Internacional

MVS Radio cierra filas y dice que no ve viable regreso de Carmen Aristegui

El regreso de la periodista mexicana Carmen Aristegui al espacio radial que tenía en MVS Radio no parece viable. El vicepresidente de Relaciones Institucionales de MVS, Felipe Chao, dijo este martes que debido a los “agravios” mutuos no ve ninguna posibilidad de arreglo con Aristegui, despedida el domingo tras una disputa entre la periodista y la empresa por supuestamente utilizar sin permiso el nombre de la compañía.

Por México/AP

Carmen Aristeguihabla con la prensa después de ser despedida por MVS Radio. (Foto Prensa Libre:AFP
Carmen Aristeguihabla con la prensa después de ser despedida por MVS Radio. (Foto Prensa Libre:AFP

“Creo que han sido fuertes los agravios, muchas las ofensas y en el momento no vería un punto de arreglo” , señaló el directivo en Radio Fórmula.

Chao defendió la decisión de la empresa que aseguró que no tiene que ver un ataque a la libertad de expresión como han asegurado Aristegui, analistas y columnistas.

Algunos también consideran que detrás del despido estarían presiones del gobierno federal por las investigaciones que había hecho su equipo, y en particular la revelación de que la primera dama de México adquirió una mansión millonaria a un contratista público cercano al presidente Peña Nieto, lo cual para varios sería una muestra de un conflicto de interés.

El directivo de MVS afirmó que la salida de la periodista no fue a instancias del gobierno.

Cientos de personas se manifestaron por la tarde noche afuera de las instalaciones de MVS Radio en apoyo a la periodista y al grito de “íQueremos a Carmen, queremos a Carmen!” .

Alguien “con mucho poder” planeó su despido

México despertó el lunes sin la familiar voz radial de una prominente periodista que desató una controversia en torno a una mansión de la primera dama, una decisión empresarial que consideró este lunes como “un atropello” probablemente planeado por alguien con “mucho poder.”

Carmen Aristegui fue despedida la noche del domingo por la radiodifusora MVS en el marco de un conflicto por su participación en “México Leaks“, una nueva plataforma para recibir filtraciones sobre actos de corrupción.

“Mi despido es un golpe muy serio, es un atropello y nuestros abogados nos dicen que no tienen derecho a hacerlo y daremos la batalla“, dijo Aristegui.

Mi despido es “un golpe muy serio, es un atropello y nuestros abogados nos dicen que no tienen derecho a hacerlo y daremos la batalla“, dijo una enfática Aristegui a la prensa, convocada en la este lunes frente a MVS Radio, la emisora que horas antes había anunciado su destitución.

“Este equipo de periodistas está decidido a dar su batalla por la libertad de expresión“, aseguró la también conductora de la cadena CNN en Español después de abrazar uno a uno a sus colaboradores.

Aristegui, de 51 años, ha sido una de las voces más críticas con los últimos gobiernos mexicanos. La semana recién pasada ya habían sido despedidos dos de sus colaboradores y ella insistió ante la prensa a que permanecería en su puesto sólo si eran reincorporados.

“No podemos permitir que alguno de nuestros colaboradores pretenda privilegios en menoscabo de sus compañeros y mucho menos que pretenda imponer a la administración condiciones y ultimátum“, dijo MVS en el comunicado en el que dio a conocer el despido de Aristegui.

Junto a su equipo, fue responsable de investigaciones que revelaron importantes escándalos, como la polémica compra de una lujosa mansión por la primera dama mexicana a un importante contratista gubernamental.

“Creo que han sido fuertes los agravios, muchas las ofensas y en el momento no vería un punto de arreglo” , señaló un directivo en Radio Fórmula.

MVS Radio, que este lunes —feriado en México— colocó a un nuevo conductor en el espacio matinal de Aristegui.

La periodista reiteró que el despido de su equipo se enmarca en un “vendaval autoritario” en México y aseguró que “tiene todos los visos de haber sido planeado con mucha anticipación, con muchos recursos y con mucho poder“, pero no quiso afirmar si se refería a que hubo presiones del gobierno mexicano sobre la emisora.

La Presidencia no se ha pronunciado públicamente por ahora sobre el despido.

Una reacción excesiva

Los representantes en México de las organizaciones internacionales Reporteros Sin Fronteras y Artículo 19 consideraron excesiva la reacción de MVS en torno al conflicto por México Leaks, al usar sus espacios radiofónicos para fijar su postura, y expresaron sus sospechas de que en el fondo existan otras razones del despido de la periodista.

Esas eventuales razones podrían estar relacionadas con “un disgusto o incomodidad por parte del gobierno“, dijo a la AFP Darío Ramírez, director en México de Artículo 19.

La de Aristegui “es una voz crítica en un momento en que las voces de disenso y las voces críticas están agonizando en el país“, su despido ha sido “muy maquiavélico” porque el tema podría haberse arreglado “en los pasillos de la misma empresa“, acotó Ramírez.

Este martes siguieron las protestas frente a las instalaciones de MSV.

Balbina Flores, corresponsal en México de Reporteros Sin Fronteras, también catalogó como “exagerada” la reacción de MVS.

El noticiero de Carmen Aristegui, añadió Balbina, “fue inédito, dio voz a distintos sectores, se trataba de una voz independiente y muy crítica ante la situación que vive el país, como en el caso de Ayotzinapa“, donde se ubica una escuela rural a la que asistían los 43 estudiantes desaparecidos y probablemente masacrados el 26 de septiembre después de ser baleados por policías corruptos y sicarios.

Este lunes cientos de organizaciones de derechos humanos publicaron un desplegado en diarios mexicanos en el que piden a MVS reincorporar a Aristegui y su equipo de colaboradores.

Intelectuales como el reconocido historiador Enrique Krauze y la politóloga Denise Dresser, además de decenas de periodistas, expresaron desde el domingo en la noche sus críticas a MVS por el despido de Aristegui.