Internacional

Trump promete batalla por freno judicial a veto migratorio

Jueces federales suspendieron el nuevo decreto de Trump que cierra las fronteras de EE. UU. a los oriundos de seis países mulsulmanes.

Por Washington/AFP-EFE-AP

El decreto migratorio de Donald Trump lo enfrenta a jueces federales. (Foto Prensa Libre: AFP)
El decreto migratorio de Donald Trump lo enfrenta a jueces federales. (Foto Prensa Libre: AFP)

El juez de Hawai Derrick Watson dijo el miércoles que el bloqueo del decreto evitaría “daños irreparables”  y descartó que una apelación de emergencia pueda revertir su decisión.

El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió dar batalla para continuar con su plan antimigrante y de refugiados.

“Este fallo nos hace ver débiles”, dijo Trump en un acto político en Nashville, Tennessee. “Vamos a pelear este fallo terrible, vamos a llevar este caso tan lejos sea posible, incluyendo todo el camino hasta la Corte Suprema. Vamos a ganar”, siguió.

El nuevo decreto entraba en vigor al primer minuto del jueves. Cerraba las fronteras a los refugiados por 120 días y congelaba la entrega de visas a ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen por 90 días.

Irak, que había sido incluido en la lista del primer decreto, fue excluido de la versión revisada.



Juez Derrick Watson de Hawái, uno de los magistrados que frenó el nuevo decreto migratorio de Trump. (AP)
Juez Derrick Watson de Hawái, uno de los magistrados que frenó el nuevo decreto migratorio de Trump. (AP)


Trump había afirmado que la nueva orden migratoria corrige aspectos poco claros de la primera versión y que, por lo tanto confiaba, que sería prácticamente imposible que una corte lo suspendiera.

De acuerdo con la mecánica judicial estadounidense, un juez federal puede suspender parcial o completamente la aplicación de un decreto, en una decisión que tiene alcance nacional.

La corte federal en Seattle de James Robart, que bloqueó el decreto original y fue tachado por Trump de “dizque juez”  en Twitter, concedió más tarde a los estados de Washington y Oregon una suspensión temporal de 14 días al decreto.

A primera hora del jueves, el juez de Maryland Theodore Chuang también acogió un pedido de grupos activistas que pidieron bloquear el decreto por considerarlo discrminatorio contra los musulmanes.

Las decisiones de estos jueces solo pueden ser apeladas ahora en instancias superiores.

El nuevo decreto -firmado por el presidente lejos de las cámaras de televisión hace ocho días- cierra las fronteras a los refugiados por 120 días y congela la entrega de visas a ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen por 90 días.

Irak, que había sido incluido en la lista del primer decreto, fue excluido de la versión revisada.

Trump ya afirmó que el nuevo decreto migratorio corrige aspectos poco claros de la primera versión y, por lo tanto confía en que será prácticamente imposible que una corte lo suspenda.

Presentará propuesta migratoria

El presidente de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos  (USHCC, en inglés) y miembro de la Coalición de Diversidad del presidente Donald Trump, Javier Palomarez, aseguró este miércoles que la Casa Blanca propondrá una reforma migratoria en 6 meses.

En una entrevista con Efe con ocasión de la Cumbre Legislativa anual de la USHCC en Washington, Palomarez explicó que en medio año aproximadamente el Gobierno de Trump efectuará su propuesta, que determinará el destino de los 11 millones de indocumentados que viven actualmente en el país norteamericano.

“Es difícil para mí poner una fecha para la reforma migratoria, porque al final no es mi decisión, pero creo que en los próximos 6 meses más o menos tendremos algo por parte de la Casa Blanca para empezar a dirigir hacia donde vamos a partir de aquí con los indocumentados” , dijo el miembro de la Coalición de Diversidad de Trump.



Protesta contra el decreto migratorio de Trump (AP)
Protesta contra el decreto migratorio de Trump (AP)


Palomarez, tejano hijo de mexicanos, ha reclamado en repetidas ocasiones la necesidad de una reforma migratoria y fue crítico con Trump en la campaña electoral hasta que se unió a su equipo de asesores durante la transición de gobierno tras la victoria de Trump en las elecciones del pasado 8 de noviembre.

Muro causa presiones

Las empresas de construcción de México se están viendo presionadas por la oposición conservadora para que no participen en la construcción del controvertido muro que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere levantar en la frontera común.

La senadora de derechas Gabriela Cuevas debe presentar el jueves un exhorto en la Cámara alta con el que busca que el ejecutivo del presidente Enrique Peña Nieto, así como los gobiernos estatales y locales, eviten contratar bienes o servicios a las firmas que participen en la polémica obra.

“Es elemental que en todo lo que se refiere a las compras gubernamentales en todos los niveles de gobierno no se haga ningún tipo de contrato con alguna de las empresas que participen en la construcción del muro”, dijo la legisladora del opositor Partido de Acción Nacional  (PAN) este miércoles.  

Cuevas, que es también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que se están revisando las leyes de obra pública y adquisiciones para ejercer presión en el mismo sentido.

La promesa de Trump de construir un alto muro de cemento a lo largo de los más de tres mil kilómetros de frontera común provocó la indignación de la sociedad y el gobierno de México, que además ha rechazado pagar por la obra como exige el presidente estadoundiense.

Aprueban a funcionario

El equipo de seguridad nacional del presidente Donald Trump se completó finalmente este miércoles con la aprobación en el Congreso del exsenador Dan Coats como director de Inteligencia Nacional.

El Senado respaldó formalmente a Coats, un republicano moderado que representó a Indiana hasta el principio de enero, con 85 votos a favor y 12 en contra.

La Casa Blanca estuvo luchando para construir un equipo para la seguridad nacional y la política militar.

La primera elección de Trump como consejero de Seguridad Nacional fue Michael Flynn, quien tuvo que renunciar a mediados de febrero luego de desinformar al vicepresidente Mike Pence sobre conversaciones mantenidas con el embajador ruso ante Estados Unidos.

Coats fue nombrado el 7 de enero pero lo ubicaron casi al final de la lista de los funcionarios que necesitan la aprobación del Senado.