Internacional

Mueren 71 civiles por bombas de barril del régimen sirio en Alepo

Al menos 71 civiles, entre ellos mujeres y niños, murieron el sábado en la provincia siria de Alepo a causa de los ataques con bombas de barril de las fuerzas leales al régimen del presidente Bachar al Asad.

Por Alepo/AFP

Archivado en:

Guerra civil Muertos Siria
Alepo, Siria, está destruida por la guerra civil que vive ese país desde el 2011.
Alepo, Siria, está destruida por la guerra civil que vive ese país desde el 2011.

Los bombardeos se dirigieron contra la ciudad de Al Bab, en manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) , y contra el barrio de Al Shaar en la ciudad de Alepo, bajo control de los rebeldes sirios, precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

“El balance alcanza los 71 civiles muertos, 59 en Al Bab y 12 en Alepo”, según esta fuente.

“Se trata de una de las mayores masacres cometidas por la aviación del ejército sirio desde principios de año”, denunció la Comisión General de la Revolución Siria (CGRS), una red de militantes que cubre la guerra en Siria desde 2011.

Bombas de barril

Un miembro de la defensa civil, Shuhud Husein, afirmó que los bombardeos habían “causado importantes daños. Los edificios situados en el sector, a menudo blanco de los bombardeos, podrían derrumbarse”.

La utilización del régimen de bombas de barril se ha denunciado con regularidad por las organizaciones de defensa de los derechos humanos por ser un arma particularmente destructiva que mata de manera indiscriminada.

El régimen empezó a atacar Alepo con estas bombas en 2013. Están fabricadas a partir de grandes barriles de aceite, bombonas de gas o depósitos de agua que se vacían y se llenan de explosivos y chatarra.

La ciudad de Alepo está dividida desde 2012 entre el este, en manos de los insurgentes, y en el oeste, controlado por el régimen.

El conflicto sirio comenzó en marzo de 2011 con manifestaciones pacíficas contra el régimen del presidente Bachar al Asad y se convirtió luego en una compleja guerra civil con la intervención de grupos yihadistas, Al Qaeda y el Estado Islámico principalmente.

Más de 220 mil personas han muerto en la guerra en Siria, según el OSDH, mientras que varios miles se han visto obligados a huir.