Internacional

Multan a peluquera en Noruega por negar entrada a musulmana con velo

La justicia noruega impuso el lunes una multa de más de mil euros a una peluquera culpable de discriminación religiosa por haber rechazado a una musulmana que portaba un hiyab en su salón.

Por Oslo/AFP/EFE

Archivado en:

Noruega
Malika Bayan, (i) fue expulsada de la peluquería por Malika Bayan. (EFE).
Malika Bayan, (i) fue expulsada de la peluquería por Malika Bayan. (EFE).

“La Corte (...) no tiene la menor duda de que la acusada actuó intencionalmente, y discriminó deliberadamente a (Malika) Bayan al expulsarla de su salón, porque era musulmana”, estimó el tribunal de Jaeren  (sudoeste) .

“Estoy muy aliviada. La cuantía de la multa no importa, esto no es un tema personal. Le deseo lo mejor, pero es importante dejar claro que no está bien discriminar”, declaró Bayan

La acusada, Merete Hodne, de 47 años, expulsó del salón a Malika Bayan, de 24, en la localidad de Bryne en octubre. Según ella, no fue por discriminación religiosa sino porque estaba espantada por la “ideología islamista”  y veía en el hiyab “un símbolo totalitario” .

La sentencia, que la obliga a demás a asumir los costes del juicio, considera a Merete Hodne culpable de un delito de discriminación por motivos religiosos contra la joven Malika Bayan.

El tribunal tuvo en cuenta comentarios que Hodne, activa en movimientos antiislámicos como Pegida, había vertido en la red social Facebook defendiendo que el Islam es “mucho peor”  que el nazismo o aludiendo al episodio, ocurrido en octubre pasado, al afirmar que no deseaba tener el “mal”  dentro de su local.

Hodne había asegurado en el juicio que sufrió “ansiedad”  cuando vio a Bayan y a una amiga con el hiyab en su local, porque para ella el velo es “un símbolo de extremismo político” ; que le preguntaron cuánto costaba cortarse el pelo y que cuando les dijo que no aceptaba a clientes con esa prenda, se fueron.

“La Corte no tiene duda de que la acusada actuó de forma intencionada, de que a sabiendas quiso discriminar a Bayan echándola de la peluquería porque era musulmana”, consta en el fallo.

Bayan afirmó sin embargo que Hodne ni siquiera le dejó hablar al entrar en el local y que la conminó sin más a ir a otra peluquería.

“Estoy muy aliviada. La cuantía de la multa no importa, esto no es un tema personal. Le deseo lo mejor, pero es importante dejar claro que no está bien discriminar”, declaró Bayan a la agencia NTB.

Tras el incidente, la acusada rehusó pagar una multa de 870 euros, y el caso fue llevado ante la justicia, donde finalmente fue condenada a una multa de 10 mil  coronas  (mil 76 euros) y a pagar cinco mil coronas de gastos judiciales. Según su abogado, la peluquera va a interponer recurso.