Internacional

Nueva tragedia en el Mediterráneo habría dejado 300 muertos

El ministro italiano de Exteriores, Paolo Gentiloni, informó el lunes de una nueva “tragedia”  con el hundimiento de una embarcación que transportaba migrantes desde Egipto e intentaba alcanzar las costas europeas, aunque dijo no contar con más detalles.

Por Roma/EFE/DPA

Refugiados desembarcan en Lampedusa, Italia.(EFE).
Refugiados desembarcan en Lampedusa, Italia.(EFE).

“Estamos buscando tener más noticias, sobre todo de las autoridades egipcias” , señaló Gentiloni a la prensa en Luxemburgo, donde participa en el Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea.

Su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, indicó que las primeras informaciones que le habían comunicado apuntaban a la muerte de “más de 300 personas” , pero advirtió que era necesario recabar aún más información.

"Estamos muy consternados por este accidente, en el que según nos informan murieron muchos de nuestros jóvenes", manifestó el presidente de Somalia, Ahmed Mohamed Mohamud Silanyo.

“Lo que es seguro es que estamos de nuevo ante una tragedia en el Mediterráneo, exactamente un año después de la que tuvimos, no en aguas egipcias, sino en las aguas libias” , añadió Gentiloni.

Hace un año, cerca de 700 personas desaparecieron en aguas del Canal de Sicilia cuando intentaban alcanzar las costas de Italia, en la mayor tragedia de este tipo ocurrida en el Mediterráneo en las dos últimas décadas.

El político italiano consideró que el nuevo naufragio “interpela a nuestras conciencias”  y es “otra razón de peso para comprometerse a no levantar muros”  en la Unión Europea, sino optar por soluciones conjuntas.

“Es un motivo más para decir que Europa no debe alzar muros, sino multiplicar sus esfuerzos, de cara a frica” , aseguró.

En tanto, el portavoz del gobierno somalí, Abdisalan Aato, dijo en Mogadiscio que en los botes había alrededor de 500 migrantes, entre ellos muchos somalíes.

"De acuerdo con nuestra información, muchos somalíes han muerto en esta tragedia", señalo. Según Aato, cerca de 200 de los ocupantes eran de origen somalí y de la región autónoma Somalilandia, ubicada en el noroeste de ese país.

"Estamos muy consternados por este accidente, en el que según nos informan murieron muchos de nuestros jóvenes", manifestó a su vez el presidente de Somalia, Ahmed Mohamed Mohamud Silanyo, en un comunicado. Según los medios locales, sólo sobrevivieron 23 migrantes.

“Lo que es seguro es que estamos de nuevo ante una tragedia en el Mediterráneo, exactamente un año después de la que tuvimos, no en aguas egipcias, sino en las aguas libias”, añadió Gentiloni.

Según Gentiloni, el barco con refugiados hundido ahora había partido de Egipto, pero que aún no estaba claro dónde se produjo exactamente el accidente.

El presidente italiano, Sergio Mattarella, también habló en Roma de una "nueva tragedia en el Mediterráneo", sin dar más detalles.

Por su parte, la portavoz de la agencia europea de fronteras Frontex, Izabella Cooper, tampoco pudo suministrar información sobre esta posible tragedia. Frontex no estuvo involucrado en el incidente y no tiene una confirmación oficial, dijo.

El servicio árabe de la emisora británica BBC había informado anteriormente, citando fuentes egipcias no anónimas, que se habían ahogado más de 400 refugiados, la mayoría de ellos somalíes.

La embajada de Somalia en El Cairo no pudo confirmar la información.