Internacional

Odebrecht marcó la caída de Humala y su esposa

La política peruana se agita con la orden de prisión para Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, que llegaron anoche al calabozo. 

Por DPA y EFE / Perú

Humala y su esposa -centro- llegan a un juzgado de Lima para escuchar su sentencia. (Foto Prensa Libre: AFP)
Humala y su esposa -centro- llegan a un juzgado de Lima para escuchar su sentencia. (Foto Prensa Libre: AFP)

El juez Richard Concepción Carhuancho aprobó este jueves el pedido de prisión preventiva contra el expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, por los presuntos delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, a raíz de los aportes ilícitos recibidos de Odebrecht y de Venezuela en sus campañas electorales.

Humala (2011-2016) y su esposa ingresaron ayer al calabozo del Palacio de Justicia en cumplimiento a la orden de detención preventiva por 18 meses dictada por el juez.

La pareja llegó en una camioneta de la Policía a la sede judicial, después de haberse presentado a la Sala Penal Nacional, donde el magistrado aprobó el pedido de la fiscalía, que los investiga por los presuntos delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.

Simpatizantes del expresidente de Perú Ollanta Humala protestan luego de escuchar la orden de detención. (Foto Prensa Libre: EFE)
Simpatizantes del expresidente de Perú Ollanta Humala protestan luego de escuchar la orden de detención. (Foto Prensa Libre: EFE)

Ambos vestían chalecos antibalas y fueron conducidos al calabozo, donde los detenidos esperaban a que se les designara una cárcel para ser recluidos.

US$29 millones gastó Odebrecht en sobornos en Perú

El abogado de Humala, Wilfredo Pedraza, declaró a los periodistas que “en este minuto nuestra prioridad es la garantía de la seguridad de las dos personas en los dos penales (a los que vayan a ser conducidos) y de su hijo”  Samin, de 6 años de edad, que ha quedado solo en su casa.

Pedraza pidió “medidas razonables”  al Ejecutivo para que el menor no quede expuesto a alguna circunstancia de peligro, ante el retiro de la custodia policial en la casa del expresidente.





Las dos hijas mayores de Humala, de 15 y 13 años, están en un viaje de estudios en Estados Unidos y deben retornar a Lima a fin de mes, según informaron.

El abogado agregó que el centro de detención de Humala y Heredia “tiene que ser un lugar donde no estén expuestos y, como corresponde al Ejecutivo, garanticen su seguridad”.

El exmandatario y la expresidenta del partido Nacionalista “están conmovidos por la decisión del juez”  a la cual calificaron de “inédita”, agregó Pedraza.





Por su parte, su colega Julio César Espinoza estimó que en 20 días podrán tener una resolución de la apelación presentada contra la orden de detención preventiva y confió en que “una sala va a llegar a la conclusión de que esta resolución es cuestionable”. 

Humala, que gobernó de 2011 a 2016, es el segundo expresidente peruano en prisión, aunque su caso es diferente al de Alberto Fujimori  (1990-2000), quien cumple una condena de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad y corrupción.

Además, un tercer exmandatario, Alejandro Toledo  (2001-2006), se encuentra prófugo en Estados Unidos, donde rehuye un mandato de 18 meses de prisión preventiva por recibir 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht.