Internacional

Muere en la cárcel hombre que pasó 30 años esperando ser ejecutado por crímenes de culto

Un hombre que pasó tres décadas en espera de ser ejecutado por los asesinatos de dos personas cometidos por el culto que él dirigió en 1985, incluido un niño de cinco años, falleció en prisión, informaron las autoridades el lunes.

Por Tecumseh/AP

Michael Ryan murió cerca de las 17.45 horas del domingo en la cárcel estatal de Tecumseh, en Nebraska, Estados Unidos, informó este día el Departamento de Servicios Correccionales de Nebraska en un comunicado.

La vocera de la prisión de Tecumseh Jessica Houseman no dijo cuál fue la causa de muerte, pero agregó que se le realizará una autopsia.

En una audiencia en marzo sobre las leyes para abolir la pena de muerte en el estado, el senador estatal Ernie Chambers dijo que Ryan tenía un cáncer cerebral terminal. Houseman dijo únicamente que Ryan estaba siendo atendido por una enfermedad crónica.

Crimen

Ryan fue sentenciado por torturar y asesinar a James Thimm, de 26 años, en una finca de Nebraska cerca de Rulo, donde Ryan encabezaba un culto; así como por la muerte a golpes de Luke Stice, el hijo de 5 años de uno de sus seguidores.

  • Ryan esperaba a ser ejecutado desde el 12 de septiembre de 1985.

Thimm fue golpeado, violado, herido de bala, pisoteado y parcialmente desollado mientras estaba vivo. Sus huellas digitales habían sido retiradas de una mano. Ryan le dijo a sus seguidores que escuchaba la voz de Dios. El hijo de Ryan, Dennis Ryan, y el miembro del culto Timothy Haverkamp fueron sentenciados a cadena perpetua por homicidio intencional por la muerte de Thimm.

Las autoridades dijeron que Dennis Ryan hizo el disparo que mató a Thimm tras varios días de torturarlo. Ryan fue liberado tras ganar un juicio y cambiar su sentencia a homicidio culposo. Haverkamp fue liberado en 2009 tras cumplir 23 años de su sentencia, que iba de 10 años a cadena perpetua.