Internacional

Mujer embarazada en EE.UU. da a luz en la ducha

Una mujer embarazada de Des Moines se tomó esta semana una ducha para mitigar sus dolores de vientre y salió del baño con una recién nacida en brazos.

Por Iowa/AP

Brittany Young, 24 años, de Des Moines, Iowa, sostiene a su bebé. (Foto Prensa Libre:AP)
Brittany Young, 24 años, de Des Moines, Iowa, sostiene a su bebé. (Foto Prensa Libre:AP)

Brittany Young, de 24 años, dijo al periódico Des Moines Register (http://dmreg.co/1EkA7hT ) que sabía que estaba embarazada y el miércoles recién pasado tenía dolores recurrentes en el vientre.

“Quedé sorprendida el último par de días, no esperaba el nacimiento de la bebé“, declaró Young.

Resulta que Young quizá entendió mal las indicaciones en un hospital al que había acudido en diciembre recién pasado.

En lugar de tener 12 semanas de embarazo como Young creía, le quedaban 12 semanas para el parto.

“Yo estaba en la regadera, no habían pasado ni cinco minutos y persistían los dolores en el vientre. Menos de cinco segundos (después) tuve que pujar“, señaló Young. Poco después, nació su hija Milagro que pesó 2.946 kilogramos (seis libras y ocho onzas).

“La bebé tenía los ojos abiertos, sólo estaba ahí sentada mirándome“, declaró Young. “Ella no lloraba ni nada. Yo estaba conmocionada, pensando en que había una bebé aquí.”

El médico Michael Cardwell, del Centro Médico Mercy, dijo que las mujeres que tienen una condición médica conocida como parto precipitado pueden sufrir contracciones un par de horas antes del parto.

Cardwell no atendió personalmente a Young, que tiene otros tres hijos, pero señaló que las mujeres que ya han sido madres pueden tener un parto rápido.

“Yo estaba en la regadera, no habían pasado ni cinco minutos y persistían los dolores en el vientre. Menos de cinco segundos (después) tuve que pujar“, señaló Young.

Después del nacimiento de Milagro, Young pidió a una amiga que estaba en la sala que llamara a una ambulancia.

Según la Policía, las autoridades encontraron a la amiga de Young cargando a la bebé y la madre estaba en la ducha. La madre y la bebé fueron trasladadas al hospital.

“Quedé sorprendida el último par de días, no esperaba el nacimiento de la bebé“, declaró Young al periódico. Agregó que no tenía listos ni ropa ni pañales para la recién nacida.

Afirmó que cuando fue al hospital en diciembre, le indicaron que estaba embarazada y una empleada a nivel técnico le dijo “12 semanas.” Young señaló que quizá entendió mal el periodo que le señalaron.

Young tiene tatuados los nombres de sus tres hijos y dijo que ahora le falta el de Milagro.