Internacional

Mueren 20 durante ataques callejeros en Sao Paulo

Una serie de ataques callejeros en el estado de Sao Paulo, sudeste de Brasil, dejaron muertos en la noche del jueves recién pasado, dijo a la AFP una fuente policial, que no pudo precisar el número de fallecidos, que la prensa sitúa este viernes en al menos 20.

Por Sao Paulo/EFE/AP

<em>Región metropolitana de Sao Paulo, blanco incidentes violentos.</em>
Región metropolitana de Sao Paulo, blanco incidentes violentos.

En menos de dos horas, la Policía Militarizada registró ocho ataques en el municipio de Osasco y otros dos en el de Barueri, ambas ciudades satélites de Sao Paulo, en los que se produjeron trece y tres muertes, respectivamente, mientras que otras seis personas resultaron heridas.

"Hubo muertos, pero estamos investigando y no podemos confirmar el número. El secretario de Seguridad hablará más tarde", dijo a la AFP un asesor de prensa de la policía civil de Sao Paulo.

El primer ataque se produjo a las 20.45 hora local (23.45 GMT), cuando un grupo de personas, que se encontraba en un bar de Osasco, resultó tiroteado.

Posteriormente, la Policía Militarizada registró otros siete ataques a lo largo de la ciudad.

En el municipio de Barueri, los incidentes comenzaron a las 22.16 hora local (1.16 GMT), cuando una persona resultó tiroteada en la calle.

En torno a una hora más tarde, otras dos personas fueron asesinadas en un parque de la ciudad.

Debido a la proximidad de los incidentes, tanto física como temporal, las autoridades trabajan con la hipótesis de que los ataques estén relacionados entre sí, según informan fuentes oficiales citadas por medios locales.

El diario O Globo señaló que 23 personas fueron baleadas durante los ataques ocurridos en la noche del jueves a intervalos de hasta dos horas y media.

Las fuerzas de seguridad buscan determinar si fueron coordinados y por el momento, no hay detenidos.

Según el periódico Folha de Sao Paulo, testigos de los hechos relataron que los homicidas interceptaban a las víctimas desde un vehículo, preguntaban por sus antecedentes criminales, y si la respuesta era afirmativa les disparaban.