embarcación el domingo en el Mediterráneo, según sobrevivientes que desembarcaron en Italia, interrogados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la oenegé “Save the Children”.

Los guardacostas italianos, que auxiliaron entre el domingo y el lunes a 42 embarcaciones que transportaban a más de 6 mil 500 inmigrantes, anunciaron que habían rescatado a 145 personas y recuperado nueve cuerpos tras el naufragio de una de esas naves.

Hasta ahora no ha sido posible establecer si los sobrevivientes contactados por las oenegés se refieren a los mismos naufragios en los que intervino la Guardia Costera italiana.

Ningún sobreviviente hallado

El comandante de la Guardia Costera, Filippo Marini, portavoz de la entidad, precisó este miércoles a la AFP que no han sido hallados sobrevivientes durante las operaciones de búsqueda iniciadas el domingo.

Las autoridades italianas estiman que las barcazas que zarpan en general de las costas de Libia suelen viajar con cerca de 500 personas, por lo que la zona sigue bajo vigilancia.

Según los testimonios de algunos de los 150 supervivientes del naufragio, que fueron trasladados por la Guardia Costera a la región de Calabria, a bordo de la embarcación se encontraban entre unas 550 personas, entre ellas numerosas jóvenes, “probablemente menores”.