Internacional

Morales obsequia al Papa un Cristo crucificado sobre la hoz y el martillo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, obsequió al papa Francisco un peculiar crucifijo tallado en madera sobre la hoz y el martillo, símbolo del comunismo, durante una reunión que ambos sostuvieron el miércoles recién pasado por la noche en la Casa de Gobierno y que fue transmitida por TV.

Por La Paz/AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, obsequió al papa Francisco un crucifijo tallado en madera sobre la hoz y el martillo, símbolo del comunismo, durante una reunión en privado. (Foto Prensa Libre:AP).
El presidente de Bolivia, Evo Morales, obsequió al papa Francisco un crucifijo tallado en madera sobre la hoz y el martillo, símbolo del comunismo, durante una reunión en privado. (Foto Prensa Libre:AP).

La talla contenía la imagen de un Cristo crucificado en el mango del martillo, según mostraron imágenes de la televisión estatal.

Morales se define como socialista y representa una corriente regional conocida como “Socialismo del siglo XXI“, que también profesan los gobiernos de Venezuela y Ecuador.

Junto a ese obsequio, el mandatario boliviano entregó también al pontífice un ejemplar del Libro del Mar, editado por el gobierno de Bolivia, que contiene un resumen histórico de la centenaria demanda del país andino contra Chile, que se dilucida en la Corte Internacional de La Haya.

Ya Morales había hecho alusión al tema marítimo en su discurso de bienvenida al Papa en el aeropuerto de la ciudad de El Alto, ocasión en la que asimismo le obsequió una ‘chuspa’, una pequeña bolsa de tejido andino.

"¡Solo en #Bolivia. Se regala un Cristo crucificado en una hoz y martillo, símbolo del comunismo ateo! Vergonzoso!",  exparlamentaria opositora Alejandra Prado.

En el encuentro en la Casa de Gobierno, Morales también entregó al papa Francisco el Cóndor de los Andes, la condecoración máxima del país.

En retribución, el Obispo de Roma obsequió a Morales una reproducción del mosaico Salus Populi Romani, una imagen de la virgen con el niño en brazos, que desde 1611 ocupa la magnífica capilla Paulina de la Basílica papal de Santa María la Mayor.

Críticas por "regalo comunista"

En tanto, el crucifijo provocó críticas de opositores que consideraron el obsequio como algo "vergonzoso" que sorprendió al sumo pontífice.

La "cruz comunista", como se la ha bautizado en varios medios, es una replica de una figura tallada por el sacerdote jesuita español Luis Espinal Camps, que fue torturado y asesinado por paramilitares en La Paz en 1980 por denunciar la violencia política en el país.

"¡Solo en #Bolivia. Se regala un Cristo crucificado en una hoz y martillo, símbolo del comunismo ateo! Vergonzoso!", dijo en su cuenta de Twitter la exparlamentaria opositora Alejandra Prado.

"Al Cesar lo del Cesar y a Dios lo de Dios. No se puede poner a Cristo sobre la hoz y el martillo. Sorprendieron al #PapaFrancisco #Bolivia", sostuvo de su parte, la exsenadora opositora Centa Reck.

El diputado opositor Bernard Gutiérrez declaró que el presidente "Morales se ha equivocado" porque esa figura usada por Espinal tienen antecedentes muy particulares que se entienden en Bolivia, pero en el exterior solo puede generar sorpresa.

"Creo que ha generado una reacción adversa del papa. La expresión del papa (al recibir el regalo) lo dice todo y eso también está circulando por el mundo", dijo el legislador Gutiérrez.

Tras la difusión en el mundo de la fotografía de Morales entregando la cruz sobre la hoz y el martillo a Francisco, las críticas y el estupor se manifestaron en las redes sociales.

"El culmen de la soberbia es manipular a Dios al servicio de ideologías ateas... Hoy, una vez más: #CristoCrucificado", dijo, también en Twitter el obispo de San Sebastián (España), José Ignacio Munilla, mostrando la fotografía del regalo.

El jesuita español Xabier Albó, que compartió luchas con Espinal en Bolivia, escribió hace unos días en la prensa sobre los tallados de madera que hacia el sacerdote sobre temáticas vinculadas a sus propias vivencias, además de políticas y sociales.

Juzgue si el papa Francisco recibió con agrado, sorpresa o rechazo el obsequio del presidente Evo Morales. (YouTube).

Según Albó, la cruz con Cristo, el martillo vertical y una hoz horizontal era para expresar "el necesario pero huidizo diálogo cristiano marxista, con los obreros y campesinos".

"El que lo hiciera con el Cristo de sus votos muestra cuán adentro (Espinal) sentía la urgencia de tal diálogo", sostuvo Albó.

El papa Francisco se refirió ayer a Espinal Camps al detenerse para orar por él a medio camino en una autopista entre las ciudades de El Alto y La Paz, en el lugar donde fue encontrado su cadáver.

Francisco dijo que Espinal fue "víctima de intereses que no querían que se luchara por la libertad de Bolivia" y que lo "eliminaron" porque predicó el Evangelio y eso molestó.

Cuatro meses después del asesinato del jesuita español se instauró en Bolivia la dictadura de Luis García Meza (1980-1981), a cuyos colaboradores se les acusa de haber hecho desaparecer pruebas del homicidio y de haber protegido a los autores del crimen.