Internacional

Ningún precandidato republicano a la Casa Blanca se destaca de cara a primarias, según sondeo

Cinco precandidatos republicanos a la Casa Blanca están casi empatados, con el 10% de las intenciones de voto, de cara a las primarias de su partido, según un sondeo de la universidad de Quinnipiac difundida el jueves.

Por Washington/AFP

El exgobernador de Nueva York George Pataki anuncia su candidatura a la nominación presidencial republicana 2016. (Foto Prensa Libre:AP)AP
El exgobernador de Nueva York George Pataki anuncia su candidatura a la nominación presidencial republicana 2016. (Foto Prensa Libre:AP)AP

Ninguno de ellos se destaca, pues, del resto como rival de la ultrafavorita del Partido Demócrata, Hillary Clinton.

El exgobernador de Florida Jeb Bush, quien aún no ha anunciado oficialmente su candidatura, y el senador Marco Rubio, reciben cada uno 10% de intenciones de voto, al igual que tres candidatos ultraconservadores: el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, el exgobernador de Arkansas y presentador de Fox, Mike Huckabee, y el cirujano retirado y único candidato negro republicano, Ben Carson.

Le senador Rand Paul, quien recientemente se opuso a los programas de vigilancia del gobierno estadounidense, obtiene 7% de la intención de voto, el senador por Texas y dirigente del Tea Party, Ted Cruz, recibe 6% y el magnate inmobiliario Donald Trump, 5%.

-No ha elegido candidato-

Señal inequívoca de incertidumbre, alrededor de 20% de los consultados afirma que aún no ha elegido a su candidato.

“Se puede decir que la primaria republicana para la elección presidencial del 2016 no es la carrera de nadie“, afirma el director adjunto de Quinnipiac, Tim Malloy.

En lo que atañe a los demócratas, Clinton, que pretende convertirse en la primera mujer en ocupar la presidencia de Estados Unidos, recibe 57% de intenciones de voto —tres puntos menos que el 24 de abril—, y supera ampliamente al candidato socialista Bernie Sanders, que obtiene 15%.

“Se puede decir que la primaria republicana para la elección presidencial del 2016 no es la carrera de nadie“, afirma Malloy.

El vicepresidente Joe Biden, que no es candidato, queda en tercer lugar, con 9%. El exgobernador de Maryland Martin O’Malley, quien anunciará su precandidatura el próximo sábado, recibe apenas 1% de las intenciones de voto.

Cuando se preguntó a los encuestados por quién optarían si tuvieran que elegir entre dos candidatos, solo Rand Paul y Marco Rubio representaron una amenaza para Clinton, que recibe 46% de intenciones de voto contra 42% de Paul y 45% contra 41% de Rubio. En caso de que su rival fuera Jeb Bush, Clinton recibiría 47% de los sufragios contra 37% del exgobernador de Florida.

El sondeo fue realizado entre el 19 y el 26 de mayo recién pasado entre 1 mil 711 votantes registrados y tiene un margen de error de 2.4 puntos porcentuales.

-Nuevos precandidatos-

La concurrida lista de aspirantes a la candidatura presidencial republicana para el 2016 sumó este jueves un nuevo miembro con la inclusión del exgobernador republicano del Estado de Nueva York George Pataki y el miércoles la del exsenador por Pensilvania, Rick Santorum, quien buscará ahondar en los buenos resultados de su participación en el 2012.

Dado el gran número de candidatos, que superará la decena cuando en los próximas días también se sumen el senador por Carolina del Sur, Lindsey Gaham, y el exgobernador de Texas, Rick Perry, las cadenas televisivas que acogerán los debates de los precandidatos republicanos han anunciado normas para limitarlos.

Tanto la Fox, que transmitirá el primero en agosto, como la CNN, que hará el segundo en septiembre, han señalado que solo incluirá a los 10 primeros aspirantes que figuren en sondeos nacionales.

"Es pronto. No me preocupo demasiado de donde se encuentran las cosas ahora mismo", replicó sobre sus bajos resultados actuales, que le sitúan con una intención de voto de entre el 2% y el 3%.

Tras el discurso en Pensilvania, Santorum se lanzará a la carretera para tratar de cortejar el voto en Iowa y Carolina del Sur, dos estados de sólido historial conservador.